El rey Pico y la maga Circe

Los griegos de la antigüedad sabían sobre los riesgos de acercarse demasiado a lo divino. En la mitología griega es común encontrar historias de hombres o mujeres que obtuvieron beneficios, gracias al favor de un dios, tan solo para ser perdidos posteriormente por el capricho de esa misma deidad. De este tipo es la relación que hay entre el rey Pico y la maga Circe.

El rey Pico fue un gobernante del Lacio, lo que lo vuelve ancestro directo de otros reyes romanos, como Latino, de quien se dice que era abuelo. Pico aparece inmerso en un pasado tan impreciso, que en su caso el tiempo histórico se funde con el del mito; de aquí que algunos mitógrafos lo asuman como hijo de Saturno (versión romana de Cronos).

Pico fue bendecido con el don de la adivinación y esto lo hacía un gran rey, y tal vez habría logrado mayor fama de no ser porque una deidad colocó sus ojos en él.

Cuenta la leyenda que un día la maga Circe vio a Pico y se quedó prendada de amor. La diosa le propuso al rey compartir lecho, pero el gobernante amaba a su esposa -que en una versión del mito es una mujer mortal llamada Pomona y en otra es la ninfa Canens-, y rechazó a la deidad.

Circe: una diosa terrible

Representación de Circe
Representación de Circe – Imagen: Wikipedia.-

De Circe y sus métodos para tratar con los hombres sabemos gracias a lo que la Odisea nos cuenta sobre la hechicera. Circe es una inmortal que vive en la isla Eea; ubicada en el mar de los monstruos. Cuando Odiseo y sus hombres llegaron allí, algunos fueron transformados por Circe en animales.

La condición que la diosa le pone al rey de Ítaca para recuperar a sus hombres es que los dos duerman juntos. Curiosamente, la petición de Circe se da justo después de que Odiseo le amenaza el cuello con su espada, lo que nos da una estampa clara del carácter fluctuante de esta divinidad.

Circe, además, es hija de Helios, el titán solar, y de Selene, la diosa lunar; dos deidades antiquísimas dentro del panteón griego. El detalle no es gratuito, ya que en la mitología griega, mientras más antiguo era un dios, más terrible era su comportamiento para con los hombres.

Así pues, en Circe (cuyo nombre significa círculo) aparecen mezcladas ambas naturalezas, la solar y la lunar.

El destino final del rey Pico

Esta es la diosa a la que Pico rechaza. En su ira, Circe decide convertirlo en un animal: en un pájaro precisamente.

Como pájaro, Pico es insertado en la leyenda de los fundadores de Roma. En algunas esculturas, la loba que adopta y cría a Rómulo y Remo, aparece acompañada por el pájaro Pico.

Con información de: Kerényi, Karl  (1999). Los dioses de los griegos. Caracas: Monte Ávila Editores Latinoamérica. p. 192 / Grimmal, Pierre (1981). Diccionario de mitología griega y romana (1ra reimpresión). Buenos Aires: Paidós. p. 428.

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia