Menú
Escucha "E51 • Parejas de villanos en la obra de Shakespeare • Literatura • Culturizando " en Spreaker.

Parejas de villanos en la obra de Shakespeare

Por Pónganse a Leer | Según Lady Macbeth “es el intento y no el acto lo que nos pierde”, y esta y otras frases de esta señora, la convierten en uno de los personajes más malvados creados por William Shakespeare. Hoy en «Pónganse al leer con Pedro Julio», vamos a hablar de los villanos en la obra del máximo exponente del teatro isabelino, el señor William Shakespeare.

Los villanos en el teatro

En nuestros días, entendemos que un villano en la ficción: es un personaje malvado que se opone al héroe. Son personajes que le harán la vida imposible a los héroes o a otros personajes de la historia, y pareciera que su objetivo es hacer que ese héroe o personajes, no logren sus objetivos.

La palabra villano, es de origen latino, villanus, que es un vocablo procedente de villa, es decir que los villanos, eran los vivían en una villa y pertenecía al estado llano, a diferencia de los hidalgos o los nobles.

Otros expertos creen que la palabra villano, nació en la Edad Media, para designar a personas que no tenían honor y por ende eran capaces de cometer cualquier fechoría, de manera que el término empezó a asociarse con algo negativo.

Entonces tenemos que los villanos, son capaces de cometer todo tipo de actos viles y deshonrosos, de lleva a cabo cualquier tipo de acciones nocivas, dañinas o indignas.

Un villano es entonces, un personaje que ha nacido al margen de lo establecido; que llega para cambiar las reglas y romper la realidad, retando al héroe; Busca el éxito a través de la confrontación; busca también reformular el orden del mundo, para su propio beneficio; generalmente es egoísta, caprichoso y poderoso, y también es muy ingenioso.

Siguiendo todos estos elementos, nos será sencillo entonces identificar quién es el villano en las obras de William Shakespeare.

En cada una de sus tragedias, Shakespeare tiene su héroe bien definido, por contraparte también está muy bien definido su villano. La cuestión está en que no siempre esos villanos, encarnan el mal absoluto, y eso es precisamente lo que hace más rica e interesante la obra del bardo de Avon, que sus villanos nunca son completamente malvados; algunos tienen tintes de humanidad muy marcados, ¿por qué es que acaso todas esas características que mencioné son malas? ¿Es malo ser ambicioso en la vida? O ¿es malo plantarles cara a los supuestos líderes y querer cambiar el rumbo de las cosas?

Los villanos de Shakespeare, afrontan generalmente algún tipo de dilema moral, algún remordimiento que los llena de culpa, y esto los acerca peligrosamente a las sutiles malevolencias de la vida real, bueno luego hay otros que se comportan como verdaderos cretinos sin ningún tipo de pudor.

William Shakespeare, el bardo de Avon

A Shakespeare, le conocemos también como el Bardo de Avon, y fue un dramaturgo, poeta y actor inglés, está considerado como el más alto exponente de las letras inglesas y uno de los escritores más importantes y conocidos de la Literatura universal.

Sus obras han sido traducidas a prácticamente todos los idiomas y se publican y reproducen hoy en día, es decir que la obra de Shakespeare sigue vigente.

Esa obra, está compuesta principalmente por piezas de teatro y poesía, y las encontramos dentro del canon literario occidental, junto con Dante Alighieri, Miguel de Cervantes, Charles Dickens o León Tolstoi.

Entonces, entre los datos curiosos de este señor, primero tenemos que su fecha de nacimiento es un enigma. No se sabe con exactitud cuándo nació Shakespeare. Se calcula que, en abril de 1564, pero la fecha real no se conoce. Solamente se sabe que fue bautizado el 26 de abril de 1564 y, como antiguamente los bautizos se realizaban pocos días después del nacimiento, los expertos calculan que nacería unos tres días antes. Entonces, mediante consenso, los biógrafos aceptaron que había nacido el 23 de abril.

A los 18 años, se casó con Anne Hathaway, que curiosonamente así se llama también una actriz estadounidense que es la gloria, la cuestión curiosa no es la coincidencia de los nombres, sino que Shakespeare era de ese selecto club al que le pertenecemos Becky G y yo, al él también le gustan mayores, porque Anne Hathaway, era ocho años mayor que él, cuando se casaron, él tenía 18 años y ella 26. Pero lo más curioso del asunto es que ella se casó embarazada, por lo que los biógrafos, opinan que quizá sus familias arreglaron el matrimonio para evitar el bochorno de un embarazo fuera del matrimonio en aquella época.

La pareja tuvo tres hijos, la mayor Susanna, luego Judith y luego Hamnet. Otro dato que conocemos de la pareja es que acostumbraban a vivir separados.

Otro detalle de la vida de Shakespeare, es que era aficionado al cannabis. Resulta que hace unos años, un grupo de expertos y científicos encontrado restos de cannabis en ocho pipas que eran propiedad de Shakespeare y de cocaína en otras dos.

Las pipas fueron encontradas en el jardín de la casa del escritor de Stratfort-upon-Avon, y tienen aproximadamente más de 400 años. En esta época, el cannabis se utilizaba para el tratamiento de enfermedades.

Pero quizá, la curiosidad que más me llama la atención de Shakespeare, es una que se detona por su muerte, resulta que, según la leyenda, en la tumba de William Shakespeare, que está ubicada en la iglesia de la Santísima Trinidad de Stratford-upon-Avon, contiene varias obras inéditas del autor que nunca llegaron a ver la luz. Pero como en la lápida dice: “Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito sea el hombre que respete estas piedras y maldito el que remueva mis huesos”, nadie se ha atrevido a inventar.

Los villanos en la obra de Shakespeare

Para hablar de los villanos de Shakespeare, sugiero que lo hagamos por categorías, porque revisando a estos pérfidos personajes, me di cuenta que tenían elementos en común.

Por ejemplo, hay unos que son reyes, unos crápulas desalmados diría mi abuela; otros que son parejas, que pareciera que, en vez de unirles el amor, les une la maldad; otros son hermanos, imagínate tú, hermanos en el mal; y otros son simplemente tipos despreciables.

Entonces, en esta primera entrega de villanos Shakesperianos le vamos a entrar a los villanos que son pareja, esta gente mantiene entre sí una relación sentimental, tejiendo sus vínculos desde la perversidad.

Gertrudis y Claudio en Hamlet

Y en este sentido vamos a ver que, a las dos primeras parejas seleccionadas arbitrariamente por mí, les une la ambición también.

Es el caso de Gertrudis y Claudio, de una de las obras más emblemáticas de Shakespeare, “Hamlet”.

Pero primero, de ¿qué va Hamlet?

Hamlet, es una tragedia de Shakespeare, que creemos que fue publicada cerca de 1603, pero la fecha no se conoce con exactitud.

La obra gira entorno a la venganza, precioso sentimiento que ha movido a los seres humanos desde tiempos inmemoriales, en este caso la venganza es llevada a cabo por el príncipe Hamlet que busca resarcir la muerte de su padre.

Todo esto sucede, mientras Shakespeare se lanza unos discursos que son capaces de volarle la cabeza a cualquiera, sobre el destino, la vida y la muerte, la razón o la locura, y estos tesoros míos, son temas universales y fascinantes para los seres humanos.

Ahora ¿quiénes son los villanos aquí?, pues una parejita de lo más pizpereta, la reina Gertrudis y su cuñado el ahora rey Claudio.

Claudio, que como ya les dije eta tío de Hamlet, bueno y después se convierte en su padrastro. Mata a su hermano, ya aquí tenemos un crimen, un fratricidio, porque hay que ser muy desalmado para matar a un hermano chico. Como no está contento con eso, le da por coquetearle a la mujer del hermano, para hacerse rey, y llega a casarse con ella.

Claudio, contrata a dos malhechores para matar a Hamlet, pero como el plan del asesinato no funciona, va y acusa a Hamlet con Laertes, de haber matado a su padre, que también era el padre de Ofelia, el interés amoroso de Hamlet.

Esta gente se va a duelo, y Claudio que no da puntada sin hilo, tiene plan B y plan C, porque manda a envenenar la copa de Hamlet y la espada de Laertes, si aquí no cae por una, cae por la otra. Pero Gertrudis, toma un sorbo de la copa, Gertrudis muere.

Pero ¿por qué decimos que Gertrudis es una villana?, a ver Gertrudis es una figura central en la obra; tiene un carácter bastante ambiguo, esta señora no deja muy claro si antes de la muerte de su marido ¿ya tenía una aventura con Claudio?, tampoco sabemos a ciencia cierta si ella ¿Sabe que Claudio mató a su ex esposo?, pareciera que sí. Aparte tenía una relación turbulenta con su hijo, a Hamlet se le va la vida criticando su matrimonio incestuoso con Claudio, del que a todas luces es cómplice.

Total, que aquí, esta parejita es responsable de un montón de delitos: regicidio, adulterio, intento de asesinato, homicidio culposo y asesinato.

Macbeth y Lady Macbeth en Macbeth

Macbeth es una tragedia, contada en cinco actos, que fue estrenada en 1606. En la obra, nos encontramos sumergidos en una atmósfera iracunda, rabiosa, colérica a veces. Desde la profecía del inicio hasta los acontecimientos finales, aquí hay mucha rabia.

Tanto Macbeth con su esposa, a la que conocemos como lady Macbeth, los mueve la ambición y unas aspiraciones malsanas de llegar a gobernar, de manera que sucumben a la tentación de la maldad como medio para llegar al fin.

Esta historia, empieza con un reclamo rabioso, lady Macbeth, le reclama a su marido que no es lo suficientemente ambicioso, de manera que, para compensar la falta de aspiraciones de este caballero, la mujer se inventa un plan de lo más rocambolesco y despiadado. Le sugiere que mate al heredero aparente para quedarse con el trono.

Macbeth, que al principio manifiesta dudas con el plan, recibe de su esposa, burlas acerca de su virilidad.

Entonces el hombre, que tú sabes es capaz de cualquier cosa para complacer a su pareja, ni corto ni perezoso va y apuñala a un tal Duncan, que era el heredero al trono aparentemente. Pero después de matar al tigre, le tuvo miedo al cuero, Macbeth se asusta y vuelve con su esposa dejando el bochinche armado con Duncan apuñalado.

Bueno chico, la tal lady Macbeth, era una defensora de la máxima “cuando quieres que un trabajo se haga bien, tienes que hacerlo tú mismo”, se va de una para la escena del crimen y siembra evidencias en contra de otros, pone puñales ensangrentados sobre los sirvientes de Duncan.

Pero no contento con matar a Duncan, el señor Macbeth, se nos pone sangriento, empieza a matar a un gentío, mata a los guardias que lady Macbeth incriminó por el asesinato de Duncan, a Banquo, y a todos en el castillo de Macduff (incluidos sus hijos).

Total, que Macbeth, empieza a tener visiones producidas por sus remordimientos, se trastorna, y lady Macbeth empieza a sufrir de sonambulismo, y termina suicidándose.

Aquí se cumple aquello de que detrás de cada gran hombre hay una mujer moviendo sus hilos, los dos son unos desalmados, ambiciosos y sin escrúpulos, capaces de cometer cualquier tipo de crímenes para lograr sus cometidos.

Tamora y Aaron el moro en Tito Andrónico

En “Tito Andrónico”, nos encontramos a Tamora y su amante Aaron el moro, pero ¿por qué esta gente se revela contra la bondad y comete todo tipo de actos criminales?

Pues bien, en esta obra Tito Andrónico, que es un general romano muy exitoso, tras vencer a los godos, captura a su reina, Tamora y con ella se lleva también a sus hijos Alarbus, Demetrius y Chiron, y para completar a Aarón el moro, a Roma.

En la capital del imperio, hay jaleo, porque Saturninus y su hermano Bassianus, están peleándose por el trono imperial, en este berenjenal, los romanos quieren elegir a Tito Andrónico, pero él los persuade y eligen a Saturninus.

Entre tanto, Tito se dedica también a molestar a Tamora, así que ella le pide a su amante, Aaron el moro, que pensara en algunas cosillas para hacerle a Tito y cobrarse así lo que le había hecho.

Pero es que Tito no es que le metió un empujón o un jalón de pelo, o le puso un sobrenombre. Tito sacrificó a uno de sus hijos, aparte de arrebatarle su reino.

Orquesta su venganza en conjunto con Aaron el moro, y aquella venganza fue implacable.

Entonces, convencen a los hijos sobrevivientes de Tamora, para que violen y mutilen a Lavinia, la hija de Tito, a la pobre Lavinia que no tenía culpa de nada, le cortan la lengua y las manos para que no pueda identificar a sus agresores.

Luego los hijos varones de Tito son encarcelados, acusados de un crimen del que Tamora tiene mucho que ver, Aaron le promete a Tito que, si se corta la mano, procurara la liberación de sus hijos, Tito va raudo a cortarse la mano, y efectivamente le devuelven a sus hijos, pero de una forma horrible, le devuelven las cabezas de sus hijos y su mano cortada.

Esta obra es una orgia de sangre, que me sorprende que Tarantino no haya hecho una adaptación todavía.

Bueno gente, hasta aquí vamos a dejar este episodio, dedicado a las parejas más perversas de la obra de Shakespeare, que viene siendo una primera parte de villanos Shakesperianos, ya veremos cuando hablamos de los otros.

Si ustedes no se han acercado aun a la obra de este caballero, estas tres obras son un buen punto de partida.

Ahora si nos vamos, antes de que el sereno nos agarre, me voy con la esperanza de haberles picado la curiosidad y que después de escuchar este episodio, se van a ir a buscar la obra de William Shakespeare, y se la van a devorar, luego si tienen chance de verla en teatro, mucho mejor.

Gente nos vamos, pero antes les recuerdo la consigna, ya la saben ustedes, pónganse a leer.

Imagen portada: Shutterstock

--

--

 


Lo que más gusta

Lo más destacado