La curiosa historia detrás de El Grito de Munch

La curiosa historia detrás de El Grito de Munch

El arte genera sensaciones diferentes en cada persona: admiración, rechazo, paz, alegría o tristeza, pero nunca indiferencia. Detrás de cada obra existe una historia; una pintura es mucho más que formas y colores sobre un lienzo.

Dentro de las más emblemáticas se tejen teorías que, muchas veces, aún muchos siglos después, no llegan a constatarse. Para conocer los detalles detrás de las más famosas obras de arte, se propone aquí un recorrido por los orígenes de obras de arte tan importantes y emblemáticas como El Guernica, La Última Cena, La Creación de Adán, Las Meninas, La Maja Desnuda, El Jardín de las Delicias, La tentación de San Antonio, entre otras.

Hoy conoceremos la interesante historia detrás de El Grito de Edvard Munch.

Existen cuatro versiones de esta obra del noruego Edvard Munch, aunque la más famosa es la expuesta en la Galería Nacional de Noruega, de 1893. Según se supo más tarde, el artista realizó la pintura tras un desastre natural, cuando erupciones volcánicas en Indonesia arrasaron con todo.

Entre 1883 y 1884 la Isla de Krakatoa fue sepultada por la lava. Años más tarde, Munch explicó: “Caminaba por un sendero con un par de amigos. De repente todo cobró un intenso color rojizo como si enormes lenguas de sangre surgieran del azul del cielo”. Y agregó: “Mis amigos no se impresionaron pero yo fui presa de un temblor incontrolable al tiempo que sentí un intenso grito que atravesaba toda la naturaleza obligándome a tapar mis oídos con las manos”.

Con información de: ehow

  • Me encanta5
  • Me divierte0
  • Me asombra2
  • Me entristece0
  • Me enoja4



Es tendencia