La milagrosa manteca de cacao

Abr 11, 2017 | Bienestar - Salud - Vida

Por Erika de Paz |

Con el cacao se produce el alimento más adictivo y rico del mundo, el chocolate.  Todos adoramos este producto por su exquisito sabor y su agradable aroma. Comerlo, para mí, es mágico: alegra la vida de cualquiera. Pero el cacao no sólo ha servido para elaborar el denominado “alimento de los dioses”, la industria cosmética también le ha sacado provecho y lo ha convertido en el ingrediente estrella en la fabricación de muchos  jabones, aceites y cremas. Un ejemplo de esto es la tradicional manteca de cacao, un producto maravilloso y hasta milagroso para la salud de nuestra piel, que se obtiene a partir de la grasa de este grano.

Todos hemos utilizado, al menos una vez en la vida, una barra de manteca de cacao para humectar nuestros labios. Ciertamente es muy efectiva para reparar y prevenir los signos de resequedad causados por las bajas temperaturas. Pero ellos no son los únicos que pueden beneficiarse con esta crema de color claro: nuestra piel en general puede aprovechar, también, sus propiedades. Este hidratante natural se ha utilizado durante siglos; su asombroso poder antioxidante y antiinflamatorio ha sido, por años, muy recomendable para nuestra salud cutánea.

Su alto contenido en vitamina E, permite combatir los radicales libres y evita el envejecimiento de nuestra piel. Además, esta vitamina aumenta la producción de colágeno, por lo que logra mitigar las detestables estrías. El colágeno ayuda con la elasticidad de la epidermis y le brinda suavidad, a la vez que permite “rellenar” las arrugas, disminuyendo su profundidad. Y aunque no elimina las cicatrices, las hace menos visible, logrando atenuar estas molestas marcas.

Este producto contiene, igualmente,  vitaminas A y C las cuales reparan y renuevan las células de la piel, mientras la protegen de los embates del medio ambiente causados por el sol, el viento y la contaminación. La forma más sencilla de usarla es frotándola directamente sobre nuestro cuerpo. Sin embargo, hay quienes colocan un poco de este producto en un recipiente con agua caliente para derretirlo, y luego lo aplican sobre determinadas áreas.

La manteca de cacao no es una crema cualquiera, es un milagro untuoso con agradable olor que penetra profundamente los diferentes niveles de la piel, y un humectante poderosísimo que le otorga mucha flexibilidad. Además de ser un lubricante natural que combate la resequedad, ayuda a calmar la piel después de haber sido sometida a un procedimiento quirúrgico, y sirve para combatir los dolorosos eczemas.

Sin lugar a dudas, este producto constituye uno de los aliados de belleza más efectivos para cualquier mujer. Si la utilizamos de manera regular, podremos tener una piel hermosa, sedosa y joven. No te limites a aplicarla únicamente sobre tus labios, cualquier otra parte de tu cuerpo agradecerá recibir un poco de esta pasta brillante. Además, es perfecta para perfumarnos, sobre todo si adoramos oler a chocolate.

Por: Erika De Paz | IG @ERIKADPS | Foto: Manteca de Cacao Shutterstock

  • Me encanta 3
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0