‘Madame Bovary’, la polémica novela que fue llevada a juicio

‘Madame Bovary’, la polémica novela que fue llevada a juicio

A pesar de que la publicación de ‘Madame Bovary’ fue un éxito rotundo en ventas, el autor de la novela, Gustave Flaubert, fue llevado a juicio por su contenido… Te contamos por qué esta historia produjo tal escándalo, entre otras curiosidades.

El argumento de la novela: la idealización

La trama gira en torno a Emma Bovary una joven lectora de novelas románticas que se casa con un médico, Charles Bovary. La literatura romántica impulsa las acciones que acometerá nuestra heroína. Semejante al Quijote, Emma ha albergado en su alma aspiraciones e ilusiones basadas en la idealización que le proveen los libros.

Emma espera experimentar aventuras apasionadas pero en su matrimonio obtiene a un marido que es conservador, no posee carácter ni grandes aspiraciones en la vida. Emma se encuentra con el tedio cuando se convierte en Madame Bovary. A lo largo de la novela sacará su impulso apasionado, erótico y romántico, tratando de alcanzar lo que había soñado para sí misma gracias a las novelas que leía.

La mujer que se rebela contra las normas sociales

Ilustración de la novela, en su primera publicación, por el pintor Albert Auguste Fourié – Imagen: Wikipedia.-

La tragedia de Madame Bovary es su aburrida realidad, la cual no puede cambiar debido a su condición femenina y su rango social. Uno de los aciertos de Gustave Flaubert es presentar a una heroína que se rebela y trata de seguir su sueño. El autor rompe con la tradición literaria que representa a la mujer como una esposa y madre servicial puritana.

Madame Bovary sigue sus impulsos sin importar la moral, los prejuicios de la sociedad o las consecuencias que le pueda acarrear a su familia.

Polémica e influencia

La mayoría de los críticos considera a Madame Bovary como la mejor novela representante del realismo literario del siglo XIX… Este clásico literario fue un bestseller en la época de su publicación, no obstante, fue un golpe para una sociedad con valores conservadores y prejuiciosa.

El autor, su editor, e incluso el hombre que se encargaba de imprimir fueron llevados a juicio en 1857. La causa: “Ultraje a la moral pública y religiosa y a las buenas costumbres”.

El abogado defensor utilizó el final de la obra como escudo. Del desenlace de Madame Bovary se puede desprender una interpretación moralizante (claro está, la obra tiene múltiples interpretaciones). Todos los implicados en la publicación de la novela consiguieron su final feliz, fueron exculpados.

La obra se convirtió en un símbolo feminista que refleja la lucha y el despertar de la conciencia femenina. Asimismo, se tomó su nombre para bautizar un trastorno psicológico: el bovarismo. Esta enfermedad se define como la insatisfacción crónica causada por la desilusión frente a la realidad.

Con información de: La vanguardia / Cultura genial / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 2
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia