¿Sabes cómo es el infierno según Dante?

¿Sabes cómo es el infierno según Dante?

El poeta italiano, Dante Alighieri, que vivió entre los siglos XIII y XIV, marcó con su obra la ‘Divina comedia’ un hito en la historia de la humanidad. Su trabajo es uno de los escritos fundamentales que se dieron durante el paso del pensamiento medieval al renacentista.

Dante Alighieri marcó un hito en la concepción del infierno en la humanidad con la publicación de ‘Divina comedia’.-

La Divina comedia es sobre Dante, quien realiza una visita -guiado por Virgilio- al Infierno, al Purgatorio y, finalmente, al Paraíso. Pero la descripción más vívida, que ha dejado un paradigma en la concepción cristiana del más allá, es la del infierno.

Durante la visita -que duró un día- Dante se encuentra con diferentes personalidades famosas -de la época y la historia- que ya habían fallecido. Estos encuentros se dieron, tanto en el infierno, como en el purgatorio y en el paraíso, dependiendo de la vida de la persona.

Según él mismo, Alighieri realizó su visita al infierno a los 35 años; y se dice que fue en el Viernes Santo del año 1300. Dante describe el lugar como un cono invertido, que consta de nueve círculos o niveles decrecientes. En cada nivel se ubican a los pecadores según sus faltas: mientras más cercanos al fondo, más grandes fueron sus pecados a lo largo de su vida.

Los primeros cinco círculos forman el Alto Infierno, y los cuatro últimos el Infierno Inferior. Ambos con construcciones atroces y terribles, que van empeorando a medida en que se acercan al centro de la Tierra, donde, según Dante, se encuentra Lucifer.

El Infierno según Dante
Mapa de la distribución del infierno según lo descrito por Dante en la ‘Divina comedia’.-

Los círculos del Infierno de Dante son:

Limbo – Círculo 1

Se encuentra en lo más alto del infierno. Está dispuesto para aquellos que vivieron como buenas personas, pero no recibieron el bautismo, y los paganos, por lo que no pueden entrar en el cielo. El castigo que se aplica en el primer círculo, es el deseo insatisfecho de conocer a Dios. Algunos de los habitantes más reconocidos son Homero, Aristóteles y Platón.

Lujuria – Círculo 2

Es el lugar en el que Minos juzga a los recién llegados y les asigna el lugar donde cumplirán su condena eterna; se le conoce como la verdadera puerta al infierno. En este círculo están aquellos que a lo largo de su existencia se dejaron arrastrar por la lujuria. El castigo consta de un fuerte viento interminable. Los personajes importantes en este círculo son Aquiles, Tristán, Paris, y mujeres como Cleopatra, Semíramis y Helena.

Gula – Círculo 3

Este es el círculo para los glotones. Su castigo consta en permanecer bajo una lluvia fuerte y continua, acompañada de granizo, y bajo la amenaza de Cerbero, -el perro guardián conocido en la mitología por su ferocidad- el cual no dudaba en desmembrarlos de ser necesario.

Avaricia – Círculo 4

Aquí encontramos a los avaros, a los que acumularon riquezas y a los que las derrocharon. Todos se encuentran condenados a arrastrar grandes pesos de oro por la eternidad.

Ira y pereza – Círculo 5

Círculo donde se encuentran los iracundos y los perezosos, hundidos en el lodo del río Estigia. Los primeros se golpean unos a otros por siempre, manteniendo su estilo de vida; los segundos, que no poseen ningún accionar, se ahogan condenados bajo fango.

Herejía – Círculo 6

Este es el primer círculo de la parte inferior del infierno, donde están los más terribles pecadores, dentro de lo que se conoce como la ciudad de Dite, uno de los nombres que se le da a Plutón o Hades. Entre sus muros, los herejes son castigados por las Furias o las Erinias: Alecto, Megera y Tisífone -de la mitología griega- así como por los llamados espíritus de la venganza.

El Infierno según Dante
Las Furias: Megera, Alecto y Tisífone.-

Violencia – Círculo 7

Desde este círculo en adelante se encuentran todos aquellos que, conscientemente y por decisión propia, han vivido entregados a la malicia. La entrada está custodiada por el Minotauro, otra de las famosas bestias de la mitología griega.

Este círculo está dividido en tres anillos:

  1. En el primero se encuentran los homicidas, criminales, tiranos, violadores y bandidos en el río Flegetonte, un río de sangre y fuego hirviente, para que recuerden la sangre que ellos mismos derramaron. Dependiendo de la gravedad de sus actos, están más sumergidos en el río. Los centauros, comandados por Quirón y Folo, vigilan a los condenados para evitar que escapen.
  2. El siguiente lo conforman los que ejercieron violencia contra sí mismos. Se dividen entre los suicidas y los que buscaron la muerte en manos ajenas; estos son transformados en árbol por haber renunciado a su humanidad, y las Harpías se encargan de picotear sus ramas.
  3. Por último, se encuentran los blasfemos, castigados con una perenne lluvia de fuego, acostados sin poder moverse. También se encuentran los sodomitas, que deben correr sin descansar; y los usureros, quienes se encuentran sentados enfrentándose al mismo fuego.

Fraude – Círculo 8

Nivel dividido en 10 recintos, donde se encuentran aquellos que no fueron dignos de confianza, como los corruptos, ladrones, falsos profetas, proxenetas, magos y adivinos, etc. Estos son sometidos a grandes torturas como enfermedades, castigos físicos y psicológicos, dependiendo de la gravedad y tipo de su pecado.

Traición – Círculo 9

Este último círculo también está dividido en varios sectores, y se encuentra habitado por gigantes, quienes son condenados y custodios de forma simultánea. Aquí existen cuatro partes específicas, descritas por Dante:

  1. Caína, allí se encuentran los que traicionaron a sus familiares, sumergidos en hielo hasta el cuello.
  2. Antenora, los que traicionaron a los grupos o comunidades a los que pertenecían, con hielo que cubre el cuello, inmovilizando la cabeza.
  3. Tolomea, aquí se encuentran los traidores de los huéspedes, acostados y sumergidos en el hielo, para que, al llorar, las lágrimas queden congeladas, y así evitar que puedan desahogarse.
  4. Judeca, para los que traicionaron a sus benefactores. Están sumergidos en el hielo, y según su traición, sus posiciones son diferentes.

En el centro del Infierno está Satanás, descrito como una espantosa bestia con tres caras, una roja, una negra y otra de color amarillo; se encuentra atrapado en el hielo hasta la cintura, pagando por el peor pecado que pudo cometer: traicionar a Dios. Junto al mismísimo Lucifer se encuentran Brutus, Casio y Judas, los mayores traidores de la historia.

En el círculo más cercano al centro de la Tierra, según Dante, se encuentran los peores pecadores de la historia – Imagen: El Pensante.-

Con información de: MISTERICA | EL PENSANTE | Foto: Shutterstock

  • Me encanta 36
  • Me divierte 5
  • Me asombra 38
  • Me entristece 3
  • Me enoja 6



Es tendencia