El misterio tras los jeroglíficos egipcios de tecnología avanzada

El misterio tras los jeroglíficos egipcios de tecnología avanzada

Te contamos qué es lo que existe detrás de los famosos jeroglíficos de Abidos, del templo del faraón Seti l, en el Alto Egipto, que muestran representaciones de naves modernas, helicópteros y ¡hasta submarinos!

¿Avistamientos extraterrestres? ¿Los egipcios efectivamente tuvieron contacto con una civilización más avanzada y desconocida?

Efectivamente, esta pieza histórica que ha recorrido viralmente todo el globo terráqueo desde su descubrimiento existe y es real… sin embargo, lo que no muchos saben por dejarse llevar por la primera y extraordinaria impresión que da, es que también existe una explicación bastante asertiva y lógica de por qué los egipcios realizaron estas figuras modernas inconcebibles para su época.

El lugar y el conjunto en donde están grabados estos polémicos jeroglíficos los podemos encontrar en la primera sala de columnas del templo de Abidos, a unos aproximadamente 500 kilómetros de El Cairo.

Inicialmente cuando estas imágenes salieron a la luz por su gran e increíble impacto, se pensaba que era un hecho falso y editado para generar polémica. Sin embargo, cuando se analizó de manera profunda y se verificó la información, se logró demostrar lo contrario… de hecho todavía existe en el templo de Abidos.

A simple vista, entenderíamos las imágenes como increíbles representaciones de seres extraterrestres con tecnología avanzada, dando además una explicación a las fantásticas construcciones que realizó la civilización egipcia.


pero… ¿qué hay de cierto en estas hipótesis? ¿Realmente los egipcios tallaron en piedra estas figuras?

Estos jeroglíficos según las investigaciones más aceptadas -y lógicas- son producto de un palimpsesto. Un palimpsesto es un manuscrito antiguo, el cual por diversos motivos fue alterado o escrito otra vez a través del tiempo, encima de otro con el propósito de borrar el anterior.

Además, por otro lado la erosión -lo que se conoce como el desgaste en la superficie de un material a través del tiempo debido a algún tipo de roce o frotamiento con otro- también hizo su trabajo para producir la actual apariencia de estos tallados.

El jeroglífico fue descubierto por la Dra. Ruth McKinley-Hover y su esposo cuando visitaron el templo de Abidos en el año 1987.

Mientras Ruth se encontraba realizando algunas fotografías a los paneles de jeroglíficos egipcios, uno se derrumbó, dando paso a uno nuevo con imágenes mucho más antiguas, al ver esto, la fotógrafa no titubeó en documentar quizás un increíble hallazgo que parecía contener la figura de un helicóptero.

Las fotos fueron aprovechadas por los teóricos de los antiguos astronautas y creyentes de la tecnología antigua, quienes las retocaron borrando una parte del pájaro que estaba en dicho grabado, con el fin de que el supuesto helicóptero luciera más detallado y nos indujera a creer sin dudar que era un helicóptero; adicionalmente, otras cosas fueron editadas en la fotografía.

A pesar de toda esta polémica, la realidad está en que simplemente los jeroglíficos originales fueron borrados y se sustituyeron por un nuevo conjunto. En este caso, el nombre del faraón Seti I fue emplastado para desaparecer, plasmando en su lugar el del faraón Ramsés II. Debido a causas como la erosión, los dos nombres se mezclaron y se obtuvo esta combinación.

Con información de: Misterio Resuelto  / Wikipedia

  • Me encanta 1
  • Me divierte 1
  • Me asombra 4
  • Me entristece 2
  • Me enoja 2



Es tendencia