Menú
Grandes frases de Confucio

Grandes frases de Confucio

Confucio (K’ung-fu-tzu, literalmente «Maestro Kong») fue un escritor y filósofo chino, creador del confucianismo y autor de «Analectas» y «Cinco Clásicos».

Confucio nació en el seno de una familia noble, cuyo padre falleció tres años después de su nacimiento. Su infancia transcurrió con muchas dificultades económicas, pero recibió una esmerada educación.

Comenzó a trabajar desde muy joven, desempeñándose en diversos oficios hasta llegar a ser Ministro de Justicia, cargo que dejó años más tarde ya que no estaba de acuerdo con la política que seguía el príncipe.

En pleno proceso de degeneración, pérdida de la fe y decadencia que vivía en esa época el gobierno de China, Confucio intentó recuperar y difundir entre la población los principios y preceptos de los sabios de la antigüedad.
En 501 a.C., obtuvo el cargo de magistrado de Zhongdu y un año más tarde el de Ministro de Justicia, destacándose por su imparcialidad y prácticas ejemplares.

En 484 a.C., Confucio dejó su cargo y se dedicó a escribir y transmitir sus enseñanzas, muchas de ellas plasmadas en «Analectas» y «Cinco Clásicos».

El templo, la residencia y el cementerio donde descansa Confucio, fueron declarados Patrimonio cultural de la Humanidad en 1994.

Frases de Confucio

«Se puede calificar de hombre superior el que primero pone en práctica sus ideas, y después predica a los demás lo que él ya realiza».

«Nuestra mayor gloria no está en no caer nunca, sino en levantarnos cada vez que caemos».

«Estudia el pasado si quieres pronosticar el futuro».

«Donde hay satisfacción no hay revoluciones».

«Cuando el reino es administrado con justicia y equidad, bastará su palabra para que le sea conferida la dignidad que merece; cuando el reino sea mal gobernado, y se produzca disturbios y sediciones, bastará su silencio para salvar su persona».

«Se puede quitar a un general su ejército, pero no a un hombre su voluntad».

«No importa lo lento que vayas mientras no te detengas».

«El que no es fiel y sincero con sus amigos, jamás gozará de la confianza de sus superiores».

«Mucho más excelente es la virtud del que permanece fiel a la práctica del bien, aunque el país se halle carente de leyes y sufra una deficiente administración».

«Si te enfadas, piensa en las consecuencias».

«El que domina su cólera domina su peor enemigo».

«El guerrero más poderoso es aquél que se conquista a sí mismo».

«Si el hombre sabio observa una conducta displicente, no inspirará respeto; si se limita a estudiar, sus conocimientos no serán profundos. Debéis ser siempre sinceros, fieles y actuar con buena fe».

«El hombre que mueve montañas empieza apartando piedrecitas».

«Mejor un diamante con un defecto que un guijarro sin uno».

«Nunca le des una espada a un hombre que no sabe bailar».

«La cortesía que debe presidir nuestras actuaciones cotidianas se fundamenta principalmente en el respeto y comprensión hacia todos».

«El silencio es un verdadero amigo que nunca traiciona».

«Ver lo correcto y no hacerlo es falta de coraje o de principios».

«No hagas a otro lo que no quieras que te hagan a ti».

«La verdadera ciencia consiste en conocer que se sabe lo que realmente se sabe, y que se ignora lo que en verdad se ignora. En esto consiste la verdadera sabiduría».

--

¿Te gustó este artículo? Suscríbete GRATIS a nuestro WHATSAPP para que recibas directamente en tu teléfono lo mejor de Culturizando.


Lo que más gusta

Lo más destacado

x