Menú
¿Qué es el amor verdadero? El budismo lo responde con 4 palabras

¿Qué es el amor verdadero? El budismo lo responde con 4 palabras

Es para algunos la fuerza más poderosa del mundo y para otros, una simple fantasía. Una de las religiones más antiguas del mundo, tiene su propia versión sobre qué es el amor y cómo debería vivirse en el mundo terrenal. ¿Qué es el amor? ¿Qué necesita una relación para tener éxito? ¿Amar es sinónimo de depender? Aquí te contamos todo.

Desmintiendo el mito: el budismo SÍ promueve el amor

¿Por qué huirle a las relaciones amorosas si profesan el amor? Porque para algunos representa una distracción de la meta principal de sus vidas: conseguir la iluminación.

Con el pasar de los años, se ha creado una visión errónea de lo que profesa el budismo. Existe la falsa creencia de que el budismo prohíbe el amor romántico, o no cree en las relaciones de pareja y realmente no es así. El budismo tiene como filosofía el amor incondicional.

¿Qué significa? Sentir amor infinito e inmensurable por absolutamente todo, desde lo más grande hasta lo más pequeño, e incluso a quienes podrían considerarse “enemigos”.

El budismo profesa el amor, pero el amor verdadero. Lleno de pasión, sin egoísmo, sin ganas de poseer, sin envidia. Un sentimiento que busca únicamente la felicidad mutua y la desaparición del sufrimiento. El mundo ha comercializado la idea del amor y lo ha transformado en un capricho inconstante. Los budistas creen que el amor es libertad y que es una fuerza infinita, mientras más se trabaja, más se expande.

Si bien la mayoría de los monjes budistas decide practicar el celibato, no es por seguir una ley o un precepto escrito en los textos sagrados, es una práctica netamente personal.

Cuatro conceptos que simplifican lo que es el amor

El budismo profesa un amor incondicional, lleno de libertad, admiración y sobre todo: felicidad.

En un mundo donde el concepto de amor se ha comercializado y banalizado, el budismo mantiene 4 palabras que logran abarcar todo lo que debería significar amor verdadero.

-Maitri:bondad amorosa. Es la capacidad de ofrecer felicidad y bienestar; consiste en aceptar sin ánimos de cambiar y ayudar sin interés alguno. Maitri significa querer hacer la vida más sencilla y llevadera, generar un bienestar constante.

-Karuna:compasión y entendimiento. Uno de los preceptos más importantes del budismo es la compasión, la búsqueda constante de entender al otro y “ponerse en sus zapatos”. Mediante la aceptación y el entendimiento, busca transformar los sufrimientos en luz, aligerar una carga.

-Muditaalegría. El amor nunca, nunca será sinónimo de llanto. El amor verdadero busca un estado de felicidad constante e invariable. La emoción y la alegría dominarán por completo la vida, el sufrimiento no tendrá cabida de ningún tipo. Dos personas que se aman, deben hacerse enormemente felices.

-Upeksha:igualdad. Amar a otro significa volverse uno solo. Sin discriminación ni exclusión. El amor es incondicional y es sinónimo de inclusión. No hay fronteras entre el que ama y el que es amado. No hay límites para el amor, mientras más se ama a una persona, más se ama al entorno

Todo lo que genere sufrimiento, debe irse

En la filosofía budista, el amor, la alegría y la tranquilidad no son negociables. Todo lo que los disminuya o sacrifique, debe irse.

Quizás la parte más compleja de entender del concepto de amor verdadero de los budistas, es el hecho de que no toleran ni aceptan ningún tipo de apego emocional. Si bien la idea del amor romántico tiene como base “no poder vivir sin la otra persona”, el budismo explica que la libertad es lo primero. Una vez que se comienzan a sentir celos, avaricia e incluso lujuria, deja de ser amor.

El budismo tiene como práctica el amor absoluto y sin medidas. ¿Qué significa? Que aman con la misma intensidad a una hormiga que a sus compañeros. Por más complejo que pueda ser entenderlo, el amor es una única fuerza y no puede medirse ni condicionarse.

El amor como concepto popular tiene “altas y bajas”, todas las relaciones pasan por momentos complejos y difíciles de manejar, para el budismo estos encuentros con el sufrimiento y la frustración, son innecesarios y deben desecharse. Si una persona causa daño, debe ser razón suficiente para terminar la relación.

El amor es fortaleza, no debilidad

El amor verdadero no es más que bondad, comprensión, alegría, entendimiento e inclusión. Sin apegos ni sufrimientos, sino lleno de libertad y dicha.

Si bien se ha romantizado el concepto de “debilidad” como la esencia del amor verdadero, el budismo está completamente en contra de todo lo que nos haga sentir empobrecidos y debilitados.

El amor verdadero debe representar una fuerza y no una debilidad. Es por esto que el sexo es un tema complejo en la comunidad budista. Muchos monjes y practicantes adoptan el celibato como práctica porque admiten que el deseo de mantener relaciones sexuales los hace débiles y propensos a seguir sus instintos más animales.

¿Qué busca el budismo? La iluminación, que consiste en un estado elevado del ser. Una de las características es lograr dominar completamente los impulsos y estar conscientes de todo lo que sucede en el cuerpo y la mente. Es por esto que el sexo en numerosas ocasiones atenta contra el propósito porque en lugar de ser una decisión consciente, pasa a ser una actividad guiada por el impulso y la lujuria.

Con información de Playbuzz/ PlumVillage / Foto: Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado