La estrepitosa vida de María I de Escocia, la reina desdichada

La estrepitosa vida de María I de Escocia, la reina desdichada

Luego de una investigación de muchos años que indicaba su traición a la reina Isabel I, María Estuardo murió de un hachazo en la cabeza. Aquel ordinario fallecimiento fue solo un episodio triste de sus 44 complicados años de vida, cuando pasó de ser reina a prisionera, y de viuda a huérfana…

El ambiente en Europa por el siglo XVI no era muy agradable: los católicos y los protestantes comenzaban a generar agites en las puertas de los palacios reales, ya que la monarquía se sostenía, y actualmente se sigue sosteniendo, en férreos principios de religiosidad; sin tomar en cuenta las constantes guerras y los conflictos territoriales que sacudían al pueblo cada cierto tiempo.

María de Guisa (1515 – 1560) fue una mujer activa en la política. Ejerció, en medio de turbulencias, como reina regente de Escocia mientras su hija, María I, se encontraba recibiendo educación en Francia – Imagen: Wikimedia.-

En Escocia, Jacobo V contrajo matrimonio por segunda vez con María de Guisa, una joven de la realeza francesa, en 1538. Sin embargo, el rey de Escocia tuvo numerosas amantes y unos cuantos hijos ilegítimos. De su unión con María, más simbólica que otra cosa, surgieron tres niños, de los cuales solo sobrevivió María I (1542), que luego se haría conocida con el apellido Estuardo (Stewart en inglés).

Con menos de una semana de nacida, Jacobo V fallece y ella se vuelve oficialmente la Reina de Escocia, al ser la única hija legítima del rey. La curiosa situación dejó al país en un gobierno regente, que fue encabezado por su madre. Su vida había sido organizada antes de que ella pudiese tener conciencia: un tratado hecho por el rey Enrique VII de Inglaterra, que con los años fue deshecho, disponía que la bebé debía casarse con el hijo heredero Eduardo VI, en aras de unir a Escocia con el territorio inglés.

María de Guisa y su personal de confianza, preocupados por la seguridad de la pequeña, la enviaron a Francia, el país que, casualmente, se hallaba en constante disputa con Inglaterra.

María Estuardo: reina de varios territorios

La responsabilidad de María en su país de origen fue prácticamente pasada por alto en su estancia en Francia, cuyos años fueron los más pacíficos de su vida. La niña dedicó su niñez y parte de su adolescencia a dotarse de conocimientos humanísticos, hasta que tuvo suficiente edad para casarse con Francisco II, en 1558, aunque ya su madre había acordado el matrimonio años atrás. Francisco cambió su estatus de príncipe a rey en 1559 cuando su padre, el rey Enrique II, falleció producto de un accidente jugando en un torneo de lanzas. Tenía 15 años cuando se convirtió en el monarca oficial de Francia por herencia.

Estuardo y Francisco II – Imagen: Wikimedia.-

La joven pareja no tuvo mucho tiempo de matrimonio, porque Francisco II falleció de una infección en el oído, luego de 17 meses reinando y con 16 años de edad.

Ante la muerte de su marido, María I retornó a su Escocia natal, país que también se hallaba sufriendo la muerte de su madre, la reina regente durante su ausencia, María de Guisa. Con suficientes años para reinar y dos lutos a cuesta, la joven de 18 años se enfrentó a la tarea que su adolescente marido no había conseguido en Francia: tratar de calmar las aguas entre los protestantes y los católicos.

El trono inglés

Una situación compleja se armó entre Inglaterra y Escocia, con la llegada de María Estuardo a un poder que desconocía. En Inglaterra, Isabel I se había coronado reina ante la muerte de su hermana, apodada “María la Sanguinaria”. Según tratados hechos por Enrique VIII y Margarita Tudor (abuela de María I),  María Estuardo debía volverse reina de Inglaterra si la recién establecida reina Isabel I se ausentaba.

Aquellos derechos generaron roce entre las reinas, que, según narra la historia universal, se consideraban amenazas, aunque se suela hacer más hincapié en el rencor de la jefa inglesa.

María Stewart se casa nuevamente con un primo lejano, Enrique Estuardo, apodado Lord Darnley, en un arreglo reconocido como forzado y apresurado. En todo caso, se interpreta que la mandataria sentía el peso de darle a su nombre un heredero. El apuesto Lord Darnley era conocido por ser un hombre de personalidad presumida e insoportable, con quien la reina nunca se llevó del todo bien. 

Lord Darnley y María Estuardo – Imagen: Wikimedia.-

La jefa de Escocia, quien se había aliado del lado protestante y había logrado generar cierta paz, sacudió la opinión pública al contraer matrimonio con un hombre de fe católica. Los rumores de que María había comenzado un romance con David Riccio, uno de sus hombres de confianza, propiciaron su asesinato mientras ella, su marido y su séquito fueron asaltados en el Palacio de Hollyrodhouse. María y el rey consorte quedaron atrapados, pero lograron escapar hacia la costa. María Estuardo tenía cinco meses de embarazo.

María I retornó a Escocia y dio a luz a su único hijo, Jacobo, en medio de unos nuevos rumores que la vinculaban con el conde de Bothwell, James Hepburn. Lord Darnley aparece muerto en un patio en 1567, con claros signos de estrangulamiento. Algunas teorías exponen que su esposa conspiró en su contra, si bien no hay pruebas consistentes que lo afirmen. 

Huida final y muerte de María Estuardo

Ante la muerte de su segundo marido, la reina no se mostró muy dramática. En cambio, se casa bajo fe protestante con Hepburn en 1567, con el fin de encontrar estabilidad amorosa o ayuda para gobernar a una Escocia desequilibrada y violenta, o ambas cosas. Sus esfuerzos dieron pocos, por no decir ningún buen resultado: los católicos cada vez se hallaban más descontentos.

Con menos de 30 años, la reina se entregó como prisionera. Su hijo Jacobo quedó como rey heredero, supervisado por Jacobo Estuardo, conde de Moray, que era su hermano por parte de padre (engendrado fuera del matrimonio).

Los pocos simpatizantes que tenía reunieron un ejército para pelear a su favor en la batalla de Langside, la cual perdieron. Sin más opciones, María pide ayuda a Isabel, su odiada prima y reina de Inglaterra, en busca de un desesperado auxilio. Fue vacilada de prisión en prisión por 18 años, hasta que fue ejecutada en 1587, a los 44 años. El cargo que se le imputó fue traición, por tener conocimiento de unas cartas que contenían planes de atentados contra Isabel I.

Isabel I, “la reina virgen”, pudo haber sido prima o tía de María I – Imagen: Wikimedia.-

En la cultura popular

María I de Escocia personificó una especie de tragedia griega, que inspiró a distintos artistas con el pasar de los años. Algunas de las obras son:

  • La ópera María Estuardo (1835), de Gaetano Donizetti
  • El libro de poemas Bittersweet within My Heart: The Love Poems of Mary, Queen of Scots María I de Escocia (1992), de Robin Bell
  • La obra de teatro Mary Stuart (1800), de Friedrich Schiller
  • El libro biográfico María Estuardo (1934), de Stefan Zweig
La película ‘Mary Queen of Scots’ (2018), dirigida por Josie Rourke y protagonizada por Saoirse Ronan y Margot Robbie (como María I y la reina Isabel I). La cinta está basada en el libro ‘Queen of Scots: The True Life of Mary Stuart’ (2005) de John Guy.

En contra de la mayoría de las versiones artísticas, Isabel I y María Estuardo nunca se vieron en persona.

Con información de Wikipedia / National Geographic / La Vanguardia / Youtube

Imagen portada: Wikipedia

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 0
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia