10 curiosidades sobre la moda china

10 curiosidades sobre la moda china

China está siempre presente en las noticias de economía, política… Pero, ¿qué conoces de la moda china?, ¿alguna vez te has preguntado qué hay detrás de la etiqueta “Made in China”? Hoy te vamos a mostrar cómo la moda del gigante asiático es mucho más que ropa barata y al por mayor.

China es una de las civilizaciones más antiguas del mundo y uno de los países que más rápidamente ha evolucionado en los últimos años. A pesar de ser noticia de forma habitual en los medios, muy poca información se suele tener sobre el mundo de la moda.

En cambio, otros países asiáticos como Japón, son mucho más conocidos a nivel internacional: Tokio es una ciudad referente en el mundo de la moda y muchas empresas y marcas observan y toman como referencia sus tendencias y novedades.

La vida de las geishas en 7 interesantes datos

Hace un par de años, el haori, o chaqueta kimono, se convirtió en una prenda imprescindible en cualquier armario. Sin embargo, ¿qué ocurre con China? En el siguiente listado descubriremos algunos de los hechos más relevantes del panorama de la moda en este país.

1. La exportación china

El año pasado, China se convirtió en el país que más textil y ropa exportó a nivel mundial. En el sector del textil, el volumen de ventas alcanzó los 118 millones de dólares, y en el de la ropa se lograron 157 millones de dólares.

Aunque en la exportación de ropa existen otros países destacados como Bangladesh y Vietnam, China continúa como  el país líder en exportación. China no es solo un país exportador relevante en el mundo occidental, es también un país clave en la exportación a otros países asiáticos.

El puerto de Hong Kong es uno de los puertos más activos del mundo.-

2. El éxito en la venta de ropa de deporte

Si nos preguntamos qué sector es el que más volumen de ventas consigue en el país, la respuesta es sencilla: el sector del deporte.

Es el sector que ha experimentado un mayor incremento en el número de ventas, frente al sector de la moda china para mujer, hombre e infantil.

Sin embargo, también hay que hacer una mención especial a la ropa de niño, que también vive una de sus épocas doradas desde que se eliminara la política de hijo único en el país.

3. La generación Z china lidera las compras

Puede sonar un poco chocante el que los jóvenes chinos nacidos a partir del año 90 sean uno de los grupos de consumidores chinos que encabezan el gasto en el país.

Sin embargo, son generaciones que han crecido en una época de esplendor, con más oportunidades que las que pudieron tener sus padres y, por tanto, son más optimistas y despreocupados con el ahorro que los jóvenes occidentales que vivieron la crisis económica sobre los años 2008-2010.

Estos consumidores no solo compran gran cantidad de productos, también valoran enormemente la experiencia de compra, buscando experiencias únicas y el valor social que hay tras sus compras. Por este motivo, las marcas que quieren vender moda en China deben cuidar todos los detalles en sus tiendas y ofrecer nuevas experiencias que van más allá de vender simplemente un producto.

4. Las redes sociales chinas tienen la palabra

Sin duda alguna, los jóvenes chinos han crecido en plena revolución digital y manejan mejor que nadie las redes sociales como Weibo o WeChat. Las tiendas online son el principal canal de compra y el pago a través de móvil la forma más frecuente de realizar sus compras.

Los jóvenes chinos son nativos digitales, suelen realizar la gran mayoría de sus compras en webs E-commerce.-

Ante la predominancia de las nuevas tecnologías, las marcas de moda lo tienen claro y saben que van a llegar a su audiencia a través de atractivas apps o utilizando influencers o también llamados KOLs (“key opinion leaders”). Su influencia en los consumidores es tan grande, que se han convertido en la principal fuente de consulta antes de realizar una compra.

Y aquí es cuando las marcas deben demostrar su originalidad, novedad y también el entendimiento de sus potenciales clientes para evitar malentendidos y que su marca se hunda por la viralización de comentarios negativos.

Un ejemplo de ello ocurrió en el año 2018 cuando Dolce & Gabanna tuvo que cancelar su primer show de moda en Shanghái, apenas unas horas antes del evento, debido a la polémica que alcanzó su vídeo promocional, que fue tomado como un insulto a la cultura china.

5. Diseñadores chinos de moda

Aunque la principal imagen que se tenga del país es la de la producción masiva de ropa, en el sector predomina cada vez más la presencia de diseñadores chinos.

Formados en prestigiosas universidades internacionales, como la escuela Central St. Martins de Londres, los diseñadores aprenden las tendencias occidentales, trabajan para importantes diseñadores europeos o americanos y finalmente algunos deciden regresar a su país y crear su propia marca.

Gracias al incremento del poder adquisitivo chino, los consumidores chinos apuestan por el diseño y la calidad, y los nuevos diseñadores chinos les ofrecen piezas únicas y diferentes.

6. Exclusividad

El consumidor chino ha sufrido una evolución en los últimos años. Aunque sigue estando interesado en comprar marcas de lujo y marcas occidentales, ahora se presta especial interés en conseguir prendas de moda que sean únicas, de alta calidad y originales.

Hace unos años, los compradores chinos compraban marcas como Chanel o Louis Vuitton simplemente por estatus social que implicaba la posesión de productos de estas marcas.

Esto ha cambiado y se valora el origen de los tejidos; si son orgánicos, los acabados de la prenda, su origen, el proceso de fabricación, etc. La mejora experimentada en el poder adquisitivo chino se ha traducido en una mayor apreciación de la calidad y de la diferenciación.

Por este motivo, las marcas tanto chinas como las occidentales que quieren entrar en el país asiático, deben tener muy claro cuál es su propuesta de valor en el mercado.

El mundo de la moda y la belleza china cada vez tienen un papel más relevante en la economía del país.-

7. Pasarelas de moda en Pekín y Shanghái

Si siempre, las pasarelas de moda más relevantes habían sido las de Nueva York, París, Londres o Milán, ahora las pasarelas de moda asiáticas también dan de qué hablar.

La Semana de la Moda China empezó en Pekín sobre el año 1997 y la de Shanghái en 2001, y aunque no ha sido fácil hacerse un hueco en el panorama internacional, los dos eventos de moda cada vez acaparan mayor interés, y prestigiosas marcas del mundo de la moda exhiben allí sus diseños.

También es una buena oportunidad para los diseñadores chinos emergentes, para darse a conocer no solo en su país de origen sino también a nivel internacional.

8. Sostenibilidad

Según la entidad China Water Risk, las aguas residuales procedentes del sector textil son un 50% superior a las obtenidas por la industria del carbón en el país.

Este es un claro ejemplo del gran reto en medioambiente que tiene el país, y por ello el Gobierno chino ha priorizado las medidas a tomar en los temas medioambientales.

A raíz de toda esta problemática, fabricantes y empresarios chinos se han visto obligados a invertir en tecnologías y maquinaria menos contaminante, apostando al mismo tiempo por una mayor calidad de los productos fabricados.

9. Fabricar en China ya no es tan barato

Aunque las condiciones laborales no sean aún ejemplares en muchas empresas e industrias del país, en muchas zonas sí se han mejorado las condiciones laborales y los sueldos. Dado que el coste de la mano de obra ya no es tan barato, muchas empresas han decidido mover su producción a otros países como Indonesia o India.

10. La historia china siempre presente

Y aunque las modas y los consumidores cambien, la esencia de la historia china continuará estando reflejada en muchos de los diseños actuales.

La presencia de dragones, tigres, caracteres chinos, utilización de colores rojos y dorados, etc., son algunos de los detalles que se pueden observar en los diseños de la marca Mukzin.

Esta marca ha sabido modernizar toda la simbología china que aparecía en todo tipo de prendas chinas clásicas, a un estilo moderno y llamativo. Es una marca que está teniendo un gran éxito, especialmente entre los más jóvenes, que valoran las tradiciones chinas y el “qipao” chino, pero buscan un aire más actual y único.

Con información de: Fashionable Asia  /  China Daily  /  Daxue Consulting | Foto: Shutterstock

  • Me encanta0
  • Me divierte0
  • Me asombra0
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia