¿Googlear puede atrofiarnos la mente?

Es tendencia