El curioso origen de «cliente» y su significado en la Antigua Roma

El curioso origen de «cliente» y su significado en la Antigua Roma

La palabra cliente es sumamente común y la usamos casi a diario para referirnos a diferentes cosas. Un cliente puede ser la persona que emplea con frecuencia, continuidad o constancia alguna de los servicios de una empresa o persona jurídica.

La palabra cliente también puede hacer referencia a la persona que frecuenta a ir a la misma tienda, almacén, establecimiento o local y posteriormente comprar, etc. En fin es una palabra que proviene etimológicamente del latín “cliens” o “entis” que significa acatar u obedecer.

Sin embargo la concepción de esta palabra era completamente diferente en la Antigua Roma. En la muy estratificada sociedad romana, los clientes eran aquellos que estaban bajo la protección o la tutela de otro, ese otro era a quien escuchaban, seguían y obedecían.

Habitualmente el cliente era el individuo de rango socioeconómico inferior que se ponía bajo el patrocinio de un patrón cuyo rango socioeconómico era superior. Ambos hombres eran libres y no en todos los casos se cumplía lo del rango socioeconómico.

¿Conoces el aterrador origen de la palabra «trabajo»?

Según la leyenda, esta relación de patronaje se inició por Rómulo con el objetivo de fomentar los vínculos entre ambas partes de la sociedad romana, de manera los clientes pudieran vivir sin envidia y los patronos obtuvieran el respeto que se merece un superior. Cuantos más clientes tuviera mayor prestigio obtenía cualquier romano que aspirara a ser una figura importante.

Algunos de los ejemplos romanos más llamativos de esta relación cliente-patrono son por ejemplo, los que se establecían en el ejército romano entre un general y sus soldados, entre el fundador y los habitantes de una colonia romana y entre el conquistador y el territorio conquistado.

Este tipo de relación obligaba a mantener una especie de lealtad entre un grupo y otro y además establecía relaciones legales que aun hoy en día se mantienen entre los que ejercen el derecho y los clientes. Es importante conocer el origen de las palabras y de esta manera aprender cómo han evolucionado a lo largo de la historia.

Con información de: Wikipedia.org   | Definiciona.com   | Elcastellano.org | Foto: Shutterstock


  • Me encanta
    2

  • Me divierte
    2

  • Me asombra
    5

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    1



Es tendencia