Julio 09, 2019

Las geishas: El verdadero oficio de los íconos de Japón

Las geishas: El verdadero oficio de los íconos de Japón

Japón es uno de los países más turísticos pertenecientes al continente asiático. Uno de los símbolos culturales más representativos de los japoneses son las «geishas», figuras admiradas desde hace cientos de años, especialmente por su apariencia… Sin embargo, pocos conocen el verdadero oficio de una geisha y la preparación que conlleva convertirse en una. Te invitamos a conocer interesantes datos de estos íconos culturales de Japón…

Resultado de imagen para memoirs of a geisha gif

En la actualidad, las geishas son conocidas por ser damas envueltas en hermosos kimonos, con rostros completamente blancos resaltando con color sus labios, ojos y cejas… pero más allá de la estética, una geisha es una artista entrenada en las tradicionales artes japonesas, las cuales incluyen la danza, la música, los juegos y la conversación.

Las primeras geishas emergieron en el siglo XVIII y eran  inicialmente interpretadas por hombres; se encargaban de entretener a los clientes que esperaban ver a las más populares y bellas cortesanas, conocidas como «oiran».

Posteriormente para el siglo XIX, la cantidad de hombres que practicaban este arte disminuyó y el ser una «geisha» se consideró  un trabajo para las mujeres. Además, existían distintas clasificaciones de geishas: mientras algunas de ellas sostenían relaciones sexuales con sus clientes, otras se dedicaban al arte.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, el número de geishas disminuyó debido a que las mujeres se dedicaron a las labores de las fábricas… por otro lado, las casas de té, los bares y las casas de geishas se vieron forzados a cerrar. En 1945, muchos de estos locales reabrieron y las casas de geishas establecieron que regresarían a las artes tradicionales de entretenimiento.

Imagen relacionada

Actualmente, mientras están en entrenamiento a las «maikos» se les prohíbe el uso del celular, y rara vez ven televisión, de igual manera solo pueden ver a sus amigos y familiares algunas veces al año en ocasiones especiales.-

Etapas de una geisha…

Tradicionalmente las geishas comienzan su entrenamiento en las artes desde temprana edad. Debido a la pobreza extrema en la que muchos campesinos vivían, algunas niñas eran vendidas a las casas de geishas llamadas «okiya»; al llegar a esta casa comienzan sus trabajos ayudando en el hogar, asimismo a sus compañeras que están en plena preparación para convertirse en geishas. En esta etapa se les llama «shikomi».

Las dueñas de las casas -«okiya»- establecen una deuda que las futuras geishas deberán abonar mediante sus servicios.-

Luego, llega la etapa de aprendiz conocida como «maiko». Inicialmente debe observar a otras geishas y maikos avanzadas interactuar con clientes para de esta manera aprender de ellas; a este rol se le conoce como «minarai».

Luego de un mes de haber cumplido su rol de «minarai», la joven en compañía de su mentora y hermana llamada «onee-san» -una maiko o geisha más experimentada-, realiza su debut conocido  como «misedashi»; a partir de esta iniciación, a la aprendiz le toma de 5 a 6 años convertirse en una geisha.

Imagen relacionada

La mentora -«onee-san»- y la «maiko» se unen como hermanas en una ceremonia llamada «san san kudo», en la que se comparten tazas de sake entre los asistentes para simbolizar la unión que dura toda la vida – Imagen: ‘Memorias de una Geisha, película.-

Anteriormente la «maiko» necesitaba pasar por una ceremonia llamada «mizuage» para ser finalmente considerada una geisha. Esta ceremonia tenía una duración de una semana y consistía en la búsqueda de un patrocinador de alta posición social que ofreciera una estabilidad económica a la futura geisha, tras esta ofrecerle su virginidad por una alta suma de dinero.

La Historia del Hinomaru, la bandera de Japón

¿Las geishas son prostitutas?

Las geishas eran mejor conocidas como damas de compañía, las cuales acompañaban tanto a hombres como a mujeres a distinguidas fiestas o reuniones en casas de té.

No obstante, luego de la Segunda Guerra Mundial el nombre y estatus de las geishas se vio afectado debido a que las prostitutas comenzaron a referirse entre ellas como “geisha girls” o en español “chicas geisha” frente a los militares estadunidenses; se dice que es por este motivo que en muchas culturas se tiene una impresión errónea del significado de ser una geisha.

Antiguamente era tradición para una geisha aceptar o buscar un «danna» o bien, un “patrocinador”, los cuales eran hombres millonarios -casados o no-, y se encargaban de todos los gastos además del entrenamiento de las geishas; sin embargo, esto no significaba que la geisha debía retribuirle al “patrocinador” de manera intima.

Resultado de imagen para diferencias entre maikos y geishas

Una «geisha» y una «maiko» se diferencian por sus peinados. Las «geishas» usan pelucas especiales llamadas «katsura», mientras que las «maikos» utilizan su propio cabello.-

Las geishas tienen la libertad de establecer una relación amorosa con cualquier hombre que pueda llegar a conocer mientras realizan su trabajo, pero estas relaciones son elegidas cuidadosamente y para nada casuales. La reputación de las geishas es bastante importante en la comunidad en la que ellas se desempeñan.

Actualmente, el número de geishas ha disminuido en Japón. En comparación con décadas anteriores donde había hasta 80 mil mujeres que cumplían su rol como maikos y geishas, ahora solo hay unas 1.000 activas. Sin embargo, gracias a la gran cantidad de turistas que recibe Japón, muchas de estas mujeres logran mantenerse vigentes por el valor cultural que representan.

Imagen relacionada

 

Con información de: Sugoihunter | Vix | Intership | Wikipedia | Foto: Shutterstock

  • Me encanta 5
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0