Los «Siete Magníficos» cementerios de Londres que debes visitar

Los «Siete Magníficos» cementerios de Londres que debes visitar

Por lo general, los cementerios no son considerados sitios turísticos por viajeros que quieren conocer los diversos atractivos de las ciudades; sin embargo, la ciudad de Londres alberga hermosos cementerios que merecen ser visitados… ¡Conoce más de los «Siete Magníficos»!

En el siglo XIX, siete grandes camposantos privados fueron creados en la ciudad de Londres, Inglaterra, debido a que las pésimas condiciones de higiene y el rápido crecimiento de la población, hicieron de los cementerios londinenses espacios insuficientes.

En 1832, el Parlamento aprobó un proyecto de ley que alentaba al establecimiento de cementerios privados fuera del centro de Londres. A partir de ese momento, se crearon siete grandes cementerios a los que informalmente llamaron «The Magnificent Seven», traducido al español como los «Siete Magníficos».

Kensal Green Cemetery

Imagen: Wikimedia.-

Fue el primer cementerio privado de los siete, inaugurado en 1833. Anteriormente se le conocía como «The General Cemetery of All Souls», (El Cementerio General de Todas las Almas).

Kensal Green Cemetery tiene tres capillas que atienden a todas las religiones. A pesar de que sus construcciones presentan un estilo griego, expertos consideran que posee un estilo gótico. Por ser el más antiguo, grandes figuras del siglo XIX están enterradas aquí, como el reconocido artista John William Waterhouse.

West Norwood Cemetery

Imagen: Wikimedia.-

Cuatro años después de la inauguración del primero de los «Siete Magníficos», abrió las puertas el West Norwood Cemetery, conocido mundialmente como el primer cementerio en usar el estilo gótico.

Este cementerio es una pequeña reserva natural de fauna y flora que se exhibe a la vista del turista; de igual manera, es un sitio de gran interés para los curiosos del ámbito histórico y arquitectónico.

En él descansan ingenieros, arquitectos góticos, artistas, médicos, empresarios y deportistas importantes del siglo XIX.

Highgate Cemetery

Imagen: Shutterstock.-

El cementerio fue inaugurado el 20 de mayo de 1839. Fue diseñado por el arquitecto y empresario Stephen Geary, y ha sido muy especial desde su creación pues ofrece algo especial que el resto de los cementerios: al ubicarse en uno de los puntos más altos de la ciudad, tiene una vista magnífica de Londres.

Los camposantos del Highgate Cemetery albergan los restos de personajes que han hecho historia como el físico y químico Michael Faraday; el ganador del Premio Nobel de Literatura, John Galsworthy; las escritoras Stella Gibbons y Mary Ann Evans (quien escribía bajo el seudónimo de George Eliot); el escritor y guionista Douglas Adams; y, nada más y nada menos que Karl Marx.

Abney Park Cemetery

Inaugurado en 1840, es el único de los «Siete Magníficos» que no se encuentra en funcionamiento. Sin embargo, el cementerio está compuesto por un parque conmemorativo al que se puede entrar gratuitamente todo el año. Este cementerio es una reserva natural local.

Fue el primer cementerio en no tener áreas de entierro separadas para las diferentes religiones, convirtiéndose rápidamente en el lugar de descanso más popular para los inconformistas y disidentes victorianos.

Brompton Cemetery

Imagen: Shutterstock.-

Al igual que el Abney Park Cemetery, fue inaugurado en 1840. El diseño del cementerio de Brompton se inspira en la Basílica de San Pedro en Roma e imita una catedral al aire libre.

El Brompton Cemetery es el único cementerio que la corona británica posee. Alberga 35 mil lápidas y combina monumentos, árboles y vida silvestre.

El quinto de los «Siete Magníficos» ha servido de locación para la filmación de películas como Sherlock Holmes y Johnny English.

Nunhead Cemetery

También inaugurado en 1840, es conocido como el «cementerio de todos los santos» y es el menos famoso del grupo de los «Siete Magníficos».

En el siglo XX el cementerio ya se encontraba lleno, por lo que la compañía encargada del mantenimiento de todo el camposanto decidió abandonarlo. Posteriormente, se convirtió en un refugio para la vida silvestre, y fue renovado y abierto en mayo de 2001. Actualmente es una reserva natural local.

Towers Hamlets Cemetery Park

Imagen: Shutterstock.-

El último de los «Siete Magníficos» abrió sus puertas el 4 de septiembre de 1841. Durante la Segunda Guerra Mundial el cementerio fue bombardeado cinco veces, tanto las capillas como el cementerio recibieron daños. En mayo de 2000, fue declarado reserva natural local.

Aunque estos siete magníficos cementerios están llenos de personas fallecidas, muchos turistas encuentran entretenido y pacífico visitarlos, gracias a sus espectaculares jardines y sus hermosas y diversas tumbas y bellos mausoleos, con ornamentos fascinantes en medio de grandes reservas naturales.

Con información de: El País | El Ibérico | Your Trip Agent 

  • Me encanta1
  • Me divierte0
  • Me asombra1
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia