¿Pacto con el demonio? Las ‘pinturas malditas’ de Giovanni Bragolin

¿Obras que sobreviven a incendios? ¿Psicofonías de niños pequeños a media noche? ¿Un pacto con el demonio que lo llevó a la fama? ¡Te contamos la historia de Giovanni Bragolin, “el pintor maldito”!

El 15 de enero de 1911, nace en Venecia (Italia), Bruno Amadio más tarde conocido con el pseudónimo de Giovanni Bragolin, “el pintor maldito”. Estudió artes plásticas en Italia y se dedicó a la pintura desarrollando una técnica, pincelada y estilo muy propios que lo caracterizaban.

El 15 de enero de 1911, nace en Venecia (Italia), Bruno Amadio más tarde conocido con el pseudónimo de Giovanni Bragolin, “el pintor maldito”. Estudió artes plásticas en Italia y se dedicó a la pintura desarrollando una técnica, pincelada y estilo muy propios que lo caracterizaban.

El 15 de enero de 1911, nace en Venecia (Italia), Bruno Amadio más tarde conocido con el pseudónimo de Giovanni Bragolin, “el pintor maldito”. Estudió artes plásticas en Italia y se dedicó a la pintura desarrollando una técnica, pincelada y estilo muy propios que lo caracterizaban.

Bragolin era famoso por el realismo que le imprimía a sus obras, en sus bodegones los juegos de luces, sombras y reflejos contrastando las frutas con las mesas barnizadas eran impresionantes y precisos, mostrando un estilo de realismo figurativo digno del siglo XVII. Sin embargo, Bragolin pronto dejaría de pintar frutas y tomaría un estilo más impactante…

Amadio fue llamado a filas por el ejército italiano durante la Segunda Guerra Mundial, acontecimiento que lo marcó por el resto de su vida. Durante su experiencia en la guerra, vio durante años el sufrimiento y la tristeza de cientos de niños a causa del conflicto bélico, lo que hizo mella en la sensibilidad del artista y, por ende, en su obra…

Escucha «¿Pacto con el demonio? Las ‘pinturas malditas’ de Giovanni Bragolin • Culturizando» en Spreaker.

Una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, se marchó a España​ y se instaló en la ciudad de Sevilla, donde comenzó a utilizar el seudónimo de «Giovanni Bragolin» para firmar sus cuadros. Para aquel entonces, estos habían tomado un tinte muy distinto a los bodegones: todos mostraban imágenes de niños y niñas en primer plano, con gestos de profunda tristeza y desolación, con grandes lágrimas escurriéndoles por la cara.

Esta ‘fase’ del artista dio como resultado una serie de 27 retratos conocidos como “Los Niños Llorones” que aparentemente, a pesar de ser desgarradores, hermosos y tristes al mismo tiempo, no fueron bien recibidos en el mundo del arte… Sin embargo, de la noche a la mañana todo cambió y los cuadros de Giovanni Bragolin se hicieron muy populares, sobre todo durante la década de 1970 y aun más después de que el artista falleciera en 1981, teniendo una amplia comercialización en numerosos países del mundo (especialmente en Latinoamérica) y siendo un tesoro muy preciado para cualquiera que lograra adquirir una de las obras. Sin embargo, rápidamente se fue esparciendo una leyenda bastante oscura alrededor de estos inquietantes niños de ojos tristes…

Se dice que Bragolin, frustrado por su nula fama como artista, hizo un pacto con Satanás para que sus pinturas alcanzaran la fama que él deseaba, cosa que ocurrió sin ninguna duda y de forma totalmente sorprendente. Esta afirmación empezó a correr aun con más fuerza después de que surgieran muchas historias perturbadoras sobre sus cuadros, afirmando que traían desgracias y mala suerte a todos aquellos que poseían sus creaciones. Estas historias se extendieron como la pólvora en los años 80 y le dieron a Bragolin el apodo de “el pintor maldito”.

La obra más famosa del artista, titulada ‘El niño que llora’, fue un retrato de un niño que vivía en un orfanato en Chile. Después de que Bragolin terminara de pintar al niño, regaló su cuadro a la misma institución en la que este se encontraba. Al poco tiempo, ocurrió un terrible incendio en el lugar que acabó con la vida de todos los niños y de todos los encargados del orfanato; sin embargo, a pesar de que todo quedó devorado por el fuego, el cuadro no sufrió ningún daño…

"El niño que llora".-
«El niño que llora».-

Desde entonces muchas leyendas y teorías han surgido para explicar este hecho. Se dice que quienes poseen el cuadro sufren desgracias y muertes pues el cuadro está maldito, incluso hay personas que aseguran que el espíritu del niño quedó atrapado en el cuadro durante el incendio.
Muchas de las personas que han comprado alguno de estos cuadros afirman tener pesadillas muy extrañas que involucran niños sufriendo y que han escuchado llantos infantiles en horas de la noche que parecen provenir del área donde tienen las obras…

Durante toda la década de los años 80 sucedieron muchas tragedias que estuvieron ligadas a los cuadros de ‘Los niños llorones’. No solo en Chile ocurrió una tragedia que se cobró varias vidas y en la que el cuadro sobrevivió a las llamas; en Reino Unido varios incendios muy sospechosos ocurrieron en las casas de propietarios de estos cuadros y fueron reportados. El periódico The Sun, el 4 de septiembre de 1985, publicó la declaración de un bombero del condado de Yorkshire, en Inglaterra, que afirmaba que muchas de las casas que se habían incendiado en los últimos años tenían cuadros de los niños de Bragolin y que estos habían sido encontrados totalmente intactos mientras que todo alrededor había quedado hecho cenizas y la mayoría de sus propietarios habían muerto en esas tragedias.

Estos cuadros han seguido ganando fama y atrayendo la atención de personas de todo el mundo. A lo largo de los años decenas de historias paranormales han seguido alimentando la creencia de que están malditos y los cuadros nunca permanecen en un mismo lugar durante mucho tiempo debido a que nadie puede soportar las consecuencias de tenerlos en casa… Una de las propietarias de dos de los cuadros de Bragolin afirmó que en los últimos 10 años más de 30 incendios menores habían ocurrido en su casa, aunque siempre había logrado detenerlos a tiempo sin que ocurriera nada irreparable. Sin embargo, aparentemente no todos han tenido esa suerte ya que muchas muertes en circunstancias misteriosas de personas que tenían que ver con las obras han sido denunciadas en los últimos 40 años…

Y tú… ¿Qué piensas sobre esto? ¿Habrá hecho Bruno Amadio algún pacto con el demonio? ¡Cuéntanos tu opinión!

Con información de Muy Interesante | Azteca América | HSB Noticias / Playbuzz

  • Me encanta 9
  • Me divierte 3
  • Me asombra 75
  • Me entristece 5
  • Me enoja 7



Es tendencia