¿Existe la sincronización menstrual?

¿Existe la sincronización menstrual?

Existe un mito basado en estudios científicos acerca de la sincronización menstrual y hormonal de las mujeres que conviven juntas o pasan mucho tiempo juntas. Este mito afirma que los ciclos menstruales se regulan al punto que aparecen y desaparecen al mismo tiempo o con pocos días de diferencia.

Esto comienza bajo el estudio científico de la doctora estadounidense Martha McClintock, de la Universidad de Chicago y fundadora del Institute for Mind and Biology. En 1971,  la doctora saco a la luz un artículo en la prestigiosa revista Nature en él hablaba, por primera vez, de sincronización menstrual. De cómo poco a poco los ciclos de las mujeres que conviven o pasan largas temporadas juntas tienden a converger y hasta a coincidir.

McClintock centró su estudio en una residencia universitaria entre 135 estudiantes, y confirmó sus sospechas: los ciclos se sincronizaban durante los primeros tres meses. Después del cuarto, las chicas que compartían habitación menstruaban los mismos días. La doctora tenía unos resultados contundentes, pero tardó 27 años en hallar la causa, el origen de este fenómeno inexplicable fueron las feromonas.

Las feromonas son unas sustancias químicas estrechamente relacionadas con la sexualidad y la reproducción. La tesis de McClintock afirmaba que las feromonas presentes en la orina y el sudor de las axilas de unas mujeres inciden sobre la hormona leutinizante (LH) de otras, acortando o alargando el ciclo ovulatorio.

Se le llamó Efecto McClintock o Regulación Social de la Ovulación, y en seguida decenas de científicos señalaron que el estudio presentaba múltiples errores metodológicos y prácticos. Muchos investigadores trataron de reproducir sus resultados en personas, ratas, hamsters y chimpancés. El resultado global de ellos es francamente controvertido. Alrededor de la mitad de los estudios rechazan la hipótesis de la sincronización menstrual mientras que la otra mitad muestra resultados a favor. El problema es que muchos de estos últimos fueron criticados por tener un pobre diseño experimental o análisis estadístico.

En 2006 se publicó un estudio en la revista Human Nature que era el más duradero realizado hasta la fecha investigando este fenómeno.  Se siguió durante un año a 186 estudiantes chinas viviendo en dormitorios. ¿Los resultados? No se observó ninguna evidencia de sincronización menstrual.

Hoy en día no existen resultados 100% convincentes y el resultado de las investigaciones sigue siendo controversial y no ha podido quedar claro. Por lo tanto se sigue creyendo que es un mito y que los casos de sincronización son mera coincidencia.

Por María Gabriela Roa | @gabyroab | culturizando

Con información de: Medtempus.com| Bbc.com | Playgroundmag.net


  • Me encanta
    0

  • Me divierte
    0

  • Me asombra
    0

  • Me entristece
    0

  • Me enoja
    0



Es tendencia