Menú
Escucha "E32 • La vitamina A: historia, función y deficiencia • Medicina • Culturizando" en Spreaker.

La vitamina A: historia, función y deficiencia

Todos conocemos el término «vitamina», el cual hemos asimilado como algo bueno para el cuerpo humano. En este episodio 32 de ʻMinutos Médicosʼ hablaremos sobre la vitamina A: ¿cómo la obtenemos?, ¿cuál es su función?, ¿qué pasa si se muestra una deficiencia de ella en el organismo?

1. Breve historia de la vitamina A

El fisiólogo François Magendie realizó experimentos de privación nutricional con perros en 1816, que dieron como resultado úlceras corneales y una alta mortalidad; un hallazgo similar a la situación clínica común en bebés abandonados y mal alimentados en París.

En la década de 1880, Nicolai Lunin demostró que había una sustancia desconocida en la leche que era esencial para la nutrición.

Con respecto a su denominación, se conoció como «A liposoluble» en 1918 y luego como «vitamina A» en 1920.

2. ¿Qué es la vitamina A?

La vitamina A es esencial en el desarrollo celular, el metabolismo, la función inmunológica, la visión y la reproducción.

Las fuentes naturales incluyen verduras de hojas verdes oscuras, verduras de color naranja, productos lácteos, hígado y pescado. De tal modo, la vitamina A de la dieta se ingiere como carotenoide de frutas y verduras o como retinoide de productos animales.

Los niveles de retinol sérico son un buen marcador del estado nutricional de la vitamina A, y una deficiencia se define como una concentración de retinol de menos de 20 microgramos/dL.

3.1. La deficiencia de vitamina A

3.1. Algunos datos

La deficiencia de vitamina A es un problema de salud altamente prevalente. Muchas poblaciones en los países en desarrollo rara vez ingieren carne, lácteos o verduras ricas en carotenoides, lo que dificulta la obtención de cantidades suficientes de vitamina A. Por el contrario, la deficiencia de vitamina A es extraordinariamente rara en el mundo desarrollado debido a la abundancia de alimentos ricos en vitamina A, mejor saneamiento, agua y atención médica.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que 3 millones de niños desarrollan deficiencia clínica de vitamina A anualmente, en comparación con los 200 casos estimados de toxicidad por vitamina A diagnosticados anualmente.

¿A quiénes afecta más esta deficiencia? Principalmente a niños pequeños en regiones empobrecidas de todo el mundo. La cosa se complica aún más por una deficiencia concomitante de zinc, que se requiere para la absorción de la vitamina A y la síntesis de la proteína transportadora de retinol, la cual se necesita para transportar la vitamina en el torrente sanguíneo.

El sarampión también es endémico en muchas de estas regiones, es decir, está constantemente presente, y se ha demostrado que causa caídas abruptas en los niveles de retinol sérico en más del 30%. Reduce la síntesis de la proteína transportadora de retinol y da como resultado una gran cantidad de excreción de vitamina A en la orina.

3.2. ¿Relación con el cáncer?

Parece curioso, pero se cree que una deficiencia de vitamina A desempeña un papel con respecto al cáncer. Hasta el momento, los estudios no han revelado suficientes datos para indicar una fuerte correlación entre la vitamina A y la prevención del cáncer en todas las poblaciones. La suplementación en poblaciones con suficiente vitamina A no ha sugerido ningún beneficio adicional para la prevención del cáncer. Sin embargo, la suplementación en poblaciones con deficiencia de vitamina A, como los grupos desnutridos o dependientes del tabaco, puede reducir la incidencia de cáncer.

3.3. Ceguera nocturna

La vitamina A tiene un papel en la regeneración del pigmento visual, el mantenimiento de las membranas mucosas y la función inmunológica. La deficiencia puede provocar ceguera nocturna debido a la mala regeneración del pigmento visual en los bastones de la retina. Si se permite que la deficiencia persista, los bastones se degenerarán y se desarrollará xeroftalmía, lo que conducirá a una verdadera ceguera.

La xerosis (sequedad) y la degradación de las membranas mucosas intestinales y pulmonares, junto con la disfunción inmunitaria, provocan infecciones frecuentes y anemia por inflamación crónica.

3.4. Tratamiento

El tratamiento de la deficiencia de vitamina A es la suplementación. Esta marca una diferencia clínica definitiva en pacientes con concentraciones séricas de retinol inferiores a 20 microgramos/dL.

La suplementación con vitamina A se ofrece para el tratamiento del sarampión, la xeroftalmía y la desnutrición severa. El tratamiento de la xeroftalmía es de especial interés porque es una de las únicas enfermedades por déficit vitamínico que ha alcanzado niveles epidémicos.

La vitamina A es altamente teratogénica si se toma durante el embarazo, es decir, capaz de causar defectos congénitos. Por lo tanto, se debe evitar el tratamiento con vitamina A en pacientes embarazadas, excepto en áreas donde prevalece la deficiencia de vitamina A.

Con información de:

Imagen de portada: Shutterstock

--


Lo que más gusta

Lo más destacado

x