Turismo ecológico: una tendencia que llegó para quedarse

Turismo ecológico: una tendencia que llegó para quedarse

El turismo es una de las actividades que las personas más disfrutan; sin embargo, puede llegar a tener un impacto negativo en el ambiente. A partir de esto surge el turismo ecológico…

El término «turismo» proviene de la palabra en latín «tornus», que significa movimiento. Por otro lado, la palabra «ecológico» proviene del griego y se divide en tres: «oikos», que significa hogar; «logos», que al traducirlo es palabra; y por último el sufijo «ico», que significa con respecto a.

El turismo ecológico se refiere a la actividad turística humana que se realiza sin alterar de ninguna manera el equilibrio entre los seres vivos y su entorno natural. También conocido como ecoturismo, permite al visitante crear una conexión plena con el ambiente y realizar las actividades típicas del área, con tal y no interfiera con el equilibrio natural del entorno. 

 

El visitante crea una conexión plena con el ambiente y realiza las actividades típicas del área, con tal y no interfiera con el equilibrio natural – Imagen: medforest.net.-

Objetivos principales del turismo ecológico

A pesar de que nace como una opción alternativa al turismo convencional, sus objetivos principales están íntimamente relacionados con el cuidado del ambiente. Esta actividad se realiza de forma muy controlada para que el impacto negativo en el lugar sea el menor posible. Una de las estrategias para cumplirlo es demarcar las áreas protegidas para que el ingreso humano sea limitado.

¿Sabes cuáles son los destinos turísticos más caros del mundo?

Asimismo, el turismo ecológico ha sido de gran ayuda para mantener la biodiversidad en varias zonas. El objetivo es que las personas visiten el área, pero al respetar el ambiente y su equilibrio natural, no afectarán a las especies de animales y plantas que lo habitan. El ecoturismo también permite que las poblaciones locales se desarrollen económicamente de manera sostenible.

La Sociedad Internacional de Ecoturismo (TIES) estableció siete principios básicos que el turismo ecológico debe cumplir; se pueden resumir de la siguiente manera: minimizar el impacto negativo, construir respeto y conciencia ambiental, otorgar experiencias positivas, brindar beneficios directos para la conservación del área y para las comunidades locales, crear sensibilidad hacia los países anfitriones, y apoyar los derechos humanos y laborales.

Breve historia y futuro

El turismo ecológico surgió a finales de la década de 1980 como una opción alternativa al mercado turístico tradicional. Su desarrollo y popularidad crecieron rápidamente durante los años siguientes. Este auge ocurre al mismo tiempo en que los científicos alcanzan un consenso acerca de la problemática del calentamiento global.  En el 2002 la ONU dedicó todo el año al ecoturismo, lo que aumentó aún más su notoriedad. 

 

El turismo ecológico ha sido de gran ayuda para mantener la biodiversidad en varias zonas. El objetivo es que las personas visiten el área, pero al respetar el ambiente y su equilibrio natural, no afectan las especies de animales y plantas que lo habitan – Imagen: tourism tattler.-

Desde ese momento, esta actividad turística ha pasado a ser una de las opciones predilectas del público. Algunos de los países que más promueven este tipo de actividad dentro de sus fronteras son Costa Rica, Venezuela, Nepal, Puerto Rico, Madagascar, Ecuador –más que todo en las islas Galápagos -, entre otros. En Europa cada vez hay más países que también lo promueven como España, Suecia, Noruega, Irlanda y Escocia. En la actualidad se estima que un 15% del turismo mundial es de este tipo, y se espera que en los próximos años este porcentaje podría subir hasta 30%.

Con información de Blog de turismo / Wikipedia / Imagen: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 1
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia