Amedeo Modigliani: 8 datos de este gran pintor

Amedeo Modigliani: 8 datos de este gran pintor

Amedeo Modigliani fue uno de esos pintores cuya obra se valoró póstuma a su muerte. Con una vida bohemia y un origen de naturaleza refugiada, vivió la mayor parte de su vida en París, en donde vivió y atravesó sus mejores y peores momentos… ¿Quieres conocer su vida en 8 datos?

Amedeo Clemente Modigliani (1884-1920) fue un pintor y escultor italiano, que falleció a la temprana edad de 35 años en la ciudad de París, Francia. Bohemio por excelencia, su vida estuvo desprovista de estabilidad. En cambio, el alcohol, el sexo y la pobreza fueron elementos que adornaron sus años en la capital del arte.

Modigliani en su estudio, en la ciudad de París – Imagen: Wikimedia.-

Acá te dejamos unos datos curiosos de su vida, repleta de excesos y enfermedades.

Amedeo Modigliani: 8 datos de su vida

  • Nació en la ciudad de Livorno, en la región de Toscana. Se crio en una comunidad de refugiados extranjeros, siendo sus padres de origen judío sefardí (aunque su madre era de Marsella, Francia). Fue el menor de cuatro hermanos.
Ciudad de Livorno – Imagen: Wikimedia.-
  • Era familiar lejano del famoso filósofo neerlandés Baruch Spinoza, quien también era de origen sefardí.
Grabado de Spinoza – Imagen: Wikimedia.-
  • De adolescente tomó clases de pintura con Giovanni Fattori, un artista importante del movimiento pictórico Macchiaioli. Durante los dos primeros años, Modigliani se enfermó de fiebre tifoidea y luego de tuberculosis. Aunque logró sobrevivir, dichas enfermedades le darían problemas el resto de su vida.
Fattori fue profesor de Modigliani en sus años adolescentes – Imagen: Wikimedia.-
  • Luego de estudiar un tiempo en Florencia se muda a la ciudad de París, en donde entabla amistad con varios artistas. Regresó un tiempo a Italia por complicaciones de salud y hacia 1909 alquila un estudio en el barrio Montparnasse, en París.
Modigliani en su estudio (1915) – Imagen: Wikimedia.-
  • Aunque fue un prolífico pintor, se identificaba más como un escultor. No retocaba sus cuadros, porque decía que el resultado final representaba la pura esencia de su alma.
  • Tanto sus pinturas como sus esculturas son reconocidas por basarse en figuras humanas, caracterizadas por tener rasgos alargados de apariencia plástica, tal como era el estilo de los artistas del momento. Los cuellos prolongados, la flaqueza de los cuerpos y la representación extraña de los ojos eran de los elementos más comunes de su obra.
Pintura ‘La mujer del abanico’ (cuyo título original en francés es ‘La Femme à l’éventail’), una de las obras más famosas del artista – Imagen: Wikimedia.-
  • Sus colegas a menudo reconocían el gran número de amantes que tuvo durante su vida, además de ser acreedor de un poderoso sex appeal del que las mujeres no podían escapar. Luego de varios amoríos tuvo una relación de dos años con Beatrice Hastings (pseudónimo de la poeta Emily Alice Haigh), con quien tuvo un tormentoso vínculo. Su segunda relación duradera fue con Jeanne Hébuterne, quien también era pintora. En 1919 tuvieron una hija en la ciudad de Niza, a la cual llamaron Jeanne como su madre.
Hébuterne solo tenía 21 años cuando cometió suicidio, días después de la muerte de su compañero – Imagen: Wikimedia.-

Hébuterne, embarazada, acompañó a Modigliani hasta su muerte, mientras este deliraba a causa de una meningitis tuberculosa. Días después de la muerte del artista, su novia de casi nueve meses de gestación se suicidó lanzándose por la ventana de su apartamento.

  • Tanto Beatrice Hastings como Jeanne Hébuterne fueron musas del artista, que las retrató y esculpió en varias oportunidades. Así como Hébuterne se suicidó arrojándose por una ventana mientras su familia discutía sobre el estado de deshonra de la joven Hastings también tuvo un trágico final, inhalando monóxido de carbono hasta fallecer.
Retrato de Hastings hecho por Modigliani (1915) – Imagen: Wikimedia.-

Amedeo Modigliani fue enterrado en el Cementerio del Père-Lachaise. Su hermana, Marguerita, había intentado adoptar a la pequeña Jeanne con la finalidad de darle una vida de calidad que sus padres no habían podido ofrecerle. Pero no es hasta el suicidio de Hébuterne que ella adquiere la custodia total de la criatura.

Ante la vergüenza de la familia de Hébuterne por el atentado contra su vida, fue enterrada con mucho misterio. Diez años después, el hermano mayor de Modigliani, Emmanuele, convence a los familiares de trasladar sus restos al mismo cementerio que su pareja. En el epitafio de la joven está la frase “Compañera devota hasta el sacrificio extremo”. 

Este retrato de Modigliani se le atribuye a Jeanne Hébuterne – Imagen: Wikimedia.-

Con información de: Wikipedia / Artistas HA! / Foto: Wikimedia

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia