Menú
La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo, los primeros emperadores incas

La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo, los primeros emperadores incas

La civilización inca abarcó un legendario y grandioso imperio que comprendía desde Argentina hasta Colombia, un reinado que duró varios siglos hasta la conquista española… ¿Alguna vez te has preguntado cómo comenzó este legado? ¡Conoce la leyenda inca de Manco Cápac y Mama Ocllo!

Hijos de los dioses

Todo comienza, según algunas versiones, con Inti, quien era la personificación divina del mismísimo sol. Este dios estaba preocupado debido al estado de salvajismo en que vivían los humanos, así que, junto con su hermana y esposa Mama Quilla, engendran descendientes con el fin de que gobiernen sobre los humanos en estado de anarquía.

Algunas leyendas sostienen que nacen ochos hijos desde una cueva, cuatro niños y cuatro niñas (en este relato descienden del dios Viracocha y no de Inti), pero la historia más popular cuenta como Inti y Mama Quilla, hacen nacer a sus dos únicos descendientes desde las espumas del lago Titicaca, hijos que llevarían como nombre Manco Cápac y Mama Ocllo.

Manco Cápac

En las versiones donde Manco Cápac tiene otros hermanos, se cuenta que el resto decide irse hacia otros lugares o en su defecto, que él los asesina; pero, el hecho es que él emprende un duro viaje, mientras lidera al clan ayllu, con el fin de buscar el lugar donde se establecerían los cimientos de una futura civilización.

La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo, los primeros emperadores incas
Representación de Manco Cápac – Imagen: Wikimedia.-

¿Cómo descubrirían cuál era el lugar más apropiado? Pues, para saber cuál era el sitio adecuado, Manco Cápac llevaba consigo un báculo de oro, el cual solo se hundiría en la tierra si ese era el lugar escogido.

Tras muchos intentos, finalmente el báculo dorado se hundió en un determinado lugar, Cusco, la ciudad que se convertiría en la capital del Imperio inca. Es aquí donde este hombre, descendiente del mismo sol, crea la ciudad en este territorio y se convierte en el regente de estos pueblos que vivían sin ley, para fundarse así el Tahuantinsuyo, el Imperio incaico.

Volviendo a nuestra otra protagonista, aludiendo al famoso dicho, detrás de cada gran hombre hay una gran mujer, Manco Cápac también necesitaba perpetuar su legado, pues termina casándose con Mama Ocllo, su hermana, con el fin de mantener esa estirpe divina de ellos, quienes eran hijos de un dios.

No obstante, Mama Ocllo, a quien podríamos llamar la primera emperatriz inca, también desarrolló una característica importancia mitológica…

Mama Ocllo

Las historias sobre el origen de Mama Ocllo son igual de variadas que las de Manco Cápac, pues en algunas versiones es hija de Inti y en otras desciende de Viracocha, pero el hecho es que en todas las historias es la hermana mayor de su futuro esposo, y que ambos nacen no solo con el fin de gobernar a los incas, sino de ayudar a expandir sus conocimientos y convertirlos en la gran civilización que alguna vez fue.

La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo, los primeros emperadores incas
Representación de Mama Ocllo – Imagen: Wikimedia.-

Además, en la legendaria travesía que emprende Manco Cápac liderando a los ayllus, él siempre estuvo acompañado por ella, así que su papel en la fundación del Imperio incaico es igual de relevante que el de su marido.

Sin embargo, incluso podríamos considerar que Mama Ocllo se convirtió en algo más que una heroína mítica para los incas…

Mama Ocllo no solo fue vista como la primera “coya” (esposa principal del emperador) del Tahuantinsuyo, sino que además fue adorada como una diosa madre y como una deidad de la fertilidad.

De la unión entre los dos hermanos de estirpe solar nació Sinchi Roca, quien también se convertiría en el Sapa Inca (emperador), comenzando así una legendaria familia divina que se mantuvo por varios siglos gobernando parte de la futura Sudamérica, legado que se extinguió en 1572 con el derrocamiento y asesinato de Túpac Amaru.

¿Existieron Manco Cápac y Mama Ocllo?

La leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo, los primeros emperadores incas
El lago Suchez, afluente del lago Titicaca, con las cumbres nevadas al fondo – Imagen: Wikimedia.-

Debido a la cantidad de variaciones en cuanto a la leyenda, no se sabe con exactitud si estos dos personajes existieron, pues además del supuesto carácter histórico que connota Manco Cápac, por ser el primer emperador inca, él también se convirtió en un popular héroe mítico en los cuentos populares de esta civilización.

Algunos historiadores consideran que su historia es solo un mito, mientras otros mantienen que Manco Cápac efectivamente existió, alegando que su padre era un hombre llamado Apu Tambo, y no Inti o Viracocha.

También es importante destacar que cuando el Sapa Inca moría, sus restos eran momificados, pero los que aparentemente pertenecieron a Manco Cápac, fueron destruidos.

De igual forma, cuando se realizaron estudios genéticos a las actuales poblaciones que descienden de los incas, se comprobó que efectivamente venían de las zonas aledañas al lago Titicaca, tal como dice el mito.

Manco Cápac en compañía de Mama Ocllo .-

Actualmente es imposible de comprobar si la leyenda de Manco Cápac y Mama Ocllo es real, pero al final del día eso no cambia mucho la historia: ellos siempre serán recordados como los primeros emperadores y también los fundadores del extinto pero legendario imperio inca…

Con información de RPP Noticias / Biografía y vidas / Wikipedia / Imagen: Wikimedia


Lo que más gusta

Lo más destacado