Xochipilli, el dios azteca de los prostitutos gay

Xochipilli, el dios azteca de los prostitutos gay

El panteón azteca se caracteriza por tener múltiples dioses con atributos muy específicos, como Tlazoltéotl, la diosa que come tierra; sin embargo, si bien Xochipilli tiene muchos atributos como el amor, las artes o la fertilidad, es más recordado por ser el dios de los “homosexuales y los prostitutos”… ¿Por qué? ¡Descúbrelo aquí!

Su nombre en azteca vendría significando algo así como el “príncipe de las flores”, ya que sus atributos más exactos están relacionados a la fertilidad y es uno de los varios dioses aztecas del maíz. Aunque no tenga la misma fama o –información- que dioses como Quetzalcóatl o Tezcatlipoca, Xochipilli también fue un dios sumamente relevante para los aztecas, siendo Xochimilco, parte actual de México D. F., su antiguo lugar de culto más importante.

Bote en los famosos canales de Xochimilco, los cuales fueron creados por los aztecas – Imagen: Wikimedia.-

También está fuertemente relacionado a la diosa Xochiquétzal, quien según el mito puede ser descrita como su hermana, madre o esposa. A ella también se le atribuyen elementos de la fertilidad y sexualidad, y algunos la consideran como un arquetipo de diosa madre para los mexicas, independientemente de que haya otras diosas aztecas que también representan esta característica. Según el portal Mexicolore, especializado en el antiguo México, Xochipilli y Xochiquétzal podrían representar los dos aspectos (masculino y femenino) de la creación.

 Xochiquétzal y Xochipilli – Imagen: Wikimedia.-

Sin embargo, Xochipilli es el que más ha resaltado a posteriori, por su supuesta relación a la homosexualidad y la prostitución masculina…

Xochipilli, ¿un dios travesti?

Hernán Cortés, el famoso conquistador de México, redactó en sus cartas que “todos” los aztecas eran “sodomitas”, dando a entender que la homosexualidad era una práctica totalmente común y normalizada; sin embargo, otros autores han descrito que si bien había mexicas homosexuales, las relaciones de este estilo no eran bien vistas e incluso podían ser castigadas… Entonces, ¿por qué tendrían un dios que representa algo que ellos no consideraban correcto?

Para entender quién era esta deidad hay que hacer un poco de historia: las trabajadoras sexuales eran llamadas ahuianime y se caracterizaban por portar tatuajes en las piernas, el cabello sin recoger, y finalmente una flor entre sus manos, y según Bernardino de Sahagún, también había hombres ahuianime, solo que ellos eran llamados xochihua que significaría algo como “el que lleva la flor”; por ende, más que prostitutos masculinos, eran travestis que ejercían trabajo sexual, y es que en realidad, aunque la homosexualidad no era aceptada, la perspectiva era más positiva si era realizada a través del travestismo, actividad incluso presente en ceremonias religiosas mexicas.

¿Qué tiene que ver con Xochipilli? Pues, este dios era representado usualmente de la manera en la que vestían los xochihua. De hecho, además de los clásicos sacrificios humanos característicos de los aztecas, entre las ofrendas específicas de Xochipilli, también se encontraban las flores.

Fanart del dios Xochipilli donde se le representa de una manera bastante andrógina – Imagen: Pinterest.-

Sin embargo, es importante destacar que los aztecas son descendientes de la civilización olmeca, la cual efectivamente tenía una visión un poco más positiva acerca del contacto entre personas del mismo sexo, y Xochipilli es un dios que proviene de sus tiempos. Entonces, si bien fue adorado por el último de estos pueblos indígenas de México (los aztecas), esto no quiere decir que hayan aceptado todos sus aspectos o antiguos atributos. Todo este debate ha hecho que Xochipilli se convierta en una de las deidades más interesantes y a la vez desconocidas del pueblo mexica.

Cabe destacar que la información sobre esta civilización y sus respectivos dioses no es del todo exacta, y que la mayoría del conocimiento que se posee se debe a hipótesis que se basan en los escasos vestigios de su adelantada civilización.

En su escultura más famosa, el monolito ubicado en el Museo Nacional de Antropología mexicano, podemos ver que tiene una expresión de “éxtasis” ya que también se le relaciona al consumo de estupefacientes naturales – Imagen: Wikimedia.-

Xochipilli era además el patrón del juego mexica conocido como patolli, pero también es recordado por ser el dios de la fertilidad, el placer sexual, el amor, la ebriedad “sagrada” e incluso de las artes; no obstante, aunque no se sabe con exactitud si realmente representaba a la homosexualidad y/o al travestismo, es innegable que el supuesto “dios de los prostitutos gay” ha dejado a las sociedades posteriores muy interesadas en él, a pesar de que –como todo lo relacionado a los aztecas- sea un gran misterio…

Con información de Matador Network / Mexicolore / Wikipedia / Neomexicanismo

Imagen de portada: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 1
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia