¿Qué es el Romanticismo? Un grito de libertad

¿Qué es el Romanticismo? Un grito de libertad

Homenajeando el sentimiento para elegirlo por encima de la razón, nace un movimiento que cambiaría completamente el mundo. ¿Qué es el Romanticismo? ¿En qué creían sus adeptos? ¿Sobre qué escribían? Aquí te contamos todo.

A finales del siglo XVIII, en Alemania nació un movimiento literario que fue en contra del exceso de racionalismo de orden y aceptación de normas: el Sturm und Drang («tormenta e ímpetu» en español). ¿Qué buscaba? Libertad de crear, de existir, de vivir. Buscaba mayor contacto con la naturaleza, una expresión libre del sentimiento.

A raíz de esta revolución, nace el Romanticismo, un movimiento cultural que marcó un antes y un después en la historia, y que sostenía una nueva forma de pensar, ofreciendo una óptica diferente del mundo. Todas las expresiones artísticas se unieron al movimiento que buscaba resaltar la importancia de los sentimientos por encima del racionalismo.

Un alma del Romanticismo, se caracteriza por la evasión del tiempo y la realidad, por su búsqueda constante de mundos diferentes. Añora los tiempos pasados porque los considera mejores. Quiere existir en un mundo guiado por los sentimientos. La expresión de la sensibilidad es su norte y su única verdad.

El Romanticismo buscaba romper con la profesionalización del arte y mantenerlo siempre como un medio de expresión libre y sanador.-

¿Un amante del dolor o un defensor del amor?

Además de promover los sentimientos, los románticos estaban profundamente relacionados con la apreciación de la naturaleza y la persecución de una vida llena de placeres simples (Obra: El viajero contemplando un mar de nubes de Caspar David Friedrich).-

Una de las características fundamentales del Romanticismo, es la nostalgia y la tristeza. El autor romántico podía dejarse llevar por sus más oscuros sentimientos siempre y cuando su guía fuera la búsqueda del amor eterno y verdadero.

¿Quién es el autor romántico? El que busca inspiración en la naturaleza, los dioses, la fe, los sentimientos. El dolor y la nostalgia parecen ser su musa. El poder del mar, la vastedad de un bosque, la pasión de un gran amor y el dolor de un corazón roto. Huye del aquí y del ahora; busca espacios y escenarios en personajes de otros tiempos. Vive sumergido en tierras lejanas y anhelando un mundo diferente. Ama la Edad Media por su espíritu caballeresco y de aventura, con sus castillos, amores clandestinos y nobleza. Es un nostálgico por naturaleza.

El Romanticismo es una rebelión a favor de la sensibilidad

La predominancia del yo y de los sentimientos, es uno de los pilares fundamentales de este movimiento. Toda creación artística surge desde lo más profundo de su alma. El dolor es su musa y no tiene miedo de demostrar debilidad. El Romanticismo nace como una reacción al mundo moderno. ¿Qué es el mundo moderno? Industrialización, urbanización, consumismo.

Para el Romanticismo, el corazón es la única brújula del éxito. Tras su nacimiento como movimiento, surgieron múltiples creaciones literarias que moldearon el concepto. Uno de los más importantes fue Sobre la educación, publicado en 1762 por el filósofo suizo Jean-Jacques Rousseau.

¿De qué se trataba? Es un texto que explica la importancia de valorar las características naturales de los niños. ¿Cuáles son? Espontaneidad, despreocupación, curiosidad, pasión por las novedades, imaginación y libertad. ¿Por qué es de los más importantes del Romanticismo? Porque para Rousseau, los niños son los verdaderos maestros. Viven guiados bajo su instinto, siguen su corazón sin temor a nada. Son puros, ingenuos, libres de prejuicios y ante todo: son almas llenas de sensibilidad.

Una pasión radical por los héroes caídos y los artistas sufridos

La figura del héroe que está lleno de bondad… pero, que vive sufriendo constantemente, es uno de los pilares del contenido del Romanticismo. Todo inicio con el suicidio de un joven poeta.

Thomas Chatterton, vivía en Londres. Tenía 17 años y su vida giraba en torno a escribir poesía. Era apasionado y completamente entregado a sus sentimientos. El sufrimiento parecía ser su musa y se guiaba por sus instintos. En agosto de 1770, decidió suicidarse porque su vida estaba llena de complicaciones y batallas difíciles de ganar. Venía de una familia muy pobre y para poder costear los gastos, inventó una serie de libros que se los atribuyó a un supuesto monje de la era medieval. Tuvo éxito al principio, pero cuando quiso ser reconocido por sí mismo, no recibió el trato que quería y decidió envenenarse. Prefirió la muerte antes que la derrota.

Su muerte marcó un precedente en el Romanticismo, y se volvió un símbolo del movimiento. ¿Por qué lo admiraban? El movimiento tiene como parte de sus características un culto a la tristeza. Los románticos valoraban profundamente la idea de que existían personas sensibles que estaban destinadas al sufrimiento. El concepto de un artista dispuesto a morir por su arte, parecía ser el epítome de todo el Romanticismo.

Un abandono a la razón, por perseguir el corazón

Al mejor estilo del gran éxito de ‘Romeo y Julieta’ de Shakespeare, que fue escrito muchísimo antes, la idea del Romanticismo consiste en dar absolutamente todo por amor (Obra: Romeo y Julieta de Frank Dicksee).-

El suicidio del artista confirmó la pasión del Romanticismo por los mártires del sentimiento, pero fue el gran poeta alemán Johann Wolfgang von Goethe, quien terminó de sentar las bases de lo que sería el concepto real del Romanticismo como movimiento artístico y literario.

En 1774, el autor publica su libro Las penas del joven Werther, la historia de un apasionado pero desdichado poeta que se enamoró de una mujer casada llamada Charlotte. La relación entre ambos era imposible, una receta para el desastre, pero Werther era un joven persistente. De tanto insistir, comenzó a darse cuenta de que sus deseos jamás serían cumplidos, por lo que decide quitarse la vida.

Fue uno de los libros más vendidos de Europa, con más de 3 millones de copias. ¿Cuál era su premisa? Defender que los deseos del corazón son más importantes que la razón.

¿Qué leer del Romanticismo? Un movimiento global

Uno de los grandes exponentes del Romanticismo fue Edgar Allan Poe: sus historias llenas de sufrimiento y nostalgia, le hacen honor al movimiento.-

Las ansias por vivir libres de sentir, creer en el poder de la intuición, anhelar tiempos pasados y crear una nueva corriente de pensamiento, se esparció por todo el mundo rápidamente. Los diarios de memorias alcanzaron un auge nunca antes visto. Se comenzó a valorar la espontaneidad de los sentimientos, por encima de la edición y la escritura formal.

Aquí tienes una pequeña guía de libros clásicos del movimiento:

El matrimonio del cielo y del infierno de 1793 por William Blake.

Fausto de 1808 por Johann Wolfgang von Goethe.

Sentido y sensibilidad de 1811 por Jane Austen.

La maravillosa historia de Peter Schlemihl de 1814 por Adelbert von Chamisso.

Frankenstein o el moderno Prometeo de 1818 por Mary Shelley.

Oliver Twist de 1838 por Charles Dickens. 

Cumbres Borrascosas de 1847 por Emily Brontë.

Cartas literarias a una mujer de 1860 por Gustavo Adolfo Bécquer.

Los miserables de 1862, por Victor Hugo.

El retrato de Dorian Gray de 1890 por Oscar Wilde.

Hoy, el movimiento sigue influenciando a múltiples artistas y escritores, que prefieren vivir su vida anhelando el pasado y refugiándose en historias llenas de amores prohibidos y grandes castillos.

Con información de: Castellano y Literatura, Colección Clases en Cassette, editorial Portada, Chile (1985). El gran saber Larousse, Literatura Europea, editorial Larousse, Chile (1989). Skyminds Lifeder AboutEspanol / Foto: Wikimedia

  • Me encanta 6
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia