Menú
Escucha "E19 • ¿Por qué los virus son tal y como los conocemos? • Medicina • Culturizando" en Spreaker.

¿Por qué los virus son tal y como los conocemos?

Desde diciembre de 2019, el COVID-19 ha sido parte de la vida cotidiana y ha despertado la curiosidad de muchas personas con respecto a cómo se comportan los virus. La búsqueda en Google de “qué es un virus” alcanzó una gran popularidad en marzo de 2020, coincidiendo con el aumento de casos de COVID-19 a nivel mundial. ¿Por qué los virus son tal y como los conocemos?, ¿cómo son capaces de transmitirse a una persona hasta el punto de afectarla con diversos síntomas?, ¿acaso están vivos?

Primero que nada: ¿qué es un virus?

Los virus son agentes infecciosos o parásitos intracelulares que dependen de un huésped para replicarse, es decir, para multiplicarse. Esto de «parásitos intracelulares» puede confundir, ya que de inmediato relacionamos a los parásitos con, por ejemplo, la amebiasis. Sin embargo, el concepto de «parasitismo» se refiere a dos participantes: uno de ellos (el parásito) depende del otro (un huésped) para obtener algún beneficio.

¿Cómo los virus producen una enfermedad?

Este mecanismo puede lograrse cuando los virus se replican y matan a las células. Por ejemplo, la muerte de las células del hígado (hepatocitos) provoca hepatitis, la de los enterocitos (células del intestino) puede provocar diarrea, etc.

Aunque no es necesario que nada más se dé una muerte celular para que se produzca una enfermedad, ya que únicamente la pérdida de la función celular también tiene que ver.

Hay otros casos particulares. La inmunodeficiencia del VIH no se precisa simplemente por la muerte celular, sino porque el virus altera la función de ciertas células necesarias para un sistema inmunológico saludable.

La transmisión y la invasión de un virus

–      La transmisión

  • Transmisión fecal-oral: ingestión de alimentos o agua contaminada. También puede suceder cuando una persona tiene las manos contaminadas y toca ciertas cosas, por lo que otra persona puede contraer la infección al pasar los dedos por su boca luego de tocar esas mismas cosas.
  • Gotitas respiratorias.
  • Contacto sexual.
  • Insectos vectores: como garrapatas o mosquitos.

–      La invasión

Luego de su transmisión, un virus necesita de una fábrica especial para realizar sus funciones, ya que por sí solo no puede hacerlas; los virus no son células.

Hay que imaginarse a una célula como una fábrica, en la que hay energía, material de construcción y maquinaria. De tal modo, este sitio es el mejor escenario para que un virus logre liberar muchísimas partículas, dispuestas a invadir más células.

El típico ciclo de vida de un virus se puede describir de la siguiente manera:

  1. El virus interactúa con la célula e introduce en ella su material genético.
  2. Se fabrican las proteínas del virus y el material genético se replica. En medio de todo esto, el metabolismo (funcionamiento común) de la célula huésped se ve obstaculizado; todo para que el virus pueda producir más de sí mismo.
  3. Tanto las proteínas producidas del virus como el material genético replicado hacen un encuentro, para así formar partículas virales (viriones) que son expulsadas de la célula.
  4. Con esta salida, el virus es capaz de infectar células cercanas. El cuerpo tratará de reaccionar por medio de su línea de defensa (sistema inmunológico), en la cual se encuentran diversas sustancias. La producción de anticuerpos no sucederá sino días más tarde (10 a 21 días).

¿Acaso los virus están vivos?

Es impresionante decir que esta pregunta ha sido motivo de debate entre los más estudiosos.

Al ser tan complicada de responder, existe una analogía particular en un artículo científico (enlace al final del texto). Pensemos en una semilla, ¿acaso está viva? No, pero puede tener las propiedades de la vida bajo ciertas circunstancias, que se darían al momento de la plantación.

En tal caso, el virus podría identificarse como esa semilla que, ante un ambiente determinado, es capaz de relacionarse con la célula huésped. Por consiguiente, esta es invadida y se da una producción de más viriones que salen de ella.

Se puede decir que un virus logra estar en dos tipos de estados: uno inerte y otro vivo.

Si quieres saber más detalles sobre por qué los virus son tal y como los conocemos, escucha el episodio 19 de Minutos Médicos. En él se mencionan otros datos interesantes, como por qué no todas las infecciones virales son iguales o la cantidad de virus que existen.

Con información de: PubMed Central (artículo 1) | PubMed Central (artículo 2) | ScienceDirect | CDC | National Geographic | YouTube

Imagen de portada: Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado