¿Somos nuestros propios enemigos? La filosofía del “todos contra todos” de Thomas Hobbes

¿Somos nuestros propios enemigos? La filosofía del “todos contra todos” de Thomas Hobbes

Movidos por el instinto de siempre ser mejores, los hombres viven bajo una guerra constante de poderes. La competencia de unos contra otros, resulta ser la clave de todos los enfrentamientos entre los ciudadanos. ¿Quién fue Thomas Hobbes? ¿Cómo podemos lograr la paz? ¿Seríamos felices en un mundo sin leyes? Aquí te contamos todo.

¿Quién fue Thomas Hobbes?

Thomas Hobbes fue un filósofo inglés reconocido por sus planteamientos en la política. Nació en Westport, cerca de Malmesbury el 5 de abril de 1588 y murió en Derbyshire, el 4 de diciembre de 1679 – (Pintura de John Michael Wright).-

Fue un filósofo inglés, considerado uno de los padres del modernismo y de la filosofía política. Su pensamiento –en su mayoría, pacifista-, se orienta hacia la creación de un modelo político que evite dentro de lo posible, los enfrentamientos entre los ciudadanos. Su obra más reconocida es Leviatán, un ensayo político que analiza los comportamientos de los ciudadanos con base en la elección de sus gobernantes. ¿Debemos o no hacerles caso? ¿Podríamos vivir sin leyes?

Todos contra todos, los hombres viven en una guerra constante

La Guerra Civil Inglesa, lo traumatizó completamente. Lamentaba en su libro, como los hombres pueden destruirse mutuamente sin el más mínimo remordimiento.-

Se puede leer exagerado y hasta extremista, pero no hay nada alejado a la realidad. La conducta natural del hombre, consiste en la competencia constante. La comparación con el otro y las ganas de superar las condiciones de los demás; es parte de nuestra naturaleza. Hobbes explica, que el principal problema de los hombres, es el inconformismo y sobre todo, la comparación.

¿Vivimos compitiendo? Aunque quizás es de forma inconsciente, Hobbes asegura que sí. El hombre por naturaleza busca mejorar constantemente sus condiciones de vida y lo hace analizando a sus iguales. Desde tener una casa más grande hasta graduarse en la universidad más costosa; por instinto y naturaleza, siempre buscaremos ser y tener lo mejor.

¿Por qué debemos competir? Porque los bienes de la tierra son limitados. Cuando otra persona obtiene lo que tú deseas y te imposibilita tenerlo, comienzan las discordias e inicia la denominada “guerra latente” que es a lo que le huye Hobbes.

¿Cómo podemos encontrar la paz? Sacrificando la libertad y estableciendo un “contrato”

Resultado de imagen para leviathan thomas hobbes

Para él, el pueblo es quien mantenía al mandatario en su lugar. En el dibujo -que resulta ser la portada del libro-, el rey está hecho de muchas personas.-

La filosofía de Hobbes consiste en encontrar un mecanismo que permita que los hombres sean felices y logren vivir en convivencia. ¿Cómo se puede lograr? Uniendo las tres razones sociales que la humanidad tiene en común:

• El instinto de conservación y convivencia

• El temor a la muerte

• La búsqueda constante de mejores condiciones de vida

El hombre compite por la búsqueda constante de mejores condiciones de vida. Se enfoca en encontrarlas, porque le teme a la muerte y no quiere morir porque su instinto de conservación le prohíbe rendirse.Si todos estamos guiados por los mismos instintos, ¿por qué no trabajar en equipo? Ese es el pensamiento de Hobbes.

También podría interesarte: Albert Camus, el filósofo que decía que la vida no tenía sentido. 

El filósofo explica que para lograr mantener un orden y garantizar el cumplimiento de las tres razones humanas, se deben sacrificar ciertos derechos y libertades, a cambio de un gran conjunto de beneficios.

Al nacer en un país, aceptamos tácitamente cada una de sus reglas. Cada ley escrita, busca garantizar el bienestar de una población en general, enfocándose en el bien individual de cada uno de sus miembros.

Todos vivimos bajo un contrato

Visualicémoslo con un ejemplo:

Quizás una mañana vas tarde al trabajo y mientras conduces en medio del tráfico, te topas con un semáforo en rojo que te prohíbe avanzar. En el momento, desearías poder avanzar ignorándolo para así llegar más rápido, pero ese semáforo permite que el tráfico fluya y que cada uno de los miembros de la comunidad, pueda llegar a su destino de forma segura.

Es una norma que no creaste tú, pero que garantiza tu bienestar y el de la comunidad. Esta clase de “sacrificios”, permite que una sociedad funcione de forma correcta. Hobbes insiste en que las sociedades funcionan gracias a que todos confiamos en que nuestros compañeros, actuarán de forma correcta. ¿Quién establece estas leyes del contrato? El Estado.

El Estado, una “bestia” que controla nuestra libertad

Su visión fue muy criticada para la época, puesto que el pueblo no entendía el concepto de sumisión ante el poder – (La ilustración de la foto, fue realizada por él).-

«Leviatán» es el nombre que le da Thomas Hobbes al Estado y es uno de los nombres bíblicos que se le designa al diablo. El filósofo insiste en que el Estado es una bestia que tiene como función, ejercer violencia física sobre aquellos que violenten el contrato que los rige. Su deber es contener, dominar y controlar todo.

Pero a diferencia de otras filosofías políticas, Hobbes no ve al Estado como un pacto social, sino como una unión de individuos. ¿Por qué lo ve así?

Un pacto social surge con fines sociales, de garantizar el bienestar de una masa. El Estado, surge con fines individuales, porque busca la satisfacción personal de un individuo, para que este no ataque a los demás en la búsqueda de su bienestar. Así, con cada uno de los miembros de una sociedad.

¿Cómo evitamos la guerra de “todos contra todos”?

Renunciando a nuestro propio derecho de defensa. Si no tuviéramos una sociedad organizada, todos caminaríamos con grandes armas en nuestras espaldas para poder garantizar nuestra supervivencia, como los seres primitivos.

En comunidad, dejamos a un lado la necesidad de ser violentos o de luchar físicamente por nuestros derechos, y nos permitimos ser vulnerables porque confiamos en que el Estado velará por nuestra seguridad.

Te podría gustar: El estoicismo, la filosofía que te ayudará a mantener la calma en medio del caos. 

Hobbes asegura que el Estado se convierte en nuestro principal protector. Cada miembro de una sociedad, toma la decisión consciente de confiar plenamente en las capacidades de un gobernante para delimitar las libertades de otros, con el propósito de garantizar el bienestar común.

Según su filosofía, las guerras y las discordias son completamente evitables, siempre y cuando, todos los miembros de una sociedad se comprometan a seguir un “contrato” social.

Con información de: BiographyBritannica| Foto: Shutterstock

  • Me encanta1
  • Me divierte0
  • Me asombra1
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia