John William Waterhouse, el artista que pintaba leyendas mitológicas

John William Waterhouse, el artista que pintaba leyendas mitológicas

John William Waterhouse (1849-1917)  fue un pintor británico-italiano conocido por darle vida a los protagonistas de los más famosos cuentos literarios, leyendas y mitos.

Sus padres –ambos de origen británico- eran pintores y antes del nacimiento de John se mudaron a Italia para buscar mejores oportunidades laborales. Poco después volvieron a Inglaterra donde el artista trabajaba ayudando a su papá en el estudio de arte.

En 1870 ingresó en la Royal Academy School de Londres, al terminar se convirtió en un miembro oficial de la academia y se dedicó a enseñar arte. Luego, a los 28 años decidió viajar por el mundo para buscar inspiración artística, el lugar que más lo influenció fue Italia.

Tuvo un estilo muy definido que se mantuvo prácticamente inalterable, lo único que variaba eran las temáticas. Se inspiraba en las leyendas mitológicas, poemas e historias de amor.

Trabajó de la mano con poetas ingleses como Keats y Tennynson, hizo alrededor de 200 pinturas con tópicos mitológicos y fue uno de los pocos artistas que pudo vivir del fruto de la venta de sus obras de arte.

 

Aquí tienes algunos de sus trabajos y las historias en las que están inspirados:

“La Dama de Shalott” (1888):

Es una de las obras más conocidas del pintor y está basada en un poema de Tennynson. Cuenta la historia de una hermosa chica que fue encerrada en una torre sin contacto con nadie, tenía una maldición que le prohibía ver hacia el Camelot (la fortaleza del Rey Artuto) si lo hacía moriría de forma terrible. Su única distracción era tejer y ver su ventana a través del espejo. Una vez vió a Lancelot (uno de los caballeros de la mesa redonda) y se enamoró.

En ese momento olvidó la maldición y miró por la ventana, en ese momento se desató una terrible tormenta y ella, decidida a encontrar a su amor, bajó temiendo su muerte y se montó en una balsa, en la que al poco tiempo murió cantando una de sus canciones.

Puedes leer el poema original aquí

 

“Eco y Narciso” (1903):

Eco es una hermosa ninfa del bosque, que según cuenta la leyenda, la diosa Hera la había castigado con una maldición que le prohibía hablar. Estaba condenada a repetir siempre la última palabra de su interlocutor (de ahí viene el nombre del fenómeno Eco.)

Eco se enamoró de Narciso una vez que lo vio en el bosque, el hombre vanidoso le habló con prepotencia y le pidió que se mostrara, pero Eco era incapaz de establecer una conversación por la maldición.  Desde ese momento entró en una profunda depresión, se encerró en una cueva y sólo quedo su voz.

En cuanto a Narciso, una vez en el bosque, se acercó al arroyo y se enamoró perdidamente de su reflejo, era incapaz de dejar de mirarlo y como no podía tocarlo entró en desesperación. Algunos dicen que se suicidó y que en el lugar donde yació su cuerpo, nació una hermosa flor: Un narciso.

Hylas y las ninfas (1896)

Hylas era un joven muy hermoso, era hijo del rey Tiodamante y conocido por su fuerza, valentía y amable carácter. Un día estaba paseando por el bosque, y descubrió un grupo de ninfas bañándose desnudas en un arroyo, cegado por la belleza, decidió acercarse.

Las ninfas enamoradas de su belleza decidieron raptarlo y desvanecieron su cuerpo. Nadie sabe que sucedió con él.

Otras obras de Waterhouse:

Pandora (1896)

Sueño y su medio hermano Muere (1874)

Consultando el oráculo (fecha indefinida)

Por Mary Villarroel Sneshko | @Vivodesorpresas  | Culturizando

Con información de: John William Waterhouse / Harald / mitos y Leyendas

  • Me encanta2
  • Me divierte0
  • Me asombra0
  • Me entristece1
  • Me enoja0



Es tendencia