Edmund Leighton: La magia del amor en 3 magníficas pinturas

Mar 08, 2017 | Arte - Cultura General

Edmund Blair Leighton (1853-1922) fue un pintor hiperrealista inglés que dedicó su vida a crear hermosas pinturas románticas. Su trabajo resalta en la actualidad por ser un compendio de la iconografía medieval. Es comparado con  grandes pintores como James Tissot y Dante Rossetti.

Edmund, nació en una familia de artistas; su padre era pintor y su madre músico. Tuvo una infancia muy difícil, su padre murió cuando tenía 7 años y su madre, al sentirse incapaz de criar un varón,  decidió enviarlo a un internado donde no recibía los cuidados adecuados.

Desde niño sintió atracción por el mundo de las artes, sin embargo no pudo dedicarse totalmente a explotar su talento debido a sus carencias monetarias. Luego de terminar la escuela comenzó a trabajar en la industria del Té para poder ahorrar y pagarse una carrera de arte en South Kensington School of Art.

El artista solía plasmar en sus pinturas doncellas sumergidas en románticos mundos generalmente dentro de poderosos castillos. Se dice que Edmund solía exaltar la belleza de la Edad Media, porque mostraba la elegancia de la caballería y el amor como si fueran hermosos cuentos de hadas.

A pesar de no ser un artista muy reconocido, tuvo importantes logros a lo largo de su vida: Trabajó como ilustrador para la revista de moda Harper’s Bazaar, trabajó para la compañía publicitaria Cossel and Co y fue el presidente del Langham Sketch Club.

“The Accolade” (1900’s)  – Óleo sobre lienzo.

“El Espaldarazo” es considerada su obra más importante. Si bien no se sabe con exactitud el trasfondo histórico, muestra una ceremonia típica de la edad media en la que un monarca roza con una espada el cuello u hombro de un caballero con el fin de galardonarlo por algún mérito particular.

“The End of the Song” (1902) – Óleo sobre lienzo.

“El final de la canción” es una de sus obras más destacadas. Muestra a una princesa charlando plácidamente con un músico mientras su padre, el rey escucha con especial curiosidad.

God Speed (1900’s) – Óleo sobre lienzo.

La velocidad de Dios” es uno de los cuadros clásicos de caballería. Ilustra a una mujer atando un pañuelo rojo en el brazo de su amor, lo que significaba para la época que volvería sano y salvo de la guerra.

 

Por Mary Villarroel Sneshko | @Vivodesorpresas  | Culturizando
Con información de: Art Renewal.Org
  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0