Menú
Escucha "E25 • La ciencia detrás de la diabetes (y por qué es más de lo que podemos imaginar) • Medicina • Culturizando " en Spreaker.

La ciencia detrás de la diabetes (y por qué es más de lo que podemos imaginar)

Un trabajo excepcional se ha logrado a través de los años, con el propósito de atacar este problema. No obstante, incluso en la actualidad, la diabetes es una de las enfermedades crónicas más comunes a nivel mundial; en Estados Unidos, por ejemplo, se mantiene como la séptima causa de muerte. ¿Qué la provoca? ¿Se puede tratar? Todo esto y más se mencionará en este nuevo episodio de ‘Minutos Médicos’, dedicado a la ciencia detrás de la diabetes y por qué es más de lo que podemos imaginar.

La glucosa y la insulina

La insulina es una hormona que se produce en el páncreas gracias a las llamadas células beta, mientras que la glucosa es nuestra principal fuente de energía y que viene de los alimentos. Cuando comemos, la insulina ayuda a que la glucosa ingrese en las células para suministrarles energía.

Asimismo, la insulina desempeña una función en almacenar la energía que sobra. Si se consumen hidratos de carbono (o carbohidratos) en exceso, estos se depositarán como glucógeno en el hígado y en los músculos (cabe destacar que tanto la glucosa como el glucógeno forman parte de la clasificación de los hidratos de carbono).

La ciencia detrás de la diabetes (y por qué es más de lo que podemos imaginar)
El glucógeno está compuesto por muchas moléculas de glucosa unidas entre sí y es un “combustible de reserva” de energía que empleamos en el organismo cuando la glucosa no se utiliza de inmediato – Imagen: Pixabay.-

Además, y también por efecto de la insulina, el exceso de hidratos de carbono que no puede almacenarse como glucógeno se convierte en grasa.

Con respecto a las proteínas, la insulina ejerce un efecto directo para que las células absorban más aminoácidos y los transformen en proteínas.

De tal manera, está claro que la insulina influye en el metabolismo de los azúcares, las grasas y las proteínas.

¿Qué es la diabetes mellitus?

En el caso de la diabetes mellitus, la insulina se encuentra ausente o con acción perjudicada, lo que conlleva a una hiperglucemia.

La diabetes mellitus es una enfermedad metabólica, que involucra niveles elevados e inapropiados de glucosa en la sangre. En esta enfermedad hay diversas categorías o tipos, por lo que explicamos dos de ellos que son los principales:

La diabetes mellitus tipo 1

La diabetes mellitus tipo 1 se caracteriza por la destrucción de las células beta del páncreas, que se relaciona con un proceso autoinmune (es decir, el propio sistema inmune ataca a estas células). Como consecuencia, la insulina está ausente o es extremadamente poca.

Es una de las enfermedades crónicas más frecuentes en niños, pero puede iniciar en cualquier edad; representa un aproximado del 5% al 10% de personas con diabetes.

Los pacientes suelen presentar hiperglucemia con polidipsia (sed intensa a pesar de beber líquidos en abundancia), poliuria (producción anormal de grandes cantidades de orina) y polifagia (comer cantidades excesivas de alimento).

La diabetes mellitus tipo 2

La diabetes mellitus tipo 2 involucra una resistencia a la insulina. Esta se refiere a que las células no responden normalmente a la hormona, por lo que el páncreas va a dar más producción de insulina para que las células otorguen respuesta; pero con el tiempo, no se podrá producir suficiente insulina y los niveles de glucosa en la sangre aumentarán.

La ciencia detrás de la diabetes (y por qué es más de lo que podemos imaginar)
Existe un ejemplo muy interesante de la diabetes mellitus tipo 2. Imaginemos que una persona no nos escucha bien, entonces nos esforzaremos por alzar la voz para ver si capta nuestro mensaje; sin embargo, llegaría un punto en el que nos quedaríamos sin voz de tanto hacerlo. Algo así sucede cuando las células no responden normalmente a la insulina – Imagen: Pixabay.-

La diabetes mellitus tipo 2 suele verse en personas mayores de 45 años. A pesar de ello, se logra presenciar en niños, adolescentes y adultos jóvenes por el aumento de los niveles de obesidad e inactividad física.

Cabe destacar que este es el tipo de diabetes más común, por lo que abarca al 90% de los pacientes.

¿Cómo se trata la diabetes mellitus?

A nivel global, 1 de cada 11 adultos tiene diabetes mellitus. ¿Cómo pueden vivir con ello? No existe una cura, pero sí manejos especiales.

Tanto para la diabetes mellitus de tipo 1 como de tipo 2, la piedra angular del tratamiento se relaciona con la dieta y el ejercicio. Por consiguiente, los pacientes tienen mejores resultados si pueden manejar su dieta, hacer ejercicio regular (más de 150 minutos semanalmente) y controlar de forma independiente la glucosa.

Ya que la diabetes mellitus tipo 1 es una enfermedad ocasionada por la ausencia de insulina, la administración de esta a través de inyecciones diarias, o una bomba de insulina, marca un pilar en el tratamiento.

La administración de insulina también puede ser necesaria para los pacientes con la diabetes mellitus tipo 2, especialmente en aquellos con un manejo inadecuado de la glucosa en las etapas avanzadas de la enfermedad.

Más detalles (las causas de la diabetes, otros tipos e información adicional de la diabetes de tipo 1 y 2) se encuentran en el episodio 25 de ‘Minutos Médicos’, que se puede conseguir en cualquier plataforma de podcast y en el sitio web de Culturizando.

Con información de: Diabetes Mellitus | Diabetes Mellitus Type 1 | Diabetes Mellitus Type 2 | Guyton y Hall. Tratado de fisiología médica. Decimotercera edición.

Imagen de portada: Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado