Menú
Escucha "E3 • La abuela 'ñángara' de Frankenstein, Mary Wollstonecraft • Literatura • Culturizando" en Spreaker.

Pónganse a leer: La abuela ‘ñángara’ de Frankenstein

Pónganse a Leer con Pedro Julio |“Eduquen a las mujeres como a los hombres. Ese es el objetivo que yo propongo. No deseo que tengan poder sobre ellos, sino sobre sí mismas”. Así defendió su tesis Mary Wollstonecraft en el libro que nos ocupa hoy… «Vindicación de los derechos de las mujeres».

Hola gente, esto es Pónganse a leer con Pedro Julio, nuestro espacio semanal de divulgación de lectura, hoy queremos reivindicar una obra fundamental para la humanidad, escrita por una mujer tan luminosa como las estrellas.

«Vindicación de los derechos de la mujer» es un ensayo escrito en clave de argumento racionalista y retorica sentimentalista, este último estaba muy de moda en aquella época. La obra se va paseando por un tratado político, otras tantas como un tratado educativo y en algunos momentos es una especie de guía de comportamiento (tipo Manual de Carreño).

La autora

Mary Wollstonecraft, nació en Londres en 1759, desde muy joven se dio cuenta de que como mujer tenía muy pocas opciones en la vida, o ser esposa y madre o dedicarse a cuidar hijos ajenos, y tomo la valiente determinación de que no quería eso para ella, que quería educarse y vivir de su intelecto, porque si los hombres pueden hacerlo ¿por qué las mujeres no?

Su vida fue fascinante, hizo y le paso de todo, los detalles los conocemos gracias a su viudo, que como último homenaje del amor que le tenía escribió una biografía a su muerte después del parto de una niña que sería más tarde conocida como Mary Shelley, por lo que Mary Wollstonecraft vendría siendo la abuela ñángara de «Frankenstein».

La obra

Por el carácter escandaloso de su vida, su obra se olvidó. Fue gracias a algunas mujeres valientes a mediados del siglo XIX e inicios del XX que vio la luz nuevamente, adquiriendo vigencia.

Mary Wollstonecraft sintió la necesidad de plasmar sus ideas luego de leer un informe de la Asamblea Nacional Constituyente de Francia.

A lo largo de sus páginas, el libro es un reclamo de igualdad. En sus 13 capítulos que van desde consideraciones sobre los derechos y los deberes del género humano y los ejemplos del desatino que genera la ignorancia de las mujeres, que presenta al final, asistimos al estado de degradación al que la mujer ha sido reducida.

La igualdad

Mary no busca que la mujer este por encima de nadie, ella propone la igualdad de oportunidades.

La mujer no es débil por naturaleza, sino “porque no se le ha dado la misma educación que a los hombres”.

Responde al “Emilio” de Jean-Jacques Rousseau (1762), en donde se propone que la mujer debe ser educada solo para la diversión y el placer y no de forma racional. La autora planta cara y expresa en el libro que las mujeres son agentes de cambio de su propio destino, reclama la dignidad perdida y el cambio de paradigma en el mundo.

Para alcanzar todo esto, queda claro en las páginas que la respuesta es la educación.

La obra insisto, esta tan vigente hoy como hace 200 años cuando se escribió, lo que nos lleva a pensar ¿qué tanto hemos avanzado realmente en la lucha por la reivindicación de los derechos de las mujeres? Espero despertar su curiosidad con la señora Wollstonecraft y que salgan corriendo a buscar Vindicación de los derechos de la mujer. Que se alimenten de sus ideas, que las compartan, que las comenten y que como siempre se pongan a leer.

Imagen portada: Wikipedia


Lo que más gusta

Lo más destacado