Menú
Escucha "E28 • La ciencia detrás de la depresión • Medicina • Culturizando" en Spreaker.

La ciencia detrás de la depresión

Pérdida de interés en pasatiempos, disminución de energía y sentimientos de tristeza, desesperanza e irritabilidad. Algunos de estos son síntomas de una enfermedad que, aunque parezca mentira, no recibe suficiente ayuda médica como se debería. Conoce más sobre la ciencia detrás de la depresión en este episodio 28 de ʻMinutos Médicosʼ.

1. ¿Es igual la depresión en todas las personas?

Cada persona, según la edad, puede tener variedad de síntomas:

  • Un niño ansioso o malhumorado que se niega a ir a la escuela.
  • Un adolescente con fácil frustración o intranquilo que se mantiene callado y tiene problemas en la escuela.
  • Un adulto de mediana edad con libido reducida o insomnio.

Los síntomas centrales de la depresión son la pérdida de interés y de la capacidad de disfrutar, la tristeza patológica y la disminución de la vitalidad que produce un cansancio exagerado.

Además, los sentimientos de culpa, el pesimismo ante el futuro, la pérdida de confianza en uno mismo o en los demás, la disminución de la concentración y la memoria y las ideas de suicidio entran dentro de los síntomas de la depresión.

2. ¿De dónde viene la depresión?

Se puede decir que la depresión es un trastorno mental que se caracteriza con un bajo estado de ánimo y sentimientos de tristeza, los cuales se ligan con alteraciones del comportamiento, pensamiento y grado de actividad.

Pero ¿de dónde viene?

La causa de la depresión es multifactorial, es decir, con factores genéticos y ambientales que juegan un papel.

2.1. La familia

Los familiares de primer grado (padres, hijos o hermanos) de personas deprimidas tienen una probabilidad tres veces mayor de desarrollar depresión que la población general; sin embargo, la depresión puede ocurrir en personas sin antecedentes familiares de depresión.

2.2. Los neurotransmisores

Con respecto a los factores biológicos, se sugiere una alteración en la actividad de la serotonina (5-HT) del sistema nervioso central (SNC) como un factor importante.

La ciencia detrás de la depresión
La serotonina no solo se encuentra en el sistema nervioso central, sino también en el tubo digestivo y las plaquetas. Funciona como neurotransmisor (sustancia que usan los nervios para enviarse mensajes entre sí) y vasoconstrictor (sustancia que hace que los vasos sanguíneos se estrechen) – Imagen: Pixabay.-

La eficacia terapéutica de los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (un tipo de medicamento) sugiere el papel de la actividad de la serotonina del SNC en la depresión. Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina impiden o retrasan la reabsorción en el cuerpo de la serotonina, que queda disponible en más cantidad para que el cuerpo la utilice; entre los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina se encuentra la fluoxetina, un antidepresivo.

Otros neurotransmisores implicados con la causa de la depresión incluyen la norepinefrina, la dopamina y el glutamato.

2.3. Situaciones estresantes

En la causa de la depresión también se ubican circunstancias estresantes en la vida afectiva, laboral o de relación. La muerte o pérdida de un ser querido, los problemas financieros y las dificultades interpersonales son ejemplos de factores estresantes que pueden desencadenar la enfermedad.

2.4. Asociación con otras enfermedades

También existen casos de depresión asociada a otras enfermedades. Las enfermedades neurodegenerativas (especialmente la enfermedad de Alzheimer y la enfermedad de Parkinson), los accidentes cerebrovasculares, la esclerosis múltiple, los trastornos convulsivos, el cáncer, la degeneración macular y el dolor crónico se han asociado con tasas más altas de depresión.

3. Muchas personas con depresión y sin tratar

La depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo, pues se estima que afecta a un 3,8% de la población. A escala mundial, aproximadamente 280 millones de personas tienen depresión.

A pesar de que se conocen tratamientos eficaces contra los trastornos mentales, más del 75% de las personas afectadas en los países de ingresos bajos y medianos no recibe tratamiento alguno. ¿A qué se debe esto? Entre los obstáculos se encuentra la falta de recursos y proveedores de atención de salud capacitados, así como el estigma que abunda con respecto a los trastornos mentales.

La ciencia detrás de la depresión
Debido a percepciones falsas, casi el 60% de las personas con depresión no buscan ayuda médica – Imagen: Pixabay.-

Ahora bien, si se habla de países con todo tipo de ingresos, las personas que sufren depresión a menudo no son diagnosticadas de manera correcta. Asimismo, existen otras personas que realmente no padecen el trastorno, pero que son diagnosticadas por error y tratadas con antidepresivos.

4. Diagnóstico y tratamiento

Para determinar la enfermedad, hay que reconocer que la duración, incapacidad e intensidad (al menos, 2 semanas) de los síntomas sean de una consideración suficiente como para alterar el funcionamiento normal de la persona.

Un tratamiento ideal se basará en las características específicas del subtipo de depresión, por lo que será, como siempre, personalizado. Generalmente, el tratamiento se compone de psicoterapia y farmacoterapia.

Si percibes en ti mismo algunos de los síntomas ya mencionados por un largo periodo de tiempo, es importante que busques ayuda con un profesional calificado en el área de la salud para encontrar una solución al problema; los trastornos mentales se pueden tratar.

Con información de: Clínica Universidad de Navarra | National Institute of Mental Health | Organización Mundial de la Salud | Bookshelf | Fisiología médica: Ganong (24ª edición)

Imagen de portada: Pixabay

--

--

 


Lo que más gusta

Lo más destacado

x