Coatlicue: la diosa azteca que aterró a los conquistadores españoles

Coatlicue: la diosa azteca que aterró a los conquistadores españoles

Su nombre significa “la de falda de serpientes” y es considerada la madre de las estrellas, el sol y la luna en la mitología mexica (o azteca). Representada con un imponente aspecto conformado por un cuerpo de serpientes y garras, Coatlicue también tenía un poderoso culto que incluso llegó a aterrar a los conquistadores españoles… ¡Conócela!

Cuando los colonos llegaron a lo que ellos llamarían Nueva España (actual México), los nativos del lugar adoraban a las deidades aztecas. Los cultos a estos dioses incluían sacrificios humanos, algo que los españoles no pudieron tolerar.

En 1790 fue encontrado un icónico monolito que representaba a la diosa Coatlicue con los pechos caídos, lo cual representa su fertilidad, pero también su característica falda de serpientes, y con estos animales suplantando partes de su cuerpo, ya que su cabeza estaba formada por dos serpientes encontradas. Por si esta imagen no fuese lo suficientemente imponente, Coatlicue también tenía garras, pero lo que probablemente asustó más a los españoles es que la representación escultural tenía un collar hecho de manos y corazones humanos, los cuales simbolizaban los sangrientos sacrificios que se realizaban en su honor.

Se dice que los trabajadores se asustaron tanto al encontrarla, que los españoles decidieron enterrarla y casi un siglo después fue visitada por el famoso explorador Alexander von Humboldt; pero debido a lo perturbadora que resultó para las autoridades otra vez, el “monstruoso” monumento de Coatlicue –como ha sido llamado- no vio la luz del día hasta que México logró independizarse de España.

Las serpientes que suplantan su cabeza representan la dualidad que cuando se creó dio inicio a los universos – Imagen: Wikimedia.-

Actualmente, la monumental Coatlicue de 3 toneladas reside en el Museo de Antropología y Arqueología de la ciudad de México, y es que la diosa es una de las deidades más importantes del panteón azteca, pero… más allá de su culto y su impacto, ¿quién era realmente Coatlicue?

La madre de todos los dioses

Coatlicue había engendrado a los dioses de las estrellas del sur,  (los Centzon Huitznáhuac) y a Coyolxauhqui, quien lideraba a sus 400 hermanos, pero eventualmente engendraría a una de las deidades más importantes de todo el panteón azteca.

Coatlicue vivía en el mítico monte Coatépec, donde le correspondía barrer. Un día mientras lo hacía cayó del cielo una bella pluma que ella decidió colocar en su seno, pero cuando terminó de barrer el peculiar objeto había desaparecido, haciendo que Coatlicue quedase embarazada. El extraño embarazo provocó la furia de su hija Coyolxauhqui y de sus otros 400 hijos, los Centzon Huitznáhuac, así que decidieron asesinar a su madre…

Estaban preparados para matar a Coatlicue, pero la diosa dio a luz a su hijo Huitzilopochtli, quien nació con armadura y listo para pelear, así que el recién nacido dios asesinó a todos sus hermanos y finalmente mató a Coyolxauhqui decapitándola; su cabeza quedó en el Coatépec mientras su cuerpo rodó colina abajo… Esta es la razón por la cual los sacrificios humanos que se realizaban, en el famoso Templo Mayor azteca en honor a Coatlicue, consistían en que los cuerpos debían caer por la pirámide, como lo hizo el de su hija Coyolxauhqui. De hecho, se dice que las características garras de Coatlicue se deben a que se alimenta de cadáveres, así que aunque es una “diosa madre”, una deidad que simboliza la vida, Coatlicue también representa la muerte.

Huitzilopochtli representado en el ‘Códice borbónico’ – Imagen: Wikimedia.-

Aunque según esta leyenda en particular, Huitzilopochtli no tenía padre, ya que nació únicamente de Coatlicue, esto casi hace que su madre sea asesinada, pero él se convertiría en una de las deidades más importantes de la cosmogonía azteca. De hecho, Huitzilopochtli era el dios más adorado en el Altiplano Central cuando llegaron los españoles, pero los conquistadores buscaron identificarlo con atributos malignos europeos para que los nativos dejasen de adorarlo.

Su figura podría asemejarse hasta cierto punto a Rea o a Gea de la mitología griega, o a la Pachamama de las creencias nativas suramericanas porque Coatlicue es llamada la madre de todos los dioses…

Representación moderna de Coatlicue hecha por un artista gráfico – Imagen: Pinterest.-

Tal vez Coatlicue no sea tan referenciada actualmente como Quetzalcóatl o su hijo Huitzilopochtli, pero tanto su culto como su figura por sí sola fueron sumamente poderosos e imponentes, tanto así que llegó a aterrar a los temidos conquistadores españoles.

Con información de: Universidad Francisco Marroquín / Milenio / Pueblos originarios / Wikipedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia