Datos curiosos sobre la mitología japonesa

La cultura japonesa probablemente sea una de las culturas más complicadas de entender, pero despierta gran curiosidad entre las personas ajenas al país asiático. La mitología japonesa guarda estrecha relación con la cultura de este país; por ello, ¡te invitamos a conocer más de sus creencias!

La mitología japonesa es un sistema de creencias complejo de entender por la gran cantidad de deidades veneradas por la población del país asiático, y por los innumerables mitos y leyendas que tiene, al igual que las mitologías griega o romana.

Por ende, para entender un poco más de esta antigua cultura, a continuación ¡te traemos una lista de curiosidades sobre la mitología japonesa!

¿En qué se basa la mitología japonesa?

La mitología japonesa está compuesta por tradiciones y creencias shinto y budistas, al igual que tiene influencias de China; sin embargo, gran parte de su mitología es autóctona, proveniente de la religión de los pueblos agricultores japoneses.

El libro que lo contiene todo…

El Kojiki es un libro antiguo que contiene una recopilación de la historia de Japón y de sus familias aristocráticas. También se encuentran los mitos y leyendas más antiguos del país…

Los primeros libros fueron redactados mezclando japonés y chino – Página del facsímil del manuscrito Shinpukuji del siglo XIV del Kojiki – Imagen: Wikimedia.-

Nihonshoki es el segundo libro más viejo y también contiene parte de la historia de Japón. Por su parte, el Shintoshu explica desde una perspectiva budista el origen de algunas deidades japonesas.

Los dioses japoneses

En la mitología japonesa destacan al menos unos 8 millones de dioses; es por esto, que su religión, el sintoísmo, es una religión politeísta.

Es común que a los dioses japoneses se les describa con apariencia humana, con una serie de fuerzas o poderes asociados a la naturaleza.

El origen de los dioses

Las primeras deidades aparecieron al mismo tiempo de la creación del Universo, son conocidos como Kotoamatsukami. Posteriormente, llegaron siete generaciones de dioses en conjunto con la creación del cielo y de la tierra, estos son conocidos como Kamiyonanayo.

Izanagi e Izanami

Una vez creados la tierra, el cielo y el mar algunos dioses se escondieron en el cielo; sin embargo, la última generación fue encargada de la creación de la primera tierra o territorio…

Izanagi-no-mikoto (macho Izanagi) e Izanami no-mikoto (hembra Izanami), fueron los encargados de crear las islas japonesas con una lanza decorada con piedras preciosas. Estas deidades hundieron la lanza en el océano y al sacarla, las gotas que resbalaron del objeto formaron la isla Onokoro. Luego de unirse ambos dioses en matrimonio, nacieron otras ocho grandes islas de la cadena japonesa.

El viaje hacia el más allá…

Tras la muerte de la deidad Izanami -luego de dar a luz-, su esposo Izanagi decide perseguirla a Yomi, la tierra de los muertos…

Izanagi le pide a Izanami que regrese con él a la tierra de los vivos; sin embargo, ya era demasiado tarde, pues ya la diosa había probado el alimento del inframundo y era una con la tierra de los muertos.

Después de una intensa persecución por parte de Izanami para que su esposo se quedara con ella en Yomi, Izanagi logra llegar a la entrada y coloca una gigantesca roca para obstruir el paso del mundo de los vivos con el de los muertos. Izanami dijo entonces:

“Oh, mi amado marido, si así actúas haré que mueran cada día mil de los vasallos de tu reino”, a lo que Izanagi contestó: “Oh, mi amada esposa, si tales cosas haces yo daré nacimiento cada día a mil quinientos”.

Finalmente, llegaron a un acuerdo, mediante el cual la cifra de nacimientos y fallecimientos se mantendría en la misma proporción.

La creación de más dioses

Luego de su descenso, Izanagi decide irse a purificar y a recuperarse de su visita a Yomi. Llegó a la desembocadura de un río y se deshizo de sus prendas de vestir…

La diosa Amaterasu emergiendo de la cueva Ama-no-Iwato – Imagen: Wikimedia.-

Al dejar caer cada prenda u objeto, del suelo nació una nueva deidad. Nuevos dioses fueron naciendo a medida que Izanagi entraba al agua para quitar de su cuerpo la suciedad del mundo de los muertos.

Los dioses más importantes

Al momento de Izanagi lavarse su cara, fueron creados los dioses más importantes del panteón japonés…

Una vez secado su ojo izquierdo, nació Amaterasu, diosa del Sol; de su ojo derecho llega al mundo Tsukuyomi, encarnación de la Luna; finalmente, de la nariz nace Susanoo, deidad del viento o de la tormenta.

Con información de: Mitología | Hablemos de mitologías | Japonismo / Foto: Wikimedia

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia