En 10 Datos: Cosas que debes alejar de tu dieta

Cada cuerpo funciona diferente. Algunas personas luchan por ganar peso mientras que otros son intolerantes a la lactosa. Si quieres comer más sano, elimina alimentos procesados y agrega más alimentos frescos en tu dieta diaria. Éstos son diez alimentos y bebidas que debes eliminar de tu dieta para comer de forma más sana. Si te resulta difícil eliminarlas de una sola vez, trabaja con un alimento por vez para reducir tu consumo gradualmente. Si reemplazas estos alimentos con comida fresca y nutritiva, puedes disminuir los riesgos de ciertas enfermedades y otras condiciones de salud.

1. Refrescos de soda

Los refrescos de soda pueden ser frescos, refrescantes, azucarados y adictivos. Muchos refrescos de soda contienen grandes cantidades de cafeína. Los que los beben pueden desarrolla dependencia o adicción a estás bebidas cafeínadas y carbonatadas. Su valor nutricional es poco o nulo, por lo que debes eliminarlas de tu dieta. Incrementa tu consumo de agua o té, y bebe jugos de fruta naturales cuando necesites azúcar. La soda dietética no es un reemplazo aceptable. Aunque algunos nutriólogos y médicos aún debaten los posibles efectos del aspartamo y otros sustitutos del azúcar, algunos estudios demuestran que cambiar a soda dietética no necesariamente lleva a perder peso.

2. Bebidas de cafetería

Como los bebedores de soda, los adictos a la cafeína satisfacen su antojo con bebidas de café modificadas. Aunque el café negro o con un poco de leche son opciones bajas en calorías, las cafeterías actuales ofrecen muchas bebidas que contienen crema, azúcar y otros aditivos. Si necesitas cafeína, pide un café básico y agrega unas pequeñas cantidades de leche, crema o azúcar.

3. Productos enriquecidos con harina

Debes evitar la mayoría de las marcas comerciales de pan blanco y otros productos horneados enriquecidos con harina. “Enriquecido con harina” indica que la harina ha sido blanqueada y despojada de sus nutrientes. Compra panes de grano entero y pastas.

4. Productos horneados

Los panes daneses de queso y los panecillos del tamaño de tu puño no son una buena opción para tu dieta diaria. Estos tamaños de porción de productos horneados están fuera de control. Estos alimentos suelen contener harina enriquecida, una gran cantidad de azúcar y grasas saturadas. Si tienes acceso a la etiqueta, revisa que la comida no contenga aceites “parcialmente hidrogenados” de margarina. Incluso si lees “Sin grasas saturadas” en la caja, revisa de todo modos los datos nutricionales. Algunas compañías hacen trampa con esta etiqueta, deliberadamente basando los datos en porciones muy pequeñas de tamaño. Si tienes dudas, revisa los ingredientes.

5. Arroz Instantáneo pre-empacado

Si deseas cocinar arroz, compra bolsas de arroz blanco o café. Evita los arroces en caja que incluyen paquetes de condimentos. Aunque resultan deliciosos, los paquetes de saborizantes incluyen altas cantidades de sal y otros conservadores. Lee los datos nutricionales en el panel lateral; la mayoría de éstos productos contienen muchas calorías. Cocina arroz blanco y café en la estufa o en una arrocera. Si deseas que tenga más sabores, agrega hierbas, especias y condimentos libres de sal después de que lo cocines.

6. Carnes enlatadas

Las carnes enlatadas, como el pollo en lata y el Spam, están llenas de conservadores. Aunque pueden ser útiles en emergencias, no las incluyas como parte de tu dieta regular.

7. Sopa enlatada

La mayoría de las sopas enlatadas contienen altos niveles de sodio. Si no tienes tiempo de preparar tu propio caldo o sopa, busca opciones bajas en sodio en tu tienda de abarrotes local.

8. Comida frita

Cualquier cosa frita puede contener calorías “escondidas”. Algunos restaurantes usan aceites con grasa saturadas, o la comida frita puede estar cubierta con grandes cantidades de mantequilla o huevos. Come solo carne y vegetales asados u horneados. Si quieres comer algo frito de vez en cuando, fríe la comida tu mismo de forma que puedas elegir el aceite y adaptar la receta.

9. Comida rápida

Una porción grande de papas a la francesa puede ser una delicia de vez en cuando, pero debes eliminar la comida rápida de tu dieta. La mayoría se fríe en aceite y rara vez contiene una cantidad suficiente de vitaminas y minerales saludables. Limita tu consumo de comidas rápidas a un par de veces por mes.

10. Golosinas de fruta

¿Por qué comer golosinas de fruta cuando puedes comer fruta de verdad? Aunque algunas marcas pueden agregar vitaminas y minerales a las golosinas, las gomitas, los roles de fruta y otras golosinas de fruta procesada pueden contener mucho azúcar y otros aditivos. Mejor opta por un acercamiento natural y elige frutas frescas.

Fuente: Ehow