Jesús Soto: Obras que se mueven, que vibran, que ilusionan

Jesús Soto: Obras que se mueven, que vibran, que ilusionan

Por Yosíleo_Oficial| Cuando mencionamos el nombre del artista plástico Jesús Soto, nos estamos refiriendo a uno de los principales representantes del Op-art y Arte Cinético internacional cuyas magníficas y complejas obras están compuestas de efectos ópticos y movimientos reales, que permiten al observador caminar e interactuar con ellas y obtener una experiencia sensorial e integral.

Hijo de un violinista y de una ama de casa, Jesús Rafael Soto, nació en Ciudad Bolívar, Venezuela en el año 1923, donde comenzó a dibujar a la edad de cinco años y como su familia no disponía de recursos económicos para comprarle unos creyones de colores, fue su abuela quien tomó la iniciativa y logró obtener los mismos, a través de una familia adinerada, que se los obsequió.

Durante su adolescencia aprendió a tocar la guitarra e inició sus experiencias artísticas, pintando los carteles de los cines de su ciudad natal, lo cual lo ayudó a conseguir una beca para estudiar en la Escuela de Bellas Artes Aplicadas de Caracas, Venezuela, donde logra relacionarse con otros artistas plásticos con las mismas inquietudes que él.

Una vez culminados sus estudios donde se especializó en pintura, dibujo y escultura, fue nombrado director de la Escuela de Artes Plásticas de Maracaibo, hasta que decide perseguir sus sueños y parte rumbo a Paris, allí se une al grupo “los disidentes” conformado por un grupo de venezolanos que promovían el abstraccionismo geométrico como rechazo a las formas tradicionales del arte.

En Paris, sobrevive tocando su guitarra y empieza a incursionar en la repetición sistemática de unidades formales a través de la utilización de plexiglás para superponer los elementos que le permitirían realizar sus primeras obras compuestas. En 1955 junto a un grupo de artistas presenta la exhibición “El Movimiento” en la galería Denise René de Paris, donde se inicia el punto de partida para el arte cinético; una vez definido su estilo se consagra definitivamente como un artista de renombre internacional.

Jesus Soto posa con una de sus obras penetrables

El sello principal de las obras de Jesús Soto, son los objetos lineales que se superponen en distintos ángulos y dan la sensación de que están en movimiento, cuando en realidad cada elemento está fijo, así como también sus obras conocidas como los “penetrables” que son una especie de jaulas de gran tamaño, de cuyo techo cuelgan cientos de tubos de metal, que emiten sonidos de campanas cuando el espectador camina a través de ellas.

Jesús Soto, Penetrable BBL Blue, 1999. Edition AVILA 2007. Foto: Archives Soto DR. Exposición ‘Sculptures en Mouvement’, 2011. Chateau Lacoste, Lacoste, Francia.

Sus obras se han paseado por los Museos más destacados del mundo, tales como: el Reina Sofía en Madrid, el George Pompidou en París y el Museo de Arte Moderno en Nueva York, presentó más de 180 muestras individuales en ciudades como Ámsterdam, Berlín, Bruselas, Buenos Aires, Madrid, París, Nueva York y Tokio entre otras, elaborando también monumentales obras como las realizadas en varias ciudades de Europa y en Seúl, Corea del Sur, durante los juegos olímpicos de 1988.

Fue distinguido por el gobierno francés con la insignia Caballero de las Artes y las Letras, y por la UNESCO, quien le otorgó la medalla Picasso por considerar que su obra ha contribuido para acercar a los países del mundo.

En el año 1973, le regala a su ciudad natal el Museo de Arte Moderno Jesús Soto, donde dona gran parte de sus creaciones y una amplia colección de obras relevantes del arte abstracto.

Murió en París, Francia en el año 2005 a la edad de 81 años víctima de un cáncer.

Con información de: Proa.org | Wikipedia | Analitica.com

  • Me encanta 6
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia