Niño se gradúa de la universidad como ingeniero eléctrico

Niño se gradúa de la universidad como ingeniero eléctrico

A los nueve años de edad, la mayoría de los seres humanos estamos cursando la escuela primaria y nos preocupamos por jugar; sin embargo, no es el caso del niño Laurent Simons, quien se graduará de la universidad como ingeniero eléctrico…

Laurent Simons es un niño de nueve años de edad, vive en Bélgica y con su corta edad está a poco tiempo de graduarse de la Universidad Tecnológica de Eindhoven (TUE) -por sus siglas en inglés- como ingeniero eléctrico.

Simons -considerado un niño prodigio- comenzó sus estudios en la escuela primaria cuando tenía cuatro años. Su primer año lo realizó con el período de tiempo correspondiente, pero luego comenzó a avanzar rápidamente de cursos hasta llegar al bachillerato con solo seis años de edad.

En el 2018, aprobó el bachillerato e inmediatamente a la edad de ocho años logró entrar a la universidad, en la cual, la mayoría de las personas tardan tres años en graduarse del mismo programa, pero Laurent ingresó el año pasado y está listo para completarlo, tomándole solo 10 meses.

Su intelecto y capacidad para retener mucha información en poco tiempo permitió a los profesores de la universidad pasar el plan de estudios a un ritmo bastante acelerado.

El director de la universidad, Sjoerd Hulshof señaló: 

“Eso no es inusual. Los estudiantes especiales que tienen buenas razones para hacerlo, pueden tener un horario ajustado. De la misma manera que ayudamos a los estudiantes que participan en los mejores deportes”. Además, agrega que Laurent es un niño “simplemente extraordinario. No solo es hiperinteligente, sino también un niño muy comprensivo”.

Por su parte, los padres de Laurent, Lydia y Alexander Simons declararon a CNN que aún no logran entender cómo su hijo puede haber llegado a convertirse en un genio. De acuerdo a ella: “Comí mucho pescado durante el embarazo”, explicó entre risas.

Sin embargo, sus padres entienden que sigue siendo un niño y por eso procuran que también juegue y se divierta. “No queremos que se ponga demasiado serio. Hace lo que le gusta. Necesitamos encontrar un equilibrio entre ser un niño y sus talentos”, dijo Alexander.

Laurent dice que quiere estudiar medicina después de graduarse, y comenzar a trabajar en el desarrollo y creación de órganos artificiales. Esto es porque los abuelos con los que creció -quienes desde un inició mencionaron a sus padres lo especial que era Laurent- padecen afecciones cardíacas, por esta razón quiere ayudar a personas que también sufran de estas dolencias.

Con información de: La Vanguardia | Periodismo | Perfil / Foto: Shutterstock

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia