Comida chatarra y sedentarismo son caldo cultivo para la diabetes

Nov 14, 2017 | Salud - Vida

“La diabetes es una enfermedad crónica que ocurre cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. La insulina es la hormona que regula el azúcar en la sangre. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre), que con el tiempo daña gravemente muchos órganos y sistemas, especialmente los nervios y los vasos sanguíneos”.

Así es definida la llamada pandemia actual del planeta por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La misma institución internacional señala, además, que al menos 347 millones de personas padecen esa condición, que ataca la visión, el sistema nervioso, el aparato cardiovascular, los riñones y el sistema de cicatrización, principalmente.

Atacar la obesidad es la clave

Combatir el sedentarismo y las prácticas alimenticias inducidas por las cadenas de comidas rápidas han demostrado ser la clave de carácter preventivo, en tanto la obesidad es identificada “como la causa generadora de patologías que constituyen importantes problemas de salud pública: Diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, entre otras”, según advierte el Programa de Salud Endocrino Metabólico en un material publicado sobre el tema.

Así que la recomendación esencial es una dieta rica en cereales, granos, tubérculos, raíces, verduras, hortalizas, carnes blancas y frutas, amén del ejercicio diario.

No existe una cura para la diabetes. Las personas que ya la padecen pueden atenuarla mediante control médico para regular los niveles de glucosa en la sangre y evitar, en lo posible, complicaciones relativas al corazón y el sistema circulatorio, la visión, los riñones y los nervios.

“Un buen control de los niveles de azúcar es posible mediante las siguientes medidas básicas: Una dieta planificada, actividad física, toma correcta de medicamentos y chequeos frecuentes del nivel de azúcar en la sangre”, señala el Programa de Salud Endocrino Metabólico.

Tipos de diabetes y síntomas

• Diabetes de tipo 1

La diabetes de tipo 1 (también llamada insulinodependiente, juvenil o de inicio en la infancia). Se caracteriza por una producción deficiente de insulina y requiere la administración diaria de esta hormona. Se desconoce aún la causa de la diabetes de tipo 1, y no se puede prevenir con el conocimiento actual.

Sus síntomas consisten, entre otros, en excreción excesiva de orina (poliuria), sed (polidipsia), hambre constante (polifagia), pérdida de peso, trastornos visuales y cansancio. Estos síntomas pueden aparecer de forma súbita.

• Diabetes de tipo 2

La diabetes de tipo 2 (también llamada no insulinodependiente o de inicio en la edad adulta). Se debe a una utilización ineficaz de la insulina. Este tipo representa el 90% de los casos mundiales y se debe en gran medida a un peso corporal excesivo y a la inactividad física.

Los síntomas pueden ser similares a los de la diabetes de tipo 1, pero a menudo menos intensos. En consecuencia, la enfermedad puede diagnosticarse sólo cuando ya tiene varios años de evolución y han aparecido complicaciones.

Hasta hace poco, este tipo de diabetes sólo se observaba en adultos, pero en la actualidad también se está manifestando en niños.

• Diabetes gestacional

La diabetes gestacional es un estado hiperglucémico que aparece o se detecta por vez primera durante el embarazo.

Sus síntomas son similares a los de la diabetes de tipo 2, pero suele diagnosticarse mediante las pruebas prenatales, más que porque el paciente refiera síntomas.

IMPORTANTE: El contenido de esta nota es informativo y no suple el diagnóstico médico, por lo que no nos hacemos responsables sobre su uso. Recuerda siempre consultar con un especialista.

Foto: Comida rápida / Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0