Menú
Escucha "E17 • El Diario de Ana Frank • Culturizando" en Spreaker.

Pónganse a leer: El diario de Ana Frank

Pónganse a Leer con Pedro Julio | “Un diario personal es un cuaderno, una libreta en el que uno escribe sobre sí mismo. La idea es recoger por escrito experiencias de vida, los sentimientos, los pensamientos, y las ideas, generalmente se escribe todos los días y constituye un dialogo personal con uno mismo, es algo muy íntimo”.

Seguro que más de uno habrá llevado un diario personal, que solo debería ser leído por nosotros, nadie debería leer tu diario, y los que tuvieron uno en la adolescencia recordaran con estupor alguna oportunidad en el que descubrieron a alguien leyéndole.

Ahora imagínense que su diario de la adolescencia sea leído por millones de personas, la autora del diario más famoso de los últimos años no tuvo oportunidad de sentirse apenada, murió antes de pasar a la historia, hoy en pónganse a leer vamos a hablar del diario de Ana Frank.

En este episodio vamos a compartir uno de los libros más leídos en el siglo XX y lo que va del XXI, el testimonio de una adolescente judía, que tuvo que esconderse con su familia en un anexo detrás de un librero para intentar salvar su vida, no lo lograron, y la humanidad no debe olvidar eso para que no vuelva a suceder.

Ana Frank

Annelies Marie Frank, fue una adolescente nacida en Fráncfort del Meno, en Alemania, el 12 de junio de 1929. Como las cosas no van bien en Alemania, porque había mucha pobreza y los índices de desempleo estaban en las nubes, migro con su familia a Ámsterdam.

En mayo de 1940, los alemanes ocuparon Ámsterdam y en julio de 1942, empezaron a deportar los judíos de Holanda a los campos de exterminio de Auschwitz-Birkenau y Sobibor en Polonia, entonces la familia Frank decide esconderse para salvarse, se esconden con 4 personas más, todos eran judíos.

El cautiverio duró 2 años, en ese tiempo vivieron en un escondite secreto en una oficina en la calle Prinsengracht No. 263.

Durante ese tiempo, tuvieron que comer lo que les llevaban algunos amigos, que también les procuraban ropa y otros enceres.

La historia toma un giro terrible el 4 de agosto de 1944, cuando la policía secreta de los nazis, que se llamaba la Gestapo, recibió un chivatazo y llegaron al edificio y los descubrieron a todos.

Ahí empezó la verdadera pesadilla para ellos y para Ana. Los cautivos fueron apresados en Ámsterdam y luego trasladados al campo de tránsito Westerbork, para después ser llevados al tristemente célebre campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau.

Al llegar los médicos nazis hacían una selección y decidían quién podía realizar trabajos forzados. Ana fue enviada al campo de trabajo para mujeres con su hermana y su madre. Las separaron de su padre Otto, que fue enviado al campamento de hombres.

En noviembre de 1944, Ana es fue deportada con su hermana, es al campo de concentración de Bergen-Belsen. Las separaron de sus padres que permanecieron en Auschwitz. En este campo las condiciones eran horribles, bueno eran horribles en todos, en los campos casi no había comida, el frío calaba los huesos, y eran un campo de cultivo para un montón de enfermedades, como la fiebre tifoidea, Ana la contrae. Y en febrero de 1945, fallece igual que su hermana.

De toda la gente que estaba escondida en la habitación detrás del librero, Otto Frank fue el único sobreviviente, toda su familia murió en los campos.

El diario de Ana Frank

Cuando Ana cumplió 13 años le regalaron un diario, un cuaderno forrado de una tela de cuadros rojos, Ana escribió que este diario es “Tal vez uno de mis mejores regalos que he recibido”. Ana también escribió que esperaba confiarle todo, empezó a escribir en el diario el 14 de junio de 1942.

Al principio Ana escribía lo que se le ocurría, escribió cuentos, empezó a escribir una novela, escribía citas de los libros que leía, más que todo eran sus pensamientos.

Pero sucede un acontecimiento trascendental, el ministro de educación del gobierno holandés, en una alocución por radio recomendó a la población a llevar diarios, y que los guardaran para dejar constancia de lo que sucedía en la guerra. Entonces Ana tiene una epifanía, y emprendió la empresa de reescribir las hojas sueltas en una sola historia compiladora, a la que le pondría el título de Het Achterhuis (La Casa de atrás).

El diario está escrito en neerlandés, que es el idioma de Holanda, pero una que otra vez escribe palabras en alemán e inglés.

Ana quería publicar un libro para narrar la experiencia de la guerra, sobre todo del cautiverio, de manera que el 20 de mayo de 1944 reescribe gran parte del diario, en este proceso omite algunas otras y escribe otras nuevas, logra un total de 215 páginas fruto del trabajo incansable.

Por supuesto que la escritura represento para ella un desahogo, una forma de sacar lo que tenía dentro, pero también influyo quizá que Ana quería ser escritora o periodista.

Escribió el 16 de marzo de 1944 que “Me parece que lo mejor de todo es que, lo que pienso y siento, al menos lo puedo escribir, de lo contrario, me asfixiaría completamente.”

Y aunque Ana dudaba de su talento, siguió escribiendo. Esta es una de las lecciones de este libro que está lleno de lecciones, la perseverancia.

Estilo del texto

La obra que conocemos hoy es la edición de los diarios personales de Ana, en al menos 3 cuadernos, que fue escribiendo desde junio de 1942 como ya mencionamos hasta el 1 de agosto de 1944, días antes de que fueran descubiertos y arrestados los habitantes del escondite.

El texto tiene un estilo descriptivo, con el que Ana de manera muy subjetiva va relatando su historia, y digo subjetivo porque ella hace valoraciones personales.

Ana es una gran narradora y deja constancia de ello a lo largo de la obra, a manera de dialogo con una tal Kitty.

Pero ¿quién era Kitty? Kitty es un personaje ficticio que Ana creo para poder desarrollar sus diálogos, a Kitty le cuenta lo que pasa en el escondite de manera literal, de hecho llega a reproducir las palabras de sus interlocutores.

Ana escogió el nombre Kitty, porque en su niñez leía unos libros de la escritora holandesa Cissy van Marxveldt, que narran las aventuras de una joven llamada Joop y su grupo de amigas. Kitty Francken es uno de los personajes de ese grupo de amigas. Que en los libros se presenta como un personaje inteligente, alegre y divertido.

Personajes

Quiénes son esos con los que Ana dialoga y le cuenta a Kitty como se relacionaba con ellos, esos personajes son su familia y los otros habitantes del anexo.

Su padre Otto Frank, un hombre bueno y comprensivo con quien Ana tenía una relación preciosa, Otto Frank dedicó toda su vida a divulgar el mensaje de su Ana a través del diario, junto a su segunda esposa, otra sobreviviente de los campos de concentración que al igual que él había perdido a toda su familia en la guerra.

También aparece su madre Edith Frank-Holländer, con su mamá la relación era distinta, no era muy buena que digamos, Edith era una mujer justa, que amaba a sus hijas, de hecho algunos testigos dijeron que cuando fue separada de su familia se sumió en una desesperación atroz y que guardaba comida debajo de su colchón para cuando se reencontraran poder alimentarles con lo poquito que tenía para comer.

Otro personaje es Margot Frank, la hermana mayor de Ana, Margot era la niña perfecta, inteligente, destacaba a nivel, además era simpática. La razón por la cual la familia se esconde es que Margot fue citada por las fuerzas de ocupación nazi para que se presentara a prestar servicio obligatorio en Alemania, eso era una sentencia de muerte.

y la familia de Hermann van Daan, su esposa Auguste a la que Ana no le tenía mucha estima y llega a llamarla egoísta y mala persona, y el hijo de la pareja Peter van Daan, con quien Ana vive una especie de enamoramiento, al principio le era indiferente, pero pasados los días llega incluso a recibir un beso de Peter y se siente emocionada y avergonzada por ello, realmente es muy tierno leer estas páginas.

También está el señor Albert Dussel, que realmente era Fritz Pfeffer, un dentista que se incorpora luego y con quien Ana comparte habitación, tiene una relación tirante con él, hay una parte en la que tiene que negociar con él para que le deje usar la mesa de la habitación durante el día para estudiar y escribir.

El diario se hace público

El diario de Ana Frank llego a nosotros gracias al trabajo incansable de Otto Frank, y fue publicado en 1947.

Resulta que después del arresto de los escondidos en el anexo, Miep Gies y Bep Voskuijl, que eran unas colaboradoras de los cautivos, fueron al escondite y encontraron los escritos de Ana.

Miep guardó los diarios de Ana, y también los demás escritos, porque Ana no solo escribió el diario, también escribió algunos cuentos como les mencionaba, aproximadamente 35 historias, que se conservan en la Casa de Ana Frank y algunas hojas sueltas que están en el Archivo Documental.

Los papeles estaban en un cajón de su escritorio, y fueron entregados a Otto Frank.

El diario se publicó el 25 de junio de 1947. Después de que Otto compilara y organizara los escritos de su hija menor.

En 1986 se publicó una edición científica de los textos de Ana. En la que se comparan el texto del diario de Ana, su versión reescrita y la versión de Otto Frank.

Curiosidades

Ana también como toda adolescente tenia ciertas inquietudes, estaba experimentando cambios físicos y psíquicos y como ustedes recordaran en la adolescencia se despierta la curiosidad por el sexo.

Bueno Ana no fue ajena a esto, recientemente se encontraron dos páginas nuevas del diario, en las que Ana hace algunos comentarios atrevidos y que para ocultar esos cometarios cubrió las hojas con un papel marrón.

Aparentemente las páginas fueron escritas por Ana en septiembre de 1942.

Ana escribió «Usaré esta página para escribir chistes sucios», en esas páginas hay varias frases tachadas, para intentar ocultar unos chistes picantes.

Hizo un ejercicio imaginario en el que tenía que dar una charla sobre educación sexual y otras cuestiones, escribió y cito:

“En ocasiones imagino que un hombre viene a preguntarme acerca de asuntos sexuales. ¿Qué podría decirle?”.

Utiliza por ejemplo el término “movimientos rítmicos” para describir el acto sexual, también menciona la menstruación y la prostitución, declarando que “París tienen grandes casas para ese fin”.

Por qué leer el diario de Ana Frank

Como les conté al inicio del episodio yo leí el diario de Ana Frank en la adolescencia, pero volví al texto en abril de 2020, en plena cuarenta, cuando decidí hacer el ejercicio de leer algunas cosas que ya había leído, ahora desde el confinamiento.

En este segundo encuentro con Annelies, comprendí algunas cosas que no fui capaz de entender de chamo. Ana dice que:

“Las personas libres jamás podrán concebir lo que los libros significan para quienes vivimos encerrados”

El texto de Ana encierra grandes lecciones.

Para ella “Quién es feliz, hará felices a los demás también”, porque uno no puede dar lo que no tiene.

Ana era una muchacha contestataria, y fiel a ese espíritu escribió: “Podrán callarnos pero no pueden impedir que tengamos nuestras propias opiniones”.

Al día de hoy “El Diario de Ana Frank” es uno de los diez libros más leídos en el mundo, de hecho la UNESCO lo inscribió en el “Registro de la Memoria del Mundo”.

Los pensamientos de Ana se han traducido a más de 70 idiomas y se han vendido aproximadamente 35 millones de ejemplares, eso es la población de Venezuela.

Despedida

Gente Ana también dijo que no veía la miseria que hay, sino la belleza que aún queda, y eso para mí es fundamental, ídola Ana donde quiera que estés.

Ana Frank se convirtió en un símbolo de la promesa perdida con los niños que murieron en el Holocausto.

Lo que le paso a Ana, a su familia, a los que estaban con ella en el anexo, a los millones de personas que fallecieron victimas del odio, la intolerancia y la insensatez, no puede volver a ocurrirle a nadie nunca.

Yo me voy a despedir en este punto porque nos va a agarrar el sereno, pero quiero irme hoy con la esperanza viva de que ustedes si aún no han leído el diario de Ana Frank van a salir corriendo a buscarlo para devorarlo, y si es que ya lo leyeron, van a promover, van a hacer apología de la lectura de esta obra fundamental para la humanidad.

lean, lean y sigan leyendo, no paren de leer… que la vida es muy corta para todas las maravillas que están en las bibliotecas esperándonos, me voy y les recuerdo la consigna: pónganse a leer.

Imagen portada: Wikipedia

 

--


Lo que más gusta

Lo más destacado