Un viaje por Croacia, la perla de Europa

Un viaje por Croacia, la perla de Europa

En los últimos años, Croacia se ha convertido en uno de los países más interesantes para visitar en Europa, siendo uno de los destinos más buscados por los amantes del buen tiempo gracias a las aguas turquesas de las playas de la costa dálmata. Sin embargo, Croacia es mucho más que solo sol, playa y arena. ¿Sabes cuáles son los sitios indispensables que debes visitar en el país croata?

Subiendo como la espuma en cuestiones de popularidad, Croacia se ha colocado rápidamente entre los primeros puestos de los destinos favoritos del turismo europeo. Y es que no es para menos pues, entre sus principales atractivos, se puede disfrutar de impresionantes ruinas del Imperio romano, ciudades amuralladas, calles repletas de historia milenaria, paisajes asombrosos y playas paradisíacas.

La historia de Croacia se remonta a hace miles de años pues su territorio actual estuvo habitado durante el período prehistórico. En la parte norte del país se hallaron restos de neandertales que datan del período Paleolítico; además, en varias regiones del país se pueden encontrar remanentes de varias culturas del Neolítico y Calcolítico. Foto: Getty Images.-

Culturalmente hablando, debido a su ubicación geográfica, Croacia representa una mezcla de cuatro esferas distintas: es la encrucijada de las influencias de la cultura occidental y oriental -desde la división del Imperio romano de Occidente y el Imperio bizantino-, así como de las culturas de Europa Central y del Mediterráneo.

¿Cuándo es mejor viajar a Croacia?

Aunque este punto dependerá totalmente de lo que quieras hacer, si tu idea de visitar Croacia es sacarle jugo al viaje y disfrutar de todas las atracciones incluidas las playas y los festivales veraniegos, entonces los mejores meses son en definitiva julio y agosto.

Sin embargo, es importante que tomes en cuenta que son los meses de más afluencia de turistas y, al ser temporada alta, los precios de todo son más elevados. Por otro lado, mayo, junio, septiembre y octubre son meses más económicos y la afluencia de gente disminuye considerablemente. Además, aunque quizás te pierdas de los festivales veraniegos, podrás disfrutar de una temperatura increíble para realizar todas las demás actividades.

Si planeas viajar en los meses de invierno, la gran desventaja es que el clima puede provocar el cierre de algunas carreteras e incluso algunas zonas de los parques nacionales. Además, meterse al mar es imposible y muchas de las atracciones e incluso establecimientos que funcionan en verano, no abren en invierno.

No obstante, ¡viajar a Croacia en invierno tiene sus ventajas!

Imagen relacionada

Los mercadillos navideños, el ambiente festivo, la colorida decoración y la música en las calles y plazas tiñen las ciudades de una magia que solo se puede vivir en Navidad. Foto: Real Born Traveller.-

Por ejemplo, los pueblos medievales, tanto en la costa como en el interior, se cubren de finas capas de nieve, convirtiendo el lugar en una auténtica postal navideña. Además, el olor a leña y a comida caliente nos animan a resguardarnos en alguna de sus tradicionales tabernas, conocidas como konobas.

Además, al viajar en esta época podrás conocer las ciudades de Croacia en su verdadera esencia, el día a día, sin turistas que inunden las calles, sin esperas ni aglomeraciones que son más habituales encontrarlas durante los meses con mayor afluencia turística.

Ahora bien, si definitivamente estás pensando conocer las maravillas que este país tiene por ofrecer, aquí te dejamos nuestros lugares favoritos y los que consideramos que deben ser un must en tu recorrido por Croacia.

Primera parada: Zagreb

Zagreb es la capital y ciudad más poblada de Croacia, localizada al noroeste del país. La zona sobre la que se asienta está habitada desde el Imperio romano, por lo que es una ciudad llena de historia. Foto: Getty Images.-

A pesar de vivir a la sombra de otras urbes del este de Europa, la capital de Croacia es una visita imprescindible que, erróneamente y sin ningún fundamento, muchos viajeros descartan.

Situada en el barrio de Kaptol de la capital croata se encuentra uno de los lugares más simbólicos de la ciudad, y que puede verse casi desde cualquier punto gracias a sus esbeltas torres, la Catedral de Zagreb. Está dedicada a la Asunción de María, a San Esteban y San Ladislao de Hungría.

El tamaño impresionante de la iglesia y su belleza te dejará con la boca abierta; además, este esplendor es realzado por el toque de las campanas desde las dos torres de la catedral, un sonido que se puede sentir por todas partes de la ciudad.

En los alrededores de la catedral pueden aprovechar para ver la Fuente de la Madonna con sus ángeles de oro, el Palacio Arzobispal, el viejo reloj de la catedral, y las antiguas murallas de Kaptol. Foto: Getty Images.-

Otra de las cosas que debes disfrutar en la capital, es de un paseo por la Plaza Ban Jelačić que se encuentra justo en medio de la parte baja y alta de la ciudad; es el centro financiero de Zagreb y es atravesada por la calle Ilica una de las más grandes y comerciales de la ciudad.

Además, se pueden visitar numerosos museos como: el Museo de la ciudad de Zagreb, el Museo Arqueológico, el Museo de Arte Contemporáneo y el Museo de las Ilusiones.

En fin, su impresionante arquitectura, sus pintorescas terrazas para tomar café disfrutando de la cultura croata, sus mercados, galerías de arte, restaurantes, centros comerciales, arte callejero, museos y teatros, no te dejarán indiferente.

Split y la magia de sus callejones

Algo que debes hacer en esta ciudad es tocar el dedo de la estatua de Gregorio de Nin, es una tradición local que asegura que te dará buena suerte. Foto: Palacio de Diocleciano, Getty Images.-

Split es una joya que no puedes pasar por alto en tu viaje a Croacia ya que es una ciudad cargada de historia y un museo al aire libre, donde lo mejor que ver y hacer es completamente gratis.

Lo primero que debes hacer aquí es visitar el Palacio de Diocleciano, construido a principios del siglo IV d. C., y que hoy es el corazón de la moderna Split. Dentro de los muros de esta imponente fortaleza encontrarás la mayoría de los bares, restaurantes y tiendas de la ciudad.

Otras de las cosas que no te puedes perder es de visitar el mercado de las catacumbas; el templo de Júpiter -uno de los tres templos antiguos con los que contaba el palacio y que se convirtió en la iglesia de San Juan-; recorrer la calle “pusti me proc”, cuya traducción literal es “déjame pasar”, la calle más estrecha de Split; y la plaza Prokurative, que imita a la Plaza de San Marcos en Venecia.

Además, desde Split hay una excursión durante el día muy interesante a Trogir, una pequeña ciudad llena de historia que tampoco te puedes perder, pues te enamorarás en cada calle y cada plaza.

Los Lagos de Plitvice, una maravilla de la naturaleza

Este parque se compone de 16 lagos, divididos en dos grupos los “upper” y los “lower”, a diferentes niveles y conectados por numerosas cascadas, que lo hacen un paraje bastante atractivo. Foto: Getty Images.-

El Parque Nacional de los Lagos de Plitvice es un conjunto de espectaculares lagos de color turquesa, pasarelas de madera y saltos de agua que fueron declarados Patrimonio de la Humanidad.

Se encuentra al sureste de Istria, en el condado de Lika-Senj (muy cerca de Bosnia), y se requiere al menos una mañana entera para visitarlos puesto que el lugar es inmenso; sin embargo, la duración del recorrido depende del ritmo de cada persona y de la ruta elegida. Entre sus instalaciones cuenta con estacionamientos, restaurantes y hasta hoteles.

Anualmente, este parque recibe más de 1.200.000 visitantes, sobre todo los fines de semana y en verano, algo que debemos tomar en cuenta.

Posiblemente la mejor época para visitarlo sea en primavera, tras las lluvias del invierno y el deshielo, cuando las cascadas son más espectaculares y no hay tanta masificación de turismo; aunque si se viaja en invierno se puede disfrutar de la vista de las cataratas congeladas.

Entre las actividades que puedes hacer destacan dar un paseo o subirte a un bus alrededor del parque o subirte en un barco en el Lago Kozjak y remar por sus aguas tranquilas; sin embargo, no te puedes bañar en ninguno de sus lagos por políticas de preservación.

Si eres de los que considera imprescindible darse un buen baño en un paraíso natural, te recomendamos visitar entonces el Parque Natural de Krka.

Dubrovnik: La capital de los Siete Reinos de Juego de Tronos

Al estar ubicada en la región de Dalmacia, cerca de la frontera nacional con Bosnia y Herzegovina, la ciudad de Dubrovnik suele ser donde empiezan o acaban la mayoría de los viajes por Croacia. Foto: Getty Images.-

Debido a su privilegiada posición, Dubrovnik es conocida como la joya del Adriático. Además, esta ciudad se ha hecho especialmente famosa por ser King’s Landing de la serie Game of Thrones de HBO.

Dubrovnik tiene muchísima historia pues fue una república independiente durante varios siglos; su posición costera, con uno de los puertos más importantes del mundo en ese momento, la convirtieron en una auténtica potencia.

Su prosperidad se vio reflejada en los numerosos edificios construidos a partir de la Edad Media y que hoy en día pueden disfrutarse, gracias, en buena parte, a la enorme muralla que los defendían de los ataques externos, y que jamás fue vulnerada durante los cinco siglos que duró esta república.

Lo primero que debes hacer al llegar a la ciudad es dar un paseo por sus murallas antes de recorrer las callejuelas del casco antiguo, donde podrás adentrarte en la capital de los Siete Reinos y explorar todos los rincones de Dubrovnik.

Si eres un fanático empedernido de Game of Thrones, puedes reservar un tour por los escenarios más populares de esta serie en Dubrovnik. Foto: Getty Images.-

Te llevará aproximadamente una hora dar la vuelta a la ciudad antigua por sus murallas, y los mejores momentos del día para hacerlo son temprano por la mañana o al atardecer, cuando los turistas se han dispersado y puedes disfrutar de la tranquilidad y de una temperatura más fresca.

Otra de las cosas indispensables que debes hacer es una escapada a la cima del Monte Srd, algo que puedes hacer caminando o en el Cable Car. Una vez arriba podrás disfrutar de una vista completa de la ciudad; por un lado las increíbles vistas de los acantilados y del mar te dejarán sin aliento, antes de dar un par de pasos hacia la otra baranda para disfrutar de cerca de la panorámica de los famosos edificios barrocos y calles de mármol de la ciudad costera.

Además, una vez arriba hay una cafetería estupenda en la que podrás reponer fuerzas mientras te empapas bien de la belleza del lugar.

Con información de Imanes de viaje / Visita Croacia Blog / En modo viajero / Mochileando por el mundo / Foto: Shutterstock

  • Me encanta7
  • Me divierte0
  • Me asombra0
  • Me entristece0
  • Me enoja0



Es tendencia