Menú
Escucha "E29 • Todo lo que hay que saber sobre la viruela del mono • Medicina • Culturizando" en Spreaker.

Minutos Médicos: Todo lo que hay que saber sobre la viruela del mono

En mayo de 2022, la viruela del mono tomó mucha relevancia en las redes sociales debido al repentino aumento de casos en varios países del mundo. En este episodio 29 de ʻMinutos Médicosʼ se hablará sobre todo lo que hay que saber referente a esta enfermedad.

1. ¿Qué es la viruela del mono?

La viruela del mono es una zoonosis viral (una zoonosis es una enfermedad infecciosa que ha pasado de un animal a humanos).

El virus de la viruela del mono pertenece al género Orthopoxvirus de la familia Poxviridae. Esto significa que la viruela del mono pertenece al mismo género y a la misma familia que la viruela, una enfermedad que en 1980 fue erradicada. Aunque tienen relación, la viruela y la viruela del mono son enfermedades distintas.

Asimismo, el virus de la viruela del mono es de ADN, por lo que difiere del SARS-CoV-2 (el virus del COVID-19); siendo este un virus de ARN.

2. Historia de la viruela del mono

El virus de la viruela del mono se identificó por primera vez en 1958, cuando monos enviados desde Singapur a un centro de investigación de Dinamarca se enfermaron. Fue reconocido en un humano por primera vez en 1970 en la República Democrática del Congo.

La viruela del mono ha sido una enfermedad endémica de África central y occidental. En 2003, el primer brote de viruela del mono fuera de África fue en EE. UU., y estuvo relacionado con el contacto con perritos de las praderas infectados. Estos animales habían sido alojados con ratas gambianas y lirones, que habían sido importados al país desde Ghana; el brote provocó más de 70 casos de viruela del mono en EE. UU.

Otros casos se fueron observando en viajeros ubicados fuera de África entre 2018 y 2021. En mayo de 2022, múltiples casos de la viruela del mono fueron identificados en varios países no endémicos.

3. La viruela del mono en animales

Aunque se identificó por primera vez en monos cautivos (de ahí el nombre), los datos disponibles sugieren que los roedores africanos son el reservorio natural. Se han producido infecciones en ardillas, ratas, ratones, monos y perritos de las praderas.

4. Transmisión y síntomas de la viruela del mono en humanos

La transmisión de la viruela del mono de humano a humano puede resultar por contacto con secreciones respiratorias y lesiones en la piel de una persona infectada.

La transmisión puede ocurrir también a través de la placenta desde una madre al feto, lo que puede llevar a una viruela del mono congénita.

Ahora bien, los síntomas. El periodo de incubación (el intervalo entre la infección y el inicio de los síntomas) de la viruela del mono es usualmente de 6 a 13 días, pero puede oscilar entre 5 y 21 días.

Se considera que debemos dividir dos periodos entre los síntomas:

  • El primero se caracteriza por presencia de dolor de cabeza, fiebre, mialgia (dolores musculares) y linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos). Esta última es peculiar, porque es un rasgo distintivo de la viruela del mono, comparado con otras enfermedades que aparentan ser similares (varicela, sarampión, viruela).
  • El segundo se relaciona con la erupción en la piel, que usualmente comienza entre 1 a 3 días después de la aparición de la fiebre. La erupción afecta a la cara en el 95% de los casos y a las palmas de las manos y plantas de los pies en el 75% de los casos. La erupción evoluciona secuencialmente a lesiones llenas de líquido y a costras que se secan y caen.

Con respecto a los síntomas, cabe aclarar las siguientes cosas:

  • La viruela del mono suele ser una enfermedad con síntomas que duran de 2 a 4 semanas. Los pacientes ya no se consideran infecciosos después de que se caen todas las costras.
  • El contagio se da al iniciar los síntomas.

5. ¿La viruela del mono es letal?

Hay dos clados distintos del virus de la viruela del mono. El clado de África Occidental tiene un pronóstico más favorable, con una tasa de letalidad inferior al 1%. El clado de África Central es más letal, con una tasa de letalidad de hasta el 11% en niños no vacunados.

El clado de África Occidental es el que se ha presentado en los pacientes infectados en los últimos días.

6. Relación entre la vacuna de la viruela y la viruela del mono

Se comenta que las personas actuales menores de entre 40 y 50 años pueden ser más susceptibles a la viruela del mono, y esto se debe al cese de la vacunación en contra de la viruela posterior a su erradicación. De esta manera, estudios de observación argumentaron que la vacunación en contra de la viruela tiene una eficacia de alrededor del 85% en la prevención de la viruela del mono.

7. Tratamiento de la viruela del mono en humanos

Hasta el momento, no hay tratamientos específicos clínicamente probados para la viruela del mono en humanos. Al igual que con la mayoría de las enfermedades virales, el tratamiento es el apoyo en el manejo de síntomas.

La persona infectada debe permanecer aislada, usar una mascarilla y mantener las lesiones cubiertas tanto como sea razonablemente posible hasta que todas las costras de las lesiones se hayan desprendido de forma natural y se haya formado una nueva capa de piel.

8. Conclusiones

Los factores de riesgo demostrados para la infección de la viruela del mono son: vivir en áreas rurales y boscosas de África central y occidental, manipular y preparar carne de animales silvestres, cuidar a alguien infectado con el virus y no estar vacunado contra la viruela.

Pero ¿por qué la viruela del mono ha llamado tanto la atención a pesar de que su tasa de letalidad es baja según el clado de África Occidental? La atención ha sido porque ha habido un aumento llamativo de casos cuando antes no se veía así, resultando en más de 200 en varios países de Europa y América.

África se ha enfrentado en esta última década a un resurgimiento de la viruela del mono, ya que se han detectado más casos confirmados desde el año 2016 que en los 40 años anteriores. Por consiguiente, se plantean varias explicaciones con respecto al aumento de la incidencia: la mayor exposición a las especies animales que se manifiestan como reservorio de la enfermedad, el cese de la vacunación en contra de la viruela y el avance en la capacidad diagnóstica.

Con información de: Organización Mundial de la Salud | Bookshelf | The Conversation

Imagen de portada: Shutterstock

--

--

 


Lo que más gusta

Lo más destacado