Los Cien Días: el regreso de Napoleón Bonaparte y su derrota en Waterloo

Los Cien Días: el regreso de Napoleón Bonaparte y su derrota en Waterloo

El evento conocido como los Cien Días fue uno de los períodos más sangrientos de la historia que marcó el regreso de Napoleón Bonaparte a Francia y su posterior derrota en Waterloo; sin embargo, el día de la batalla hubo situaciones específicas y extrañas que contribuyeron a que el emperador fuera vencido definitivamente…

Después de abdicar, Napoleón Bonaparte es retirado a la isla de Elba en 1814, donde pasaría 11 meses en el exilio. Todo esto mientras Francia había regresado al mismo sistema monárquico del que se deshizo en la Revolución Francesa, así que evidentemente el pueblo galo no estaba muy contento con esta movida política.

Esto influyó en que Napoleón planificara su triunfal regreso a París, pero esta vez él estaba técnicamente solo, algo que –contra todo pronóstico- cambió cuando finalmente Napoleón llegó…

Apenas el líder tocó suelo francés, rumbo a la capital, fue ganando la aclamación y el apoyo del pueblo, así que más y más personas se fueron uniendo a la campaña junto con él, algo que aumentaba masivamente con cada región que Napoleón visitaba.

Pero los grandes reinos y potencias de la época, como Reino Unido, Rusia, Prusia, y varios de los Estados Alemanes, entre otros, declaran en el Congreso de Viena que el emperador estaba fuera de la ley.

Pintura de Napoleón Bonaparte – Imagen: Wikimedia.-

El 20 de marzo de 1815, Napoleón llega a París, ciudad de donde acababa de huir el rey Luis XVIII. Es aquí cuando comienza el período de batalla que se extendería por varios meses; no obstante, a pesar del apoyo masivo que aparentemente tenía en Francia, los historiadores mencionan que ya Napoleón estaba bastante mayor y carecía de la fuerza y estrategia que lo habían caracterizado en sus años de gloria.

Por otro lado, la “séptima coalición”, unión que se da para poder derrotar definitivamente a Napoleón era un enorme grupo de potencias lideradas por Arthur Wellesley (duque de Wellington). Este conjunto de reinos gozaba de mejores condiciones superando en miles a los combatientes de Napoleón, haciendo una enorme contraparte.

Sin embargo, algunos historiadores creen que la verdadera razón de su derrota se debió a una condición específica y no a las cifras de soldados. Ciertos expertos piensan que la verdadera derrota de Napoleón, ocurrió debido a las hemorroides que secretamente padecía

Arthur Wellesley junto con las tropas británicas en la batalla – Imagen: Wikimedia.-

Batalla de Waterloo

Los “biohistoriadores” como los llama la BBC, alegan que Napoleón sufrió de hemorroides por un largo período de su vida. Se piensa que la noche anterior el emperador francés no pudo conciliar el sueño, y que justo el día de la batalla tenía un severo caso de hemorroides, lo que lógicamente dificultó tanto su desempeño al combatir como sus capacidades mentales para comandar. Siendo más específicos, hasta montar a caballo era una tarea sumamente complicada y dolorosa para el líder francés.

Finalmente, el lluvioso 18 de junio de 1815 ocurre la famosa batalla de Waterloo, pero lo que quizás no sabías es que en realidad no aconteció en esta ciudad, sino en sus cercanías, en la localidad de Braine-l’Alleud et Plancenoit a unos cuantos kilómetros. De hecho, se dice que Napoleón nunca puso “ni un pie” en Waterloo, pero que aun así, debido a cómo se ha contado la historia, esta ciudad representó su derrota definitiva.

‘La batalla de Waterloo’ de William Sadler – Imagen: Wikimedia.-

Curiosidades de la batalla

El 18 de junio de 1815 fue un día bastante extraño por una cantidad de peculiaridades en el campo de batalla…

Primero, aunque había clima de lluvia, los paraguas estaban prohibidos para las tropas.

Segundo, no había ni un solo periodista que cubriese el histórico suceso, porque en la época los diarios no enviaban emisarios para cubrir las batallas.  

Tercero, aunque la coalición liderada por el duque de Wellington fue la que se hizo con la victoria, la historia recuerda que el noble odiaba a las tropas y militares, llamándolos “escorias de la tierra”, escorias a las cuales lideró e hizo ganar en batalla.

Cuarto, finalmente Napoleón fue vencido, y supuestamente, según los biohistoriadores y escritores como Arno Karlen, fue debido a su caso de hemorroides.

Quinto y último, si bien no hubo presencia de la prensa, al día siguiente el lugar se llenó de turistas, todo con el fin de visitar donde tuvo lugar la batalla del siglo.

En cuanto a Napoleón Bonaparte, después de la batalla, se retiró a la isla de Santa Helena el 26 de julio de 1815, hasta su fallecimiento seis años después.

¿Batalla de Waterloo” o “batalla de Braine-l’Alleud et Plancenoit”?

Ahora, ¿por qué se llama la “batalla de Waterloo” y no la “batalla de Braine-l’Alleud et Plancenoit”? Pues fue en Waterloo (actualmente en Bélgica) donde el duque de Wellington realizó el informe de la batalla, pero los historiadores consideran esto como “una piedra en el zapato”, debido a que Waterloo se llevó toda la gloria que le correspondía a otra ciudad.

Pintura de sir William Quiller Orchardson donde podemos apreciar a Napoleón Bonaparte en el barco mientras se aleja, derrotado, de Francia – Imagen: Wikimedia.-

En cuanto a cifras, este período conocido como los Cien Días terminó oficialmente el 28 de junio de 1815, tras 111 días. El período dejó más de 240 mil muertos, para así convertirse tanto la batalla de Waterloo junto con el resto de enfrentamientos, en uno de los períodos más sangrientos de la historia…

Con información de BBC / Muy Historia / Wikipedia

  • Me encanta 0
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia