Menú
George Orwell, el hombre que desenmascaró la política con un cuento de animales

George Orwell, el hombre que desenmascaró la política con un cuento de animales

Confiado plenamente en su talento para escribir, George Orwell se dedicó a plasmar sus ideas sobre papel para advertirle a la sociedad sobre los vicios de ciertos sistemas políticos ¿Qué lo inspiró a escribir? ¿Cuáles fueron sus obras más destacadas? Aquí te contamos todo.

¿Quién fue George Orwell?

Eric Arthur Blair (1903-1950) fue un escritor británico nacido en la India, mejor conocido por su pseudónimo “George Orwell”. Es considerado una de las figuras más importantes y destacadas de la literatura inglesa, y su pensamiento político sigue vigente en sus obras.

¿Qué lo inspiraba para escribir? 

Utilizaba la literatura como una herramienta para cambiar el mundo, su interés principal era la escritura política. Sus trabajos eran críticos y buscaban ejemplificar de la manera más simple y visual posible, todos los errores de los sistemas políticos. 

George Orwell escribió un ensayo que explicaba exactamente cuál era su propósito con la escritura, lo explica así: “Lo que he querido hacer en los últimos 10 años es convertir la escritura política en un arte”.

¿Cuándo tomaba la decisión de escribir? “Mi punto de partida siempre fue el sentimiento partidista –la inclinación favorable hacia una tendencia- o una injusticia”.

¿Por qué escribía? “Cuando me siento a escribir un libro, no pienso «voy a crear una obra de arte», escribo porque hay alguna mentira que quiero exponer.  Algo en particular a lo que le quiero dar un foco de atención y mi meta principal, es conseguir que me escuchen”.

George Orwell, el hombre que desenmascaró la política con un cuento de animales
Orwell tiene 13 obras completas y más de 20 ensayos diferentes, en los que expone, sin temor alguno, su punto de vista sobre la sociedad – Imagen: Wikipedia.-

Era un hombre muy crítico y confiaba plenamente en sus capacidades literarias, tanto así, que escribió un manual sobre cómo “escribir correctamente”, en el que dice por ejemplo:

-Nunca utilices una palabra larga cuando existe una corta que cumple la misma función.

-Nunca utilices una palabra científica o específica cuando existe un sinónimo más fácil de entender.

Un intelectual que despreciaba a los intelectuales

Orwell era admirado por su talento con la escritura, sus ideas revolucionarias y su forma de plasmar las ideas sobre el papel lo hicieron formar parte del grupo de intelectuales más respetados de Inglaterra, pero esto no lo enorgullecía.

En un ensayo que tituló “Políticas y el lenguaje inglés”, escribió todo lo que detestaba de los que se consideraban intelectuales. Desde el uso de palabras muy sofisticadas, hasta la arrogancia que los caracterizaba, expuso sin miedo todo su desprecio, desde entonces, se ganó varios enemigos.

Su mejor descubrimiento: “Las personas ordinarias

En los trabajos de Orwell, hay un factor resaltante y diferente: su interés por “las personas ordinarias”. Desde muy pequeño estudió en un colegio público inglés, en el que estaba completamente rodeado por niños con muy buenas posiciones económicas.

Su personalidad destacaba por encima de los demás, era inteligente, apasionado de la lectura e irreverente. Se cansó progresivamente de su entorno, catalogaba a los intelectuales como arrogantes y a los “burgueses” como personas vacías. Buscando nuevos conocimientos se dedicó a estudiar lo que él llamaba “la vida ordinaria”.

Ordinario, por definición, significa “común y corriente, algo que sucede habitualmente” Orwell sintió profunda curiosidad por la vida en los pueblos de Inglaterra y se dedicó a analizar los estilos de vida y pensamientos de estas personas con vidas comunes.

En su libro Desde París hasta Londres publicado en 1933, cuenta sus experiencias en forma de crónica y llega a una conclusión: todos los que viven vidas ordinarias son mucho más sabios, más gentiles y más felices que aquellos que presumen de su dinero y su inteligencia.

A partir de ese momento, en cada viaje que realizaba, se dedicaba a estudiar a las personas que tenía a su alrededor y después publicaba un libro al respecto. Siempre llegó a la misma conclusión: las personas con vidas comunes son más puras de corazón.

¿Qué leer de George Orwell? Sus dos obras más importantes

Rebelión en la granja (1945): Es una crítica a los sistemas políticos y una demostración de las consecuencias de las revoluciones.

¿De qué habla? Los animales de una granja se sublevan en contra de sus dueños con el propósito de alcanzar la libertad, pero en la lucha por tomar el poder se inician una serie de revoluciones que perjudican la convivencia en la granja.

En el momento de su publicación, el libro fue ignorado y hasta algunos lo catalogaron de infantil, por tratarse de animales, pero Orwell quería lograr justamente que un tema tan complejo como la política pudiera ser entendido por toda clase de públicos.

1984 (1949): Es una novela de ciencia ficción en la que el escritor presenta un mundo futurístico que evidencia todo tipo de problemas sociales producto de los errores del gobierno.

¿De qué habla? Winston Smith decide rebelarse ante un gobierno totalitario que controla cada uno de los movimientos de sus ciudadanos y castiga incluso a aquellos que delinquen con el pensamiento.

Con información de: PlayBuzz / Biography / Britannica


Lo que más gusta

Lo más destacado