¿Qué pensaba el padre de Ana Frank sobre su diario?: “Los padres no conocen a sus hijos”

¿Qué pensaba el padre de Ana Frank sobre su diario?: “Los padres no conocen a sus hijos”

Otto Frank fue el único sobreviviente de su familia al Holocausto… Las palabras de su hija llegaron a su vida como un milagro, pues desde que leyó la primera página encontró un propósito… Aquí te contamos la reacción del padre de Ana Frank al leer su diario.

Ana Frank, una joven llena de pasiones y ganas de escribir

El diario de Ana Frank es uno de los testimonios principales sobre la Segunda Guerra Mundial. Su diario figura entre los libros más leídos del mundo y ha sido traducido a más de 70 idiomas diferentes. Entre sus páginas Ana Frank explica sus vivencias y sentimientos, desde el amor hasta la política, con una madurez que sorprendería a su propio padre.

De los 13 a los 15 años, redactó cada una de las vivencias que para ella, eran dignas de recordar. Su relato gira en torno a su familia y a quienes los acompañaban en la travesía de huir del ejército alemán.

Ana Frank comenzó a escribir su diario con el propósito de no olvidar sus vivencias. Sumergida en la soledad, decidió crear un personaje ficticio llamado “Kitty” . Cada entrada de su diario, iniciaba con un saludo, “Querida Kitty” , tal como si fuesen cartas para una amiga que la acompañaba y le servía de testigo en todas sus desventuras.

Vivía escondida con su familia, hasta que de un momento a otro, fueron descubiertos en su escondite. Progresivamente la familia fue desapareciendo, su madre murió de hambre, su hermana de tifus y ella, más tarde, moriría de la misma enfermedad.

Otto Frank, el padre de Ana, fue el único que sobrevivió, si bien sabía que su hija escribía un diario, fue una milagrosa mujer que después de la muerte de toda su familia, le hizo llegar el diario; él sostuvo que fue “un milagro” .

¿Quién consiguió el diario de Ana Frank? Miep Gies, salvó la historia

Por su valentía demostrada como protectora de los judíos perseguidos la reina Beatriz de Holanda nombró Caballero a Miep Gies en 1997 – Imagen: Wikipedia.-

Miep Gies, trabajaba como secretaria para Otto Frank, pero era mucho más que eso. Resultó ser el ángel de la familia. Miep era una de las pocas personas que conocía el paradero exacto de la familia Frank; Otto había decidido contárselo con el propósito de solicitar su apoyo. Ella aceptó de inmediato y guardó el secreto.

Miep junto con su esposo, y un grupo de amigos, ayudaron a la familia Frank -y a sus acompañantes- a sobrevivir durante la persecución. Una vez que los nazis descubriesen el refugio -se desconoce cómo lo averiguaron-, Miep y Bep, otra joven protectora, se encargan de recoger todas las pertenencias de la familia, y encuentran los papeles escritos por Ana Frank.

Miep los mantiene guardados y cuando se reencuentra con Otto después de la guerra, el cual por su solidaridad empieza a vivir con ella y su esposo, le entrega el valioso tesoro: los testimonios de su hija. Se los entregó en 1945. El diario se publicó en 1947.

¿Que sentía Otto Frank? Un video testimonial explica sus sentimientos

“Yo sabía que Ana escribía un diario” es la primera frase que dice Otto en el video.-

La traducción del discurso:

“Yo sabía que escribía un diario. Ella dejaba el diario en un maletín que yo mantenía cerca de mi cama, yo le prometí que nunca lo abriría y nunca lo hice. Cuando volví al lugar, sabiendo que mis hijos no volverían Miep me entregó el diario. Debo decir que llegó a mí como un milagro. Me tomó mucho tiempo leerlo y debo decir que quede bastante sorprendido con los pensamientos tan profundos que tenía Ana.

Su sinceridad y especialmente, su autocrítica. Era una Ana muy diferente a la que yo conocía como mi hija. Ella nunca mostró realmente esta clase de sentimientos profundos.

Ella hablaba de muchas cosas y criticaba muchas otras, pero sus sentimientos solo los pude ver a través de su diario. Y mi conclusión es, que pese a que yo tenía una muy buena relación con Ana, la mayoría de los padres no conocen realmente a sus hijos. Y así puedo afirmar, que leyendo su diario, padres y profesores van a aprender mucho.

Para construir un futuro, debes conocer el pasado. Como puedes ver, estoy bastante viejo ahora. Muchos jóvenes me escriben pidiendo consejos, algunos incluso están escribiendo sus propios diarios dedicándoselos a Ana. Le escriben a Ana así como ella le escribía a “Kitty”. Y se sienten inspirados con ella, leyendo sus experiencias de vida”. 

La libertad creativa de su hija lo dejó maravillado

El diario de su hija le dio la esperanza y la fortaleza a Otto Frank para continuar con su vida, luego de enterarse que fue el único en sobrevivir al horror de los campos de exterminio nazis. Explicó que no sentía ganas de vivir hasta que leyó sus palabras y sintió que su deber era hacer que su hija fuera leída.

Frank explica que parte de la satisfacción que le da haber publicado el libro, es que muchos jóvenes ven a Ana como una inspiración. La joven quería ser escritora, este tema lo pone de manifiesto en su diario:

Estoy persuadida de que podré escribir. He escrito algunos cuentos que no están mal, y las descripciones de nuestra vida en las habitaciones del refugio tienen cierta gracia. En mi diario hay algún pasaje interesante, pero aún no sé si realmente tengo talento”.

Su padre decidió publicar El diario de Ana Frank, no solamente para que el mundo conociera la historia de la persecución y las condiciones inhumanas a las que eran sometidos los judíos durante la Segunda Guerra Mundial, sino para que todos conocieran el talento y la madurez que tenía su hija.

Con información de PlayBuzz / Anne Frank House / Biography

  • Me encanta 8
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0



Es tendencia