¿Cómo despertar la buena suerte?

¿Cómo despertar la buena suerte?

Por Daniel Colombo / Hace muchos años caminando por Madrid, recuerdo que estaba con los pies hinchados de tanto andar, y decidí tomar un descanso en un bar de tapas. Justo al lado había una librería de las pequeñitas, esas que contienen joyas que suelen ser las que necesitas en ese tramo de la vida.

Allí me topé con un libro de portada llamativa: un trébol de cuatro hojas. Se trata de “La buena suerte – Claves de la prosperidad”, escrito por Alex Rovira y Fernando Trías de Bes. Para alguien como yo que proviene de una familia pobre y con la palabra “sacrificio” tatuada en la frente, fue evidente que había un mensaje preparado para mí en aquella obra.

Esa noche en el hotel devoré el libro como un manjar exquisito, ya que anhelaba encontrar respuestas e ideas a eso que solemos llamar “suerte” y que, en realidad, es una combinación de factores, donde el pensamiento y la acción de nuestra parte son determinantes, en el lugar y en el momento apropiados.

Hay una resonancia interna que vibramos cuando estamos en sintonía con darnos el permiso de tener suerte, y, por lo tanto, actuamos en consecuencia para generar un entorno que atrae ese tipo de experiencias a nuestro favor.

Es decir que creamos la circunstancias para que se manifieste eso llamado “buena suerte”.

10 claves de la buena suerte

“La buena suerte” presenta diez reglas que, si las sigues, abren la posibilidad de conectar con eso que parece cosa de magia, aunque siempre estuvo ahí; solo que no supimos verlo. Necesitamos ponernos en sincronía con lo que ya está presente.

  • Primera regla de la buena suerte

La suerte no dura demasiado tiempo, porque no depende de ti.

La Buena Suerte la crea uno mismo, por eso dura siempre.

  • Segunda regla

Muchos son los que quieren tener Buena Suerte, pero pocos los que deciden ir a por ella.

  • Tercera regla

Si ahora no tienes Buena Suerte tal vez sea porque las circunstancias son las de siempre.

Para que la Buena Suerte llegue, es conveniente crear nuevas circunstancias.

  • Cuarta regla:

Preparar circunstancias para la Buena Suerte no significa buscar sólo el propio beneficio.

Crear circunstancias para que otros también ganen atrae a la Buena Suerte.

  • Quinta regla:

Si «dejas para mañana» la preparación de las circunstancias, la Buena Suerte quizá nunca llegue.

Crear circunstancias requiere dar un primer paso. ¡Dalo hoy!

  • Sexta regla:

Aún bajo las circunstancias aparentemente necesarias, a veces la Buena Suerte no llega.

Busca en los pequeños detalles circunstancias aparentemente innecesarias…, pero ¡imprescindibles! Para la Buena Suerte.

  • Séptima regla

A los que sólo creen en el azar, crear circunstancias les resulta absurdo.

A los que se dedican a crear circunstancias, el azar no les preocupa.

  • Octava regla

Nadie puede vender suerte. La Buena Suerte no se vende.

Desconfía de los vendedores de suerte.

  • Novena regla

Cuando ya hayas creado todas las circunstancias, ten paciencia, no abandones.

Para que la Buena Suerte llegue, confía.

  • Décima regla

Crear Buena Suerte es preparar las circunstancias a la oportunidad.

Pero la oportunidad no es cuestión de suerte o azar: ¡siempre está ahí!

Entonces ya lo sabes: la “buena suerte” aparece cuando creas permanentemente las circunstancias, y actúas en consecuencia.

Citando a otro gran autor, el psicólogo Wayne Dyer: “Las personas exitosas hacen dinero. No es que las personas de dinero tienen éxito; pero sí las personas exitosas atraen dinero. Ellos traen éxito a lo que hacen.” Y afirma también que “La abundancia no es algo que adquirimos; es algo con lo que nos conectamos.”

Si deseas conseguir lo que sea, como abundancia en el sentido más amplio, éxito y logros de distinto tipo, no te quedes esperando y actúa. El momento es ahora.

Imagen: Shutterstock

  • Me encanta 1
  • Me divierte 3
  • Me asombra 0
  • Me entristece 1
  • Me enoja 0



Es tendencia