La boda de Zeus y Hera, la noche de los 300 años

La boda de Zeus y Hera, la noche de los 300 años

En la mitología griega, es sabido que Zeus posee una función erótica exaltada. Gozó de muchas amantes, pero solo una mujer fue su esposa, la diosa -y su hermana- Hera.

Los rechazos de Hera 

Desde que Zeus derrotó a su padre Cronos en la Titanomaquia, el dios del rayo tuvo un despertar sexual que lo llevó a tener un sinfín de amantes y aventuras, no obstante, al final se enamoró de su hermana y diosa del matrimonio, Hera

Pese a los constantes cortejos de Zeus, Hera nunca cayó en ellos. La diosa estaba consciente de la vida sexual y romántica de su hermano, por lo que nunca estuvo dispuesta a casarse con él. Lo rechazó en todas las oportunidades que pudo. 

Zeus supo que no había forma honesta de casarse con su hermana y recurrió a sus conocidas artimañas. Un día, un pájaro afectado por la lluvia se le apareció a Hera, quien lo arropó bajo sus senos para calentarlo. El ave se convirtió en Zeus y violó a la diosa. Hera se sintió avergonzada y humillada por el hecho. En su búsqueda de mantener las apariencias y por el miedo de lo que podrían decir el resto de los dioses, se vio en la obligación de aceptar la petición de su hermano y casarse con él.  

La gran boda 

La unión entre los dioses fue el evento más grande e imponente del Olimpo. Todos los dioses acudieron a la celebración y cada uno llevó impresionantes regalos. Destaca el árbol con las manzanas doradas que fue plantado en el Jardín de las Hespérides y que fue custodiado por el dragón Ladón

Los novios arribaron en una carroza y fueron dirigidos por Eos. Las tres Parcas se encargaron de dirigir la ceremonia. La celebración fue descrita como la más grandiosa y magnífica de todos los tiempos

Una vez concluida la fiesta, la pareja tuvo su noche de bodas y luna de miel. Duraron 300 años celebrando su unión. En ese tiempo, Hera reconoció el intelecto e ingenio de su hermano, y si bien estuvo avergonzada por el método de conseguir las cosas, aceptó su matrimonio. 

Los hermanos conocieron cada detalle del otro en esos 300 años. Además, engendraron a Ares, Enyo, Hebe, Ilitía y Hefesto

Luego de la celebración, el matrimonio de Zeus y Hera fue tortuoso. El dios del rayo había prometido ser fiel, cosa que nunca cumplió. La diosa se convirtió en un ser lleno de celos y muy vengativa. Siempre aunaron los problemas y hay infinidad de mitos que lo avalan, pero ante el resto de los dioses siempre fueron la pareja perfecta. 

Con información de Mitos Griegos / La Vanguardia / Portal Mitología / Foto: Wikimedia

  • Me encanta 1
  • Me divierte 0
  • Me asombra 2
  • Me entristece 0
  • Me enoja 0



Es tendencia