Los Hemingway: una vida de dolores y atropellos

Los Hemingway: una vida de dolores y atropellos

Ernest Hemingway, fue un escritor clásico de la literatura norteamericana que gozó de un gran éxito en su faceta de producción literaria; sin embargo, los demonios de su infancia, las enfermedades hereditarias y decepciones amorosas acabarían con su vida… ¡Conoce el drama que arrastra el apellido Hemingway!

Ernest Miller Hemingway (1899 – 1961) tuvo una infancia triste, según él mismo afirmó. Fue el segundo hijo de Clarence, un médico que se suicidaría en 1928 a causa de una enfermedad incurable, y Grace, una mujer controladora que lo obligaba a vestirse de niña. Hemingway tendría cerca de 20 años cuando decidió formar parte de la Cruz Roja en la Segunda Guerra Mundial, en donde fue conductor de ambulancia. Luego de sufrir un accidente, que le traería secuelas, regresa de Italia a Estados Unidos, enamorado de una enfermera mayor que él. Meses después de volver, la mujer le confesó que se casaría con un italiano y el joven Hemingway quedó destrozado.

Gestionó a través de amistades para ser enviado a Canadá, a servir de periodista para Toronto Star Weekly, oficio que ejercería ocasionalmente toda la vida a partir de ese momento. Se formaliza como escritor, se casa por primera vez con Elizabeth Richardson y se marcha a París en 1921.

Hemingway (1918). El escritor amaba la pesca y la caza, como su padre – Imagen: Wikimedia.-

En la década de 1920 escribiría sus novelas más conocidas: Aguas primaverales (1926), Fiesta (1926), la que le hizo famoso, y Adiós a las armas (1929). Se divorcia de Richardson y se casa nuevamente con Pauline Pfeiffer, marchándose a Cayo Hueso, en Florida. Cuando inicia la Guerra Civil española, Hemingway trabajó como corresponsal, acompañado de Martha Gellhorn, una de las periodistas de guerra más conocidas del momento.

Gellhorn y Hemingway se casan en 1940 y se divorcian cinco años después. Con 89 años y parcialmente ciega, Gellhorn se suicidó en 1998, por intoxicación cianhídrica. El escritor se casaría por última vez con Mary Welsh, en 1946.

Dolencias y suicidio

Los viajes de Hemingway resultaban en desastre la mayoría de las veces. Luego de servir en la Primera Guerra Mundial y tener un accidente en las piernas, su condición física no volvió a ser igual. Sus viajes a España fueron felices, mientras que en África tuvo problemas: en Kenia (1954) se quemó algunas partes del cuerpo en un incendio forestal y en un safari sufrió un accidente en avión. En el cuento Las nieves del Kilimanjaro describe también cómo pescó una disentería (inflamación de los intestinos) en uno de sus tantos viajes.

Hemingway también sufrió de alcoholismo la mayor parte de su vida. De su padre no solo heredó el peso del suicidio, sino una enfermedad llamada hemocromatosis, que causa exceso de hierro en la sangre. Por la bebida tenía problemas hepáticos, de colesterol (aterosclerosis) e hipertensión.

Hemingway con Pauline, su segunda esposa. Con ella tuvo a sus últimos dos hijos: Patrick y Gregory – Imagen: Wikimedia.-

Aunque hay teorías que sostienen que fue un accidente, la versión oficial cuenta que el escritor de suicidó el 2 de julio de 1961 con su escopeta favorita. Ya que se estableció durante un tiempo en Cuba y conocía a Fidel Castro (en plenos auges de la Revolución Cubana), Hemingway se había vuelto obsesivo y conspirativo, ya que tenía la certeza de que el FBI lo acosaba en su residencia en Idaho, en donde acabó con su vida.

El destino de sus descendientes

Los hermanos de Ernest, Ursula y Leicester, también se suicidaron. El hijo mayor del escritor, llamado Jack, fue producto de su primer matrimonio, se dedicó a la pesca y también sufrió de alcoholismo. Jack tuvo tres hijas: Margaux, Joan y Mariel. Aunque la menor (Mariel) creció pensando que su abuelo se había matado por accidente, los desastres de su familia terminaron por revelarle lo que realmente había pasado:

  • Joan (también conocida como Muffet) había abusado de algunas drogas y alcohol desde temprana edad y se le terminó diagnosticando esquizofrenia, luego de varios episodios psicóticos.
  • Margaux se dedicó al modelaje en los años 80; sin embargo, sumida en las drogas y el alcohol, tuvo una sobredosis de pastillas que tomaba para controlar la epilepsia, en 1996.

Mariel, la menor de las tres nietas de Hemingway, sufrió de anorexia en su juventud, pero en la actualidad está recuperada. Se dedicó a la actuación. El padre de las tres chicas, Jack, murió en el 2000.

Mariel Hemingway – Imagen: Wikimedia.-

Patrick Hemingway, el segundo hijo del escritor, se graduó en Harvard en Historia y Literatura.

Gregory, su último hijo, se cambió de sexo para convertirse en Gloria. En su niñez tuvo problemas con su padre, por travestirse y ser desaprobado por su conducta. En su juventud, se había formado como cazador; sin embargo, su vida se fue al declive al tener varios episodios de psicosis y cuadros clínicos de depresión. Antes de reasignarse el sexo se casó cuatro veces y tuvo siete hijos. Falleció en el 2001.

Con información de Wikipedia / Semana / National Geographic / El País

Imagen portada: Wikipedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia