Menú
Escucha "E17 • Arte Prohibido • Cosas Muy Importantes • Culturizando" en Spreaker.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas

Aunque parece ser que estamos en una época más flexible en cuanto al arte se refiere, desde hace siglos la prohibición y la censura son dos asuntos a los que muchos pintores se han tenido que enfrentar en innumerables ocasiones y cientos de obras han sido prohibidas al ser consideradas “ofensivas”, “impúdicas”, “transgresoras” e “inmorales”, coartando así la libertad de expresión de sus autores.

Aunque la belleza en el arte radica principalmente en los ojos de quien la mire, y pese a toda subjetividad, la censura en el arte ha existido siempre. Algunos lograron superarla y ahora su arte es idolatrado por todos… Otros no tuvieron tanta suerte.

No obstante, ocurre algo curioso en lo que a materia de arte ilustrativo se refiere: mientras que algunas pinturas o artistas han sido prohibidos debido a la naturaleza de la obra en sí; otros han sido rechazados por ser “malditos”, tanto por su estilo de vida no acorde a las convenciones sociales —el cual siempre termina reflejándose en su arte—, como por las leyendas negras que rondan cuadros aparentemente malditos en el sentido literal y esotérico de la palabra.

Esta semana en el octavo episodio de la segunda temporada de Cosas Muy Importantes, Daniela y Federico te cuentan todo lo referente al Arte Prohibido. Sin embargo, hoy te dejamos algunas de las pinturas y artistas más importantes que han sido censurados en la historia.

Arte censurado

M.F. Husain

Reconocido en su país como «el Picasso de la India», Husain solía pintar con un estilo cubista bastante marcado, lo que le dio un estatus de “visionario” en la India; sin embargo, todo cambió cuando decidió pintar a Bharat Mata, la Diosa Madre para los hindúes, completamente desnuda. La obra conmocionó tanto a la gente que fue acusado por cargos de «herir los sentimientos de la gente» y tuvo que salir exiliado de la India para siempre.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas
Bharat Mata por el pintor M.F. Husain

Jean Toche

Toche es el cofundador del grupo situacionista conocido como Guerrilla Art Action Group, asociado con el movimiento de Arte Destructivo de Nueva York. 

Fue arrestado por fuerzas especiales de los Estados Unidos después de que en 1974 enviara más de 30 cartas a los principales museos y galerías de arte de Nueva York, afirmando que la acción cometida unos meses antes por su colega Tony Shafrazi  (quien pintó con aerosol sobre el Guernica de Picasso) era totalmente válida como protesta artística.

Por si fuera poco, les dijo que como el arte que en sus galerías se alojaba era burgués, de obras robadas y elitista, los iba a secuestrar a todos: “secuestraremos a los administradores del museo, a los directores del museo, a los creadores del museo, a los benefactores del museo. Serán rehenes de guerra hasta que se convoque un Tribunal Popular para tratar específicamente con los crímenes culturales de la clase dominante”.

Según Toche se trataba de un secuestro simbólico, pero el FBI no lo vio así y lo arrestó.

Pinturas

La maja desnuda, de Francisco de Goya (c. 1790)

No se trata de un desnudo mitológico, Goya fue más allá: pintó una joven desnuda, regalando una sonrisa lasciva y sin recato alguno. Es precisamente esta la razón de que causara un escándalo tal que hizo que la iglesia lo tachara de obsceno.

Incluso, a principios del siglo XIX, Goya tuvo que presentarse ante un tribunal eclesiástico y, si bien quedó libre, su obra se prohibió al público durante casi un siglo. 

Las tres Gracias, de Pedro Pablo Rubens (1636 – 1639)

En la pintura se puede apreciar claramente que el artista flamenco despliega su ideal de la belleza femenina, con mujeres de cuerpos voluptuosos, pieles rozagantes y cabellos claros.

Actualmente existe unanimidad entre los expertos de que la mujer representada en la pintura es Hélène Fourment, esposa de Pedro Pablo Rubens, quien precisamente intentó destruirla por considerarla impúdica.

Aunque se salvó al ser adquirida por el rey Felipe IV de España en una subasta, en el siglo XVIII entró a formar parte de un grupo de obras en las que los desnudos se consideraron ofensivos y fue escondida de los ojos del público hasta 1839.

El Juicio Final, de Miguel Ángel (1475-1564)

Este es el mural realizado al fresco por Miguel Ángel para decorar el ábside de la Capilla Sixtina; y, aunque ahora es considerada como una de las obras más impactantes del mundo, lo cierto es que en su momento fue considerada inmoral por muchos, incluido el Papa Paulo III Farrnesio.

Paulo III le pidió al discípulo de Miguel Ángel, Daniele da Volterra, que cubriera todos los genitales de la pintura con velos porque “nadie podía concentrarse en el mensaje religioso debido a todas las partes desnudas”.

Mural en la fachada del MoCa, de Blu (2010)

Jeffrey Detich, director del Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles, invitó al artista italiano Blu a pintar un mural para el museo. Lo que nunca esperó fue encontrarse el día de la inauguración con una crítica política en todo su esplendor.

Blu había pintado más de una docena de ataúdes de soldados fallecidos en la guerra y que, en lugar de estar cubiertos con la bandera norteamericana como es costumbre, tenían sobre ellos billetes de un dólar.

El mural fue borrado en menos de una semana al ser considerado ofensivo, especialmente porque estaba frente al VA Greater Los Angeles Healthcare System: un hospital de veteranos.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas
Mural en la fachada del MoCA por el artista italiano Blu

El origen del mundo, de Gustave Courbet (1866)

‘El origen del mundo’ es probablemente el desnudo más explícito en la historia de la pintura.  Esta pieza hizo que Courbet se ganara cientos de críticas por «indecencia» y acusaciones de «ultraje a la moral religiosa».

En 1995, la obra —que fue un encargo del diplomático y coleccionista turco Khalil-Bey— comenzó a ser exhibido en el Museo de Orsay. Sin embargo, se colocó en una sala aparte y se agregó vigilancia permanente, ya que los directivos del recinto temieron por las reacciones del público.

Además, hace algunos años Facebook censuró la pintura: un usuario la puso como foto de perfil y, al ser eliminada, pidió una explicación. La respuesta fue que la red social no “distinga entre lo que es pornografía y lo que es una obra de arte».

Piss Christ, de Andrés Serrano (1987)

Esto no es una pintura, sino una fotografía; pero, en definitivamente se tiene bien merecido el puesto en esta lista.

Serrano sumergió un crucifijo de plástico en una taza de su propia orina. El trabajo se mostró en Nueva York y tuvo reacción positiva; sin embargo, cuando se exhibió en una exposición de Carolina del Norte dos años más tarde, todo fue un desastre. El senador local Jesse Helms expresó públicamente su indignación, afirmando que la obra «deshonra al Señor».

El incidente causó que Serrano perdiera subsidios y el artista recibió amenazas de muerte durante casi 15 años después.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas
Piss Christ, de Andrés Serrano

Arte “maldito”

En el arte se otorga el calificativo de «maldito» al artista de vida no acorde a las convenciones sociales, con hábitos tortuosos, autodestructivos y lleno de anécdotas trágicas. Y, todo esto, da como resultado una obra distinta, original y expresionista que no a todo el mundo le gusta.

Baldomero Romero Ressendi (1922-1977)

Ressendi fue un pintor expresionista español cuya obra está dispersa por todo el mundo, pero en España apenas es conocido. En su producción hay de todo menos paisajes: obra religiosa, costumbrista, bodegones, de denuncia y muchos retratos.

A partir de 1946 fue adquiriendo fama de pintor escandaloso, algunas de sus obras fueron consideradas por la autoridad religiosa obscenas y faltas de respeto a la moral, al punto de ser casi excomulgado.

Se dice que una vez Franco lo contrató para que le hiciera un retrato y que aunque fue una vez y lo empezó, más nunca volvió y esto es algo impactante porque dejó plantado a Franco y salió vivo.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas
Los Borrachos por Baldomero Romero Ressendi

Francisco de Goya (1746-1828)

Goya, en sí mismo, no es considerado un pintor maldito; sin embargo, la naturaleza oscura de muchas de sus obras que, aunque dejan apreciar su creatividad y genialidad, tienen la carga de la tormentosa vida del artista en ellas.

Goya, considerado por muchos como el primer artista moderno gracias a su capacidad para exponer en su obra el interior de su mente y lo que veía en el mundo; es el canon del creador dominado por su genio.

En su haber tiene algunas de las obras más fascinantes y terroríficas de la historia del arte: Saturno devorando a su hijo — la más célebre de las 14 obras que conformaron la serie de las “pinturas negras”—; El aquelarre, obra que plasma al demonio como un macho cabrío en el lado izquierdo del cuadro y a su alrededor un grupo de brujas y brujos que le rinde tributo; Judith y Holofernes, que es la representación de la castración del hombre poderoso.

Por otro lado, también existen varias leyendas negras de artistas que se dice que, por alguna razón u otra, sí están malditos en el sentido literal de la palabra.

Giovanni Bragolin (1911-1981)

Fue un pintor italiano afincado en España después de la Segunda Guerra Mundial. Se le atribuyen una serie de 27 retratos conocidos como los Niños llorones, obras por las que se le conoce como “el pintor maldito”.

Bragolin era famoso por el realismo que le imprimía a sus obras.

Fue llamado a filas por el ejército italiano durante la Segunda Guerra Mundial, acontecimiento que lo marcó por el resto de su vida. Durante su experiencia en la guerra, vio durante años el sufrimiento y la tristeza de cientos de niños a causa del conflicto bélico, lo que hizo mella en la sensibilidad del artista y, por ende, en su obra. Por esto nacieron los Niños llorones.

A pesar de ser desgarradores, hermosos y tristes al mismo tiempo, los retratos no fueron bien recibidos en el mundo del arte… Sin embargo, de la noche a la mañana todo cambió y los cuadros se hicieron muy populares, sobre todo durante la década de 1970.

Se dice que Bragolin, frustrado por su nula fama como artista, hizo un pacto con Satanás para que sus pinturas alcanzaran la fama que él deseaba.

Esta afirmación empezó a correr aun con más fuerza después de que surgieran muchas historias perturbadoras sobre sus cuadros, afirmando que traían desgracias y mala suerte a todos aquellos que poseían sus creaciones.

La obra más famosa del artista, titulada El niño que llora, fue un retrato de un niño que vivía en un orfanato en Chile. Después de que Bragolin terminara de pintar al niño, regaló su cuadro a la misma institución en la que este se encontraba. Supuestamente, al poco tiempo ocurrió un terrible incendio en el lugar que acabó con la vida de todos los niños y de todos los encargados del orfanato; sin embargo, a pesar de que todo quedó devorado por el fuego, el cuadro no sufrió ningún daño…

Desde entonces muchas leyendas y teorías han surgido para explicar este hecho. Se dice que quienes poseen el cuadro sufren desgracias y muertes pues el cuadro está maldito, incluso hay personas que aseguran que el espíritu del niño quedó atrapado en el cuadro durante el incendio.

Zdzisław Beksiński (1929-2005)

Fue un pintor, fotógrafo y escultor polaco. Su arte era a menudo lúgubre y perturbador, sin embargo, él mismo era conocido como una persona agradable que gustaba de la conversación y que poseía un agudo sentido del humor.

No obstante, tuvo una vida tan trágica que hoy en día se considera que toda su obra está maldita: su esposa, Zofia, murió en 1998. Un año más tarde, en la Navidad de 1999, su hijo único Tomasz se suicidó (Beksiński descubrió el cuerpo de su hijo).

El 21 de febrero de 2005, Beksiński fue hallado muerto en su apartamento en Varsovia con 17 puñaladas en su cuerpo, dos de ellas fatales. El hijo adolescente del conserje del edificio  y un amigo fueron los culpables crimen y la razón fue que el artista no le quiso prestar 100€.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas
Obra sin título de Zdzisław Beksiński

Yuko Tatsushima (1974)

Tatsushima es una pintora de Tokyo de la que hay poca información y cuyo trabajo a primera vista resulta perturbador.

La mayoría de sus pinturas presentan una figura femenina sin vida, mutilada o siendo corrompida por alguna fuerza maligna.

La pintora también ha realizado esculturas y muñecas con la misma temática.

Tatsushima sufre de trastorno límite de la personalidad, lo cual puede derivar en distintos síntomas como el miedo al abandono, paranoia, comportamiento impulsivo, autolesiones o conductas suicidas, un sentimiento de vacío, así como cambios de humor drásticos.

Asevera que la mayoría de sus cuadros son autorretratos y que experiencias en el pasado de agresiones sexuales como intentos de violaciones, han sido parte del motor de su creación.

Ya no puedo ser una esposa (1999) es su obra más famosa, y dice la leyenda que induce sentimientos suicidas en aquellos que la miran. Pero que, además, si te le quedas mirándole por varios minutos veras que sus ojos se mueven y “sabrás como será tu muerte”.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas
Parte de la obra de Yuko Tatsushima

La pintura embrujada de Lalaurie, de Ricardo Pustanio

Pintada en 1997 en conmemoración al desfile de Mardi Gras de ese año, no ocurrió nada extraño durante su creación o en las razones para ser pintado; sin embargo, con el tiempo empezaron a pasar cosas extrañas a su alrededor.

La obra se encuentra en una mansión de Nueva Orleans, y los residentes del lugar han asegurado que los ojos del retrato siguen a las personas que lo miran y que Lalaurie suspira, se mueve y cambia de expresión.

Además, supuestamente cada mañana aparece colgada torcida, por más que la enderecen.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas
La pintura embrujada de Lalaurie de Ricardo Pustanio

El hombre angustiado, de autor desconocido

Lo que se sabe el artista que la pinto es que tenía problemas mentales.

Utilizo su propia sangre mezclada con pintura para hacer el cuadro, creando una cara de angustia y sufrimiento tal, que da solo angustia mirarla. Fue su última obra y después finalizada se suicidio.

Sean Robinson es el actual propietario de la pintura y el relata que su abuela le advirtió que esa pintura estaba maldita: ella contaba escuchaba voces macabras y llantos del sótano donde tenía el cuadro.

Sean empezó a experimentar cosas paranormales desde el día que heredo la pintura: puertas que se abren y cierran, llantos, gritos; accidentes familiares; su esposa sentía una extraña presencia en su casa y su perro jamás quería estar cerca del cuadro.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas
El hombre angustiado

Hands Resist Him, de Bill Stoneham

Realizada en 1972, se trata de un inquietante cuadro, lleno de simbolismo, a medio camino entre la realidad y el mundo onírico.

Actualmente se considera un objeto de culto en la red, calificación que adquirió en febrero del año 2000, cuando se puso a la venta en una conocida web de subastas y se hizo pública su aterradora historia:

En una de tantas veces que se ha subastado el cuadro en Ebay, alguien puso esto:

“Cuando recibimos el cuadro, pensamos que se trataba de una obra de arte realmente buena. Un anticuario la había encontrado abandonada en la trastienda de una vieja fábrica de cerveza. Inmediatamente nos preguntamos qué era lo que había conducido al abandono de una obra de arte de tan obvia calidad. Ahora… lo sabemos. Una noche, nuestra hija de 4 años, muy asustada, nos pidió dormir en nuestra habitación. Nos dijo que los niños que aparecen en la pintura… se estaban peleando”.

Arte prohibido: obras y artistas que no quieren que veas
Hands Resist Him por Bill Stoneham

¿Quieres saber más sobre este tema? No olvides escuchar ‘Arte Prohibido’ en tu plataforma de podcast favorita, darle ‘me gusta’, comentar, compartir y suscribirte a nuestro Patreon para sorpresas, además de contenido especial y exclusivo.


Lo que más gusta

Lo más destacado

x