La historia del terrible exorcismo de Anneliese Michel

La historia del terrible exorcismo de Anneliese Michel

La historia de la adolescente alemana Anneliese Michel es uno de los casos más conocidos de exorcismo y posesión demoníaca (o simplemente negligencia médica) con un final espantoso… ¿Quieres saber por qué? ¡Te contamos todos los detalles!

Anneliese era una chica sana y tranquila que quería ser maestra para ayudar a transformar el mundo en un lugar mejor. Se educó religiosamente desde que era muy chica, creció en un hogar devotamente católico. Su madre quedó embarazada fuera del matrimonio y tuvo un aborto en 1948 (cuatro años antes de que naciera Anneliese). Se cuenta que por tal pecado no solo asistió a su boda con un velo negro, también llegó a grandes extremos educando a su hija rechazando incluso las reformas de la Iglesia católica.

Asimismo, su padre también era creyente y consideró en algún momento convertirse en pastor, además tres de sus tías eran monjas. Existe la teoría que atribuye su comportamiento desmesurado a estar endemoniada, y al ambiente familiar; sus seres queridos le habían inculcado que debía pagar por todos los pecados.

Los primeros síntomas y los resultados de los médicos

Las cosas empiezan a cambiar en 1968 cuando la joven cuenta con 16 años de edad; el primer aviso fue el comienzo de crisis terribles en las que se sacude sin poder controlarse y adopta posturas difíciles de imaginar.
Sus padres deciden buscar ayuda médica y la trasladan a la Clínica Psiquiátrica Wurzburg.

Los médicos concluyen que Anneliese tiene epilepsia, la internan y empiezan un tratamiento de larga duración que no produciría ninguna mejora en el comportamiento de la joven.

Anneliese se sumerge en una profunda depresión y cuando reza empieza a ver sombras, oír voces que le ordenan, y a tener visiones demoníacas.

En 1970, tras dos años de sufrimiento en los que los medicamentos no hacen efecto, Anneliese empieza a sospechar que está poseída. Las visiones se intensifican, las convulsiones continúan y la joven se lo comenta a los doctores. Después de la tercera crisis se le suministró un anticonvulsivante que no detiene sus ataques, pero hace que el cerebro pierda sodio produciendo falta de apetito.

Pasado más tiempo Anneliese ruega por un tratamiento espiritual y pide un exorcismo. La Iglesia se lo niega ya que no cumple con todos los requisitos y aconseja la búsqueda de ayuda médica.

Anneliese continúa entonces con el tratamiento médico… Los doctores le recetan periciazina un medicamento usado en esquizofrénicos pero que resulta fatal en Anneliese, ya que le incrementa la cantidad de convulsiones.

La enfermedad se agrava, Anneliese afirma estar poseída….

En 1973 las personas de su entorno empiezan a creer que la joven está endemoniada. La chica se rehúsa a acercarse a las imágenes cristianas, no quería beber agua bendita, generando además un aroma a podrido.

El pastor Ernst Alt, después de estudiar el comportamiento de la joven por un tiempo, asegura que hay que exorcizarla y pide el permiso correspondiente al obispo de Wurzburg . La petición es denegada y se le aconseja a la joven seguir un estilo de vida religioso para tener paz de espíritu.

Para que la Iglesia católica proceda a realizar un exorcismo el paciente debe presentar una serie de síntomas de posesión: la persona debe huirle a los objetos religiosos, presentar sansonismo, es decir, tener una fuerza sobrehumana; asimismo, debe demostrar xenoglosia, la cualidad de hablar en lenguas muertas o idiomas que no sabría…

La conducta de Anneliese empeora. La chica se niega a comer la comida que le presentan, en su lugar come arañas, moscas y carbón; duerme en el suelo, bebe su propia orina, grita por horas, destruye los objetos religiosos y se golpea a sí misma. Asimismo, agrede y devela los secretos de todos los miembros de su familia, atacando sus puntos más débiles, además los golpea y los muerde.

En septiembre de 1975 el obispo de Wurzburg, Josef Stang, al cobrar conciencia de la gravedad de la situación de Anneliese y los síntomas que presenta, decide asignar al padre Arnold Renz y al pastor Ernst Alt para que procedan con el exorcismo.

Lo más alarmante era que la chica afirmaba que estaba poseída por varios seres oscuros populares; aseguraba que en su ser se encontraban Lucifer, Judas Iscariote, Nerón, Caín, Hitler, y Fleischmann (un sacerdote francés con un abominable registro de actos en el siglo XVI).

Los múltiples exorcismos

Cuarenta cintas de audio se grabaron durante los exorcismosImagen: Wikipedia.-

Después de la aprobación del obispo, Renz y Alt procedieron a realizar 67 exorcismos durante diez meses (dos sesiones por semana regularmente). Cada sesión supuso un deterioro tanto físico como mental en todos los involucrados ya que duraban aproximadamente cuatro horas. En ocasiones los ataques de Anneliese eran tan violentos que se necesitaba la fuerza de más de tres hombres para poder controlarla.

Anneliese perdía el conocimiento cada vez con mayor frecuencia y se negaba a ingerir alimento. Sus rodillas se rompieron a causa de las 600 genuflexiones que realizaba en las sesiones de exorcismo. Poco a poco su salud se deterioraba más, tenía la nariz y los dientes rotos, numerosas heridas y presentaba síntomas de desnutrición.

En noviembre de 1973 Anneliese empieza a ingerir Tegretol; esta medicina, según las normas básicas de la psiquiatría actual, no puede ser recetada a mujeres en edad de concebir ya que perjudica gravemente los glóbulos rojos; además, el Tegretol tiene como efectos secundarios fiebre elevada, carencia de oxígeno en la sangre, disminuyendo la consciencia ante los estímulos externos. Se tiene registro de que Anneliese tomó esta medicina diariamente, incluso en los días próximos a su muerte.

Sus últimos días de vida…

En sus últimos días con vida Anneliese confiesa haber experimentado varias visiones en la que la Virgen le da un mensaje: ella puede liberarse de los demonios o ser la prueba de la existencia de lo diabólico. Anneliese dice a sus allegados que la fecha de liberación sería el 1 de julio.

El 30 de junio de 1976 Anneliese sufre neumonía, no tiene fuerzas para moverse siquiera y pide la absolución a los sacerdotes. Su madre graba su despedida, la joven le dice: “Mamá, estoy muy asustada”. Anneliese Michel fallece el 1 de julio, y pronto la fiscalía empieza a investigar el hecho.

El juicio

A los dos exorcistas y los padres de Anneliese se les acusa de homicidio por negligencia. El juicio que comenzó el 30 de marzo de 1984 se convirtió en un gran espectáculo en los medios comunicación.

Según la autopsia la chica murió por desnutrición; los especialistas médicos declaraban que si la hubieran alimentado a la fuerza unos días antes de su muerte su vida hubiera podido salvarse.

Dos años después de su muerte los padres piden la exhumación para comprobar si el cuerpo de su hija se conservaba de manera anormal, según las autoridades el cuerpo presentaba los signos de descomposición naturales – Imagen: Wikipedia.-

Para defenderse los exorcistas trataron de asegurar la presencia de demonios exponiendo las cintas que pudieron captar de todos los hechos. En ellas se pueden escuchar las voces guturales provenientes de la joven. Las grabaciones también muestran dos voces diferentes pero simultáneas y el dominio de idiomas que la chica supuestamente desconocía.

Sin embargo, los psiquiatras aludían a la teoría de inducción doctrinaria; de acuerdo a esta teoría los sacerdotes proporcionaron a la joven la información que utilizaría para su conducta psicótica, la cual afirmaría que su comportamiento era consecuencia de una posesión demoníaca.

Los dos exorcistas son declarados culpables con una sentencia de seis meses de prisión con libertad condicional. A los padres también los encontraron culpables pero no se les pidió que cumplieran condena; se consideraba que habían sufrido mucho según el criterio de la ley alemana.

Consecuencias del caso

A raíz de este caso los sacerdotes hicieron un esfuerzo por modernizar el método de exorcismo, ya que databa de 1614. Una comisión de teólogos y sacerdotes formó una comisión para analizar estas prácticas y pidieron una reforma al Vaticano en el año 1984.

El Vaticano aplicó algunas reformas en 1999, las primeras en tres siglos, entre las que destaca la norma de que los exorcistas debían poseer conocimientos médicos; sin embargo, la mayoría de las recomendaciones de los obispos alemanes se ignoraron.

La historia de Anneliese se utilizó para producir las películas El exorcismo de Emily Rose (2005), en la cual se destaca especialmente el juicio, y Réquiem (El exorcismo de Micaela (2006).

Con información de: Grunge / Lifeder / All that’s interesting.

  • Me encanta 7
  • Me divierte 1
  • Me asombra 55
  • Me entristece 77
  • Me enoja 6



Es tendencia