La masturbación y sus beneficios para la salud

La masturbación y sus beneficios para la salud

La masturbación es una práctica muy debatida, que a lo largo de los años ha tenido muchos mitos sobre sus repercusiones en las personas; pero la realidad es que este acto tiene una serie de aspectos de impacto positivo para la salud. ¡Descubre 5 beneficios de la masturbación!

¿Alguna vez te has preguntado si la masturbación es buena para nuestra salud? Pues ¡te contamos algunos de sus beneficios!

Mejora la relación en pareja

La masturbación tiene sus beneficios… La autoexploración permite conocer más sobre las preferencias y sensaciones que más le gustan a cada persona; saber sobre los estímulos y sobre tu propio cuerpo permite que la interacción en la pareja sea mucho mejor para ambos.

Además, la masturbación ayuda a que los hombres puedan mejorar su desempeño sexual, y también facilita la llegada al orgasmo de parte de la mujer.

Reduce los dolores menstruales

Gracias a todas las sustancias químicas que se producen durante el orgasmo, la masturbación puede servir de calmante ante la inflamación y dolores premenstruales. El mismo efecto se presenta con la masturbación durante el período.

En el caso de las mujeres que ya hayan pasado por la menopausia, la masturbación ayuda a evitar la resequedad en la zona, ya que favorece la lubricación en el tejido vaginal.

Reduce el riesgo de cáncer de próstata

Según un estudio de Harvard realizado en el 2004, el riesgo de desarrollar cáncer de próstata se reduce hasta en una tercera parte en los hombres que eyaculan más de 21 veces por mes. En el 2016 ese mismo estudio que mantuvo un seguimiento de los pacientes concluyó que los hombres que eyaculan 8 a 12 veces en un mes reducen su riesgo a contraer este tipo de cáncer hasta en un 10%.

El estudio concluyó que la frecuencia es un factor determinante en la reducción de riesgo de cáncer debido a la masturbación.

Ayuda en la conciliación del sueño

La masturbación produce cambios que facilitan la conciliación del sueño, pero en mayor medida en los hombres. Después del orgasmo la sensación del deseo sexual se desaparece momentáneamente, sobre todo en el género masculino. Esto libera serotonina, que permite una relajación mayor; además, durante el clímax se liberan oxitocina y vasopresina, junto con melatonina, hormonas que regulan el reloj del sueño corporal.

También con la baja de dopamina y aumento de prolactina se genera una sensación de somnolencia después del orgasmo.

Fortalece el sistema inmune

La masturbación aumenta los niveles de cortisol en el organismo, que ayuda a regular y fortalecer el sistema inmune en pequeña medida. En los hombres se aumentan los anticuerpos y niveles de glóbulos blancos con el orgasmo.

En las mujeres previene en gran medida infecciones urinarias, esto gracias a la apertura del cuello uterino producida por la excitación.

Con información de: BBC / Muy Interesante / Clarín / GQ / JamaNetwork (en inglés)

  • Me encanta 10
  • Me divierte 5
  • Me asombra 11
  • Me entristece 4
  • Me enoja 2



Es tendencia