8 de los suicidas más famosos e influyentes en la historia del arte

8 de los suicidas más famosos e influyentes en la historia del arte

Muchos artistas han tomado la dura y definitiva decisión de ponerle punto final a sus vidas… A continuación te contamos los motivos de algunos de los suicidas más famosos en la historia del arte.

Kurt Cobain (1967-1994)

La muerte de Cobain incrementó la creencia popular en el club de los 27 – Imagen: Wikipedia.-

El vocalista y compositor principal de Nirvana, banda que definió una generación y revolucionó la música, decidió quitarse la vida a los 27 años. Es uno de los suicidas más famosos en el ámbito musical.

La estrella de rock tenía problemas de adicción a las drogas, contaba con varias sobredosis en su historial, y se presume que padecía de depresión clínica. Intentó suicidarse en múltiples ocasiones, lo consiguió finalmente disparándose en la cabeza.

Ernest Hemingway (1899-1961)

Hemingway padecía de diversas enfermedades y había sufrido varios accidentes que perjudicaron su salud – Imagen: Pixabay.-

El célebre escritor estadounidense, ganador del Premio Pulitzer y del Premio Nobel de la Literatura, decidió dispararse con su escopeta favorita y ponerle fin a su vida a los 62 años. La salud del autor se vio perjudicada por dos accidentes aéreos, además padecía de varias enfermedades crónicas y era un gran bebedor.

Se dice que la muerte de sus amigos letrados (Fitzgerald, W. B. Yeats, Joyce, entre otros) en conjunto con su deterioro de salud lo sumió por años en depresión y lo condujo al suicidio.

Marilyn Monroe (1926-1962)

Marilyn se convirtió en un ‘sex symbol’ en la época de los 50 – Imagen: Pixabay.-

Norma Jeane Baker, mejor conocida por su nombre artístico Marilyn, se convirtió al igual que Elvis Presley en un ícono de los años 50 en América. Cantaba y actuaba, pero es recordada especialmente por su belleza y sexappeal. Actualmente se considera una de las suicidas más famosas, y su muerte conmocionó Hollywood.

Murió por una sobredosis de barbitúricos cuando tenía 36 años. Aunque muchos piensan que su muerte en realidad fue un asesinato, la autopsia revela que fue un suicidio provocado por la terrible ansiedad que padecía la actriz.

Sylvia Plath (1932-1963)

Luego de su muerte su exesposo se encargó de editar sus poemas, por ello, Sylvia ganaría un Premio Pulitzer póstumo por sus ‘Poemas completos‘ – Imagen: Wikipedia.-

Plath es una de las poetas americanas mejor considerada por la crítica, sus escritos llenos de melancolía eran una forma de lidiar con su angustia y depresión. En varias ocasiones intentó suicidarse. Estuvo internada en un hospital psiquiátrico cuando comenzó la universidad. Los psicólogos consideran actualmente que la poetisa sufría de trastorno bipolar que no fue diagnosticado. La brillante escritora se suicidó asfixiándose con gas cuando tenía 30 años.

Vincent van Gogh (1853-1890)

Van Gogh vivió en la extrema pobreza, solo consiguió vender una pintura en vida, alcanzó la fama posteriormente a su muerte – Imagen: Wikipedia.-

Van Gogh había estado internado en un psiquiátrico dos años antes de morir. Mirando a los barrotes de la ventana de su habitación, durante su estancia en el manicomio, había creado una de sus mejores obras: La noche estrellada. Falleció a los 37 años.

El pintor neerlandés sufría de constantes ataques de pánico y ansiedad. Un día en medio de una discusión se disparó un tiro en el estómago con una pistola. Hay teorías que aseguran que fue accidental, pero a juzgar por su condición mental la creencia popular es que se trató de un suicidio. Se convirtió en uno de los pintores más admirados años después y uno de los suicidas más famosos.

Nicolas de Chamfort (1741-1794)

Chamfort es reconocido por sus epigramas y aforismos – Imagen: Wikipedia.-

Escritor francés muy respetado, su talento se reconoció desde los inicios de su carrera. Tenía un espíritu crítico y este sería su error fatal. A pesar de apoyar la Revolución Francesa en un principio, al ver los horrores cometidos por el régimen al mando expuso sus críticas en sus escritos.

Por ello, fue a parar en la cárcel. Al quedar libre juró que no iba a revivir esa experiencia pero no pudo callarse ante las injusticias. Cuando lo buscaban para ingresarlo a prisión por segunda vez intentó suicidarse con un tiro en el paladar pero solo logró volarse la nariz. Al momento agarró un abrecartas y se hizo múltiples heridas. Lo encontraron desangrándose y lograron reanimarlo. Chamfort murió siete meses después a causa de estas heridas.

Robin Williams (1951-2014)

Robin Williams padecía de una enfermedad mental, el tercer tipo de demencia más popular – Imagen: Flickr.-

Uno de los suicidios más sorprendentes de la época contemporánea fue la del actor y comediante Robin Williams. A los 63 años decidió quitarse la vida ahorcándose en su propio dormitorio.

Su esposa días después de su fallecimiento declaró que Williams sufría de demencia con cuerpos de Lewy. Los síntomas de esta enfermedad son parecidos al alzhéimer y el párkinson: deterioro mental, lentitud y rigidez en los movimientos, así también como alucinaciones y paranoia.

Virginia Woolf (1882-1941)

Virginia Woolf es una de las representantes más emblemáticas del movimiento feminista en el siglo XX, especialmente valorada por su libro ‘Una habitación propia’ – Imagen: Wikipedia.-

Esta escritora británica, alabada por sus novelas y citada innumerables veces por sus ensayos feministas, se lanzó a un río con los bolsillos llenos de piedras y se ahogó. Así se convirtió en una de los suicidas más famosos en el mundo de las letras.

La autora había intentado abandonar este mundo desde que tenía 22 años, cuando saltó por una ventana. Padecía de episodios profundos de depresión. Especialistas actuales sugieren que tenía trastorno bipolar.

Con información de: Wikipedia / El país / The New York Times / La voz de Galicia.

  • Me encanta 10
  • Me divierte 0
  • Me asombra 33
  • Me entristece 2
  • Me enoja 0



Es tendencia