La historia de la antigua Pompeya y su relevancia en la actualidad

La historia de la antigua Pompeya y su relevancia en la actualidad

No es secreto para nadie que hace casi 2 mil años, el volcán conocido como monte Vesubio hizo erupción y arrasó completamente con las antiguas ciudades romanas de Pompeya y Herculano, pero la historia es un poco más interesante de lo que parece, especialmente por los vestigios que todavía existen de la catástrofe…

Pompeya era en la antigüedad lo que hoy consideramos una urbe romana típica, pero de una manera un tanto más exuberante de lo que sabemos de la antigua Roma… Pompeya era famosa por su arte erótico, pero sobre todo por su libertinaje y la prostitución. De hecho, se le denomina actualmente como “la primera capital del sexo” según el portal ABC; no obstante, este estilo de vida, y la ciudad en general, no durarían demasiado…

En el año 62, la región de Nápoles sufrió un terremoto que destruyó gran parte de Pompeya y dos años después, ocurrió un sismo de magnitudes similares en la región. Esto ha sido considerado por algunos estudios como un antecedente a que en el año 79 (todavía no se sabe exactamente en cuál mes) el monte Vesubio hizo erupción. Pero lo que probablemente te sorprenda es que la información que tenemos en la actualidad sobre este evento no es muy abundante: todo lo que se conoce ha sido a raíz de estudios estratigráficos posteriores, y al testimonio de una sola persona, Plinio el joven…

Representación pompeyana del Vesubio haciendo erupción – Imagen: Wikimedia.-

Plinio el joven fue un escritor, abogado y científico romano, que era sobrino y pupilo de Plinio el viejo. Cayo Plinio Cecilio Segundo (su verdadero nombre), cuenta en sus cartas a su amigo Tácito (uno de los historiadores más importantes de la Antigua Roma), sobre la explosión que cambió para siempre a esta región del planeta. Plinio relata que el 24 de agosto de 79 (se piensa que fue después de octubre), pudieron ver una nube “inusual” de gran tamaño procedente de una montaña, algo que luego el escritor identificó como el Vesubio. Plinio continúa el relato contando que su tío, Plinio el viejo, lleno de curiosidad y ansioso de conocimiento, se dirigió hacia el oscuro fenómeno que veía en el cielo… Efectivamente, Plinio el viejo murió en la catástrofe intentando ayudar a la población.

Si bien en su relato Plinio no menciona literalmente a la ciudad de Pompeya, este es el único testimonio histórico que se tiene acerca del desastre, pero afortunadamente los estudios estratigráficos han podido realizar diversos avances para ayudarnos a entender qué pasó en el año 79…

La erupción

En la mañana, los habitantes de Pompeya y Herculano pudieron observar un extraño humo emergiendo desde el imponente Vesubio, y como esto era algo relativamente común, las personas no prestaron demasiada atención al principio…

En Herculano comenzaron a caer del cielo cenizas y lava, elementos que estaban penetrando las edificaciones y cubriendo las calles, provocando que los muy pocos que tuvieron tiempo de hacerlo, huyeran despavoridos del evento. Asimismo, al inicio, en Pompeya la catástrofe pasó desapercibida, pero fue mucho más inminente al final.

Todo empezó cuando sobre la ciudad cayeron cenizas de las que nadie se percató, pero que escaló rápidamente a una lluvia de rocas volcánicas tipo lapilli (conocidas también como piedras pómez) sobre sus techos. No hubo mucho tiempo de escapar, pues al poco tiempo la ciudad quedó cubierta de gases de azufre que entraban a través de las rendijas de las casas, mientras los desafortunados ciudadanos de Pompeya solo pudieron intentar de esconderse en sus casas mientras se cubrían el rostro o la cabeza. Algunos procedieron a huir, pero fueron asesinados por las grandes piedras volcánicas que caían del cielo, así que los que todavía no habían sido víctimas de estas rocas, intentaron regresar a sus casas, pero muchas ya se habían derrumbado, sepultando además a los que vivían en ellas…

Dos días después (lo que duró aproximadamente la erupción del Vesubio), el volcán se había calmado, pero ya habían muerto aproximadamente 5 mil personas.

Se piensa que las cenizas llegaron a regiones como el Norte de África y Siria.

El Vesubio haciendo erupción en 1944 – Imagen: Wikimedia.-

Ahora, si no tenemos demasiada información histórica sobre el acontecimiento… ¿Por qué continúa siendo relevante?

Pues más allá de los estudios estatigráficos, Pompeya en la actualidad es prácticamente un santuario para la arqueología, porque si bien las cenizas sepultaron la ciudad, entre ellas yacen sus infraestructuras arquitectónicas y restos humanos casi intactos…

 Los restos bien conservados

Bajo las ruinas de la Pompeya histórica, muy cerca de la Pompeya moderna actual en Nápoles, se han hecho peculiares hallazgos arquitectónicos que han dejado boquiabiertos a científicos y arqueólogos desde el siglo XVIII.

En 2018 se encontró una vivienda que los descubridores bautizaron como la Casa de Júpiter, precisamente por tener una enorme pintura representando a este homólogo romano de Zeus. Este hogar, se cree que perteneció a una persona muy pudiente y se puede apreciar casi en perfecto estado en la actualidad. 

También existe un templo dedicado a la diosa egipcia Isis que fue sepultado por las cenizas y las rocas, a la par de los templos de Saturno y Apolo. Cabe destacar, como dato curioso, que esta edificación había sido destruida durante el terremoto del 62 y fue reconstruida eventualmente, solo para quedar sepultada más del mil años después.

Villa de los Misterios en Pompeya es un Patrimonio Mundial de la UNESCO – Imagen: Wikimedia.-

También, y probablemente el hallazgo más impactante, fue cuando encontraron una especie de pequeña tienda de comida, que algunos han catalogado como un puesto de “comida rápida”, ya que era un pequeño espacio decorado, en la calle, incluso con restos de diferentes tipos de alimentos…

Pero indudablemente, lo más impactante siguen siendo los restos humanos…

Los famosos cadáveres de Pompeya

Visitar la antigua Pompeya es presenciar más de 100 cuerpos que quedaron cubiertos de cenizas, mientras los vemos en las poses que tuvieron al momento de la catástrofe. La gran mayoría de estas personas cubrían sus caras y cabezas, otros fueron sorprendidos protegiendo a sus hijos, y algunos en pareja, como los famosos “amantes de Pompeya”, un par que resultó ser dos hombres según recientes estudios, al contrario de lo que se creía… También se puede observar -entre las no tan arruinadas ruinas pompeyanas- cadáveres de animales, como un perro con collar que estaba atado.

La conmovedora escena de El Huerto o «jardín de los fugitivos», donde podemos ver a un grupo de 13 personas, niños incluidos, intentando huir de la devastación y sepultados para siempre en posición de escape – Imagen: Wikimedia.-

A su vez, existe un esclavo al que se le puede ver con un aro de hierro abrazando su tobillo, o también el caso de varios gladiadores que quedaron atrapados.

Pero lo más impactante en cuanto a vestigios de humanidad, fue cuando se descubrió en 2020 un cerebro cuyas neuronas, aunque vitrificadas, estaban intactas, a pesar de que fue hallado bajo las famosas pero lamentables cenizas pompeyanas, hace más de 1000 años después…

En la actualidad este lugar sigue siendo sumamente relevante para la arqueología, ya que cada vez se descubren más y más cosas que nos ayudan a entender un poco más sobre el misterioso destino de aquella mañana del año 79.

Pompeya con el monte Vesubio al fondo – Imagen: Wikimedia.-

Cada hallazgo arqueológico responde un poco a las dudas que hemos tenido por casi dos milenios, pero lo único que tenemos seguro es que hasta cubierta de cenizas, la ciudad de Pompeya yace grandiosa y relevante incluso pasados ya casi 1500 años.

Con información de Wikipedia / BBC / BBC / BBC / La tercera / ABC / Visitar Pompeya

Imagen de Portada: Shutterstock

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 2
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia